Los Buitres, o la muerte de los amantes, un delicioso acierto de Carles Harillo Magnet

Los Buitres, o la muerte de los amantes, un delicioso acierto de Carles Harillo Magnet

Los Buitres, es un delicioso cuento cruel, situado en un tiempo que el autor deja al antojo del espectador, pero con un camino de migas bien marcado que nos lleva al teatro nórdico o a la literatura rusa.

De entrada Carles Harillo Magnet, nos presenta a una pareja regia y decadente, cenando. Su conversación es puro protocolo, de pronto entra una sirvienta y dice que se despide, pero antes pide que le paguen todo lo que le deben, y le devuelvan sus ahorros. Ahí saldrá la soberbia de la pareja, que no es mas que el estigma de una clase, que creía y cree, que servirlos no era un trabajo, sino un honor. Con la salida de la doncella, el cuadro toma un matiz aún mas desolador, la decadencia y la pobreza hacen una pareja muy fea.

CN94tXPWsAAQbTkSin su única servidora, se ven acorralados, solos y condenados a entenderse o a matarse. Su relación es tan cruel como tremenda, pero no se puede acusar a Harillo Magnet de que deforme una realidad, solo pone bajo la lupa a dos personajes que a poco sinceros que seamos con nosotros mismos, no nos puede sonar tan ajenos, la mentira y la simulación es manera de cambio en muchas parejas una vez que han superado la etapa llamada amor.

A la pareja se le unirá un cuarto personaje que viene del exterior y del pasado, un personaje que podría ser un soplo de aire fresco en el asfixiante estado en que viven, pero los tres guardan secretos, y los tres en el pasado jugaron con cartas marcadas.

Lo que pudo ser un soplo de aire fresco, resultó ser una bocanada de humo denso, que dificulta aún más la maltrecha situación de la pareja. Se ha nombrado lo innombrable, se han atacado con sorna y saña, pero se vuelve a repetir el rito de cuando se fue la sirvienta y la pareja se ve de nuevo sola. Condenados a soportar su endiablado desencuentro, porque la función guarda una sabia metáfora, que no es otra que el miedo que nos produce la soledad, y la soledad en estado puro es la muerte, en ese miedo se escuda el fingimiento y la manipulación al prójimo, para no quedarnos solos, mirar a nuestro interior y sentir vértigo.

Carles Harillo Magnet, ha escrito un texto con un humor negro, denso, jugoso, inmisericorde, esperpéntico, pero es un fiel calco de la realidad. Los diálogos están armados como dentelladas, para herir la dignidad y la autoestima del contario y colocarlo en una situación mas vulnerable. La pareja amaga, pero ni muerde ni mata, porque se necesitan para odiarse, que no es mas que otra forma de amor. Si se rompieran la cadena que los ata, la soldarían, como ocurre cuando regresa la sirvienta, al darse cuenta de que sus amos la humillan, pero el resto del mundo la ignora, y preferimos ser humillados a ser ignorados.

La puesta en escena de Lo Buitres es como una cubertería de lujo,  una joya cada pieza. El texto de Carles, es divertidamente incisivo, su puesta en escena impecable, los actores realizan un trabajo excelente. La pareja formada por Carmen Mayordomo y Mario Zorrilla es realmente imponente, y cuando se une Xabier Murua o Josi Cortés logran la alquimia precisa para que lo que pasa a un palmo de tus narices sea teatro.

cggdqqowyaa6v2b

Carmen Mayordomo, Mario Zorrilla y Xabier Murua, un trío de ases para «Los Buitres» de Carles Harillo Magnet

Sería injusto destacar el trabajo de uno de los actores, por encima del de otro, porque la grandeza de su interpretación, su generosidad, unida a la mano firme del director, hacen que lo grande o lo pequeño tenga su lugar, su importancia y su tiempo. Carmen Mayordomo, «La Mujer» demuestra una vez mas que es una actriz luminosa y camaleónica,. sin duda una de las mejores que pisa los escenario. Mario Zorrila «El Hombre», es un actor sólido, con un magnetismo poderoso, Xavier Murua, matiza y borda al «Amigo» deudor y acreedor al tiempo, y Josi Cortés, «La sirvienta», encarna en su punto un papel corto, pero imprescindible. Sin alguno de los intérpretes de Los Buitres, el resultado final no sería el mismo, y no lo seria tampoco, si no hubieran contado con el vestuario primoroso, y sin fisura, de Pier Paolo Alvaro, una ambientación tan bien recreada del mimo Pier Paolo, con el asesoramiento estético de  Roger Portal, y  la música precisa que ha compuesto para la función, y la cuidada ambientacion sonora de Boby Lauren.

Pocas veces se puede ver un trabajo tan cuidado, e insisto que el resultado de Los Buitres, es como una cubertería de lujo, y añado, que una joya insustituible cada pieza.

11226201_456852791131525_673729190230868941_o

Josi Cortés es la sirvienta un papel corto, pero importante en «Los Buitres», de Carles Harillo Magnet,

Título: Los Buitres, o la muerte de los amantes / Autor y director: Carles Harillo Magnet /Ayudante de dirección: Zolio Carrillo Herrero / Actores: Mario Zorrilla, Carmen Mayordomo, Xabier Murua y Josi Cortés / Vestuario y ambientación: Pier Paolo Alvaro / Asesoramiento estético de  Roger Portal / Ambientación sonora y música: Boby Lauren  / Jefe de producción: Gabriel Sánchez /  Producida por Ojos de Sapo / Producción ejecutiva de La Saraghina de Staker .

Pensión de Las Pulgas, Madrid, a partir del 14 de septiembre de 2015, lunes 14, 21 y martes 15 y 22 a las 21: 00 horas y miércoles 16, 23 y 30 – 22:00 horas

 A partir del 4 de abril de 2017, en cartel en la Sala Lola Membrives del Teatro Lara de Madrid

Autor

Luis Muñoz Díez
Desde que me puse delante de una cámara por primera vez a los dieciséis años, he fechado los años por películas. Simultáneamente, empecé a escribir de Cine en una revista entrañable: Cine asesor. He visto kilómetros de celuloide en casi todos los idiomas y he sido muy afortunado porque he podido tratar, trabajar y entrevistar a muchos de los que me han emocionado antes como espectador. He trabajado de actor, he escrito novelas, guiones, retratado a toda cara interesante que se me ha puesto a tiro… Hay gente que nace sabiendo y yo prefiero morir aprendiendo.

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *