LOQUILLO: 40 suma y sigue.

LOQUILLO: 40 suma y sigue.

Por NACHO CABANA

Loquillo cierra el próximo 14 de diciembre a las 21:30 en el Palau Sant Jordi de Barcelona los diez únicos conciertos programados para celebrar los cuarenta años transcurridos desde que se estrenó cantando en un cabaret de Las Ramblas. Un artista que, según confiesa él mismo en el reciente documental de Fernando Colomo sobre Burning Noches de Rock and roll, considera que al escenario no solo ha de subir un músico o un cantante sino un personaje. No concibe Loquillo a esas bandas que, vestidas de cualquier manera y sin actitud alguna, pretenden erigirse en estrellas del rock.

Algo que el de El Clot ha sabido hacer muy bien, cruzando la pose chulesca con la de un dandy. Aún recuerdo su aparición en el Joy Eslava de Madrid durante un concierto de Jaime Urrutia (otro que también lo tiene muy claro) cuando el intérprete de Cadillac solitario se plantó en plena canción del exlíder de Gabinete sentado en un taburete, se tomó un cubata, se fumó un cigarro… y se fue.

Confieso sin embargo que, de 1994 a 1998, odié a Loquillo. El responsable de ello fueron los discos La vida por delante (1994) y Con elegancia (1998) en los que cantaba las adaptaciones que Gabriel Sopeña había hecho de textos de Neruda, Octavio Paz, Pedro Salinas y otros clásicos. O dicho de otra forma, me puse de lado de Sabino Méndez, autor de las canciones que hicieron famoso al antiguo jugador de baloncesto en los 80 y fueron la banda sonora de mis primeros amores quinceañeros. Lp´s como Mis problemas con las mujeres(1987) o Morir en primavera(1988) -sobre todo este último- me enseñaron que existían álbumes sin una sola canción de relleno, y que  temas que hasta entonces me habían dado igual podían convertirse imprescindibles (La mala reputación) gracias a su interpretación.

Mi reconciliación completa con el Loco no se produjo hasta que en 2004 sacó Arte y ensayo y comenzó una cuesta arriba creativa con puntos álgidos como el imprescindible Balmoral (2008) o La nave de los locos (2012). En este periodo Loquillo se convirtió en lo que siempre quiso ser Miguel Ríos, el rockero español por excelencia, gracias a temas tan buenos como Memoria de jóvenes airados. Hasta le perdoné, cuando en 2011, regresó a las adaptaciones poéticas de Sopeña versionando a Luis Alberto de Cuenca en Su nombre era el de todas las mujeres.

Maestro en rentabilizar su repertorio (ha sacado cuatro discos en cuatro años y solo uno con canciones originales), a buen seguro contará el próximo día 14 de diciembre en el Palau Sant Jordi con un buen elenco de colaboradores que darán nuevo brío a sus canciones de siempre.

Allí estaremos.

Aparte del barcelonés, aún quedan por celebrar los siguientes conciertos de la gira:

1 de diciembre de 2018, 22:00. Zaragoza. Pabellón Príncipe Felipe.

7 de diciembre de 2018, 21:00. Las Palmas de Gran Canaria. Gran Canaria Arena

8 de diciembre de 2018, 21:00. Tenerife. Pabellón Santiago Martín (Mixto).

Más información aquí.

Autor

Nacho Cabana
Escritor y guionista profesional desde 1993. Ha trabajado en éxitos televisivos como COLEGIO MAYOR, MÉDICO DE FAMILIA, COMPAÑEROS, POLICÍAS EN EL CORAZÓN DE LA CALLE, SIMULADORES, SMS y así hasta sumar más de 300 guiones. Así mismo ha escrito los largometrajes de ficción NO DEBES ESTAR AQUÍ (2002) de Jacobo Rispa, y PROYECTO DOS (2008) de Guillermo Groizard. Ha dirigido y producido el documental TRES CAÍDAS / LOCO FIGHTERS (2006) presentado en los festivales de Sitges, DocumentaMadrid, Fantasia Montreal, Cancún y exhibido en la Casa de América de Madrid. Ganó el premio Ciudad de Irún de cuento en castellano en 1993 con LOS QUE COMEN SOPA, el mismo premio de novela en castellano en el año 2003 con MOMENTOS ROBADOS y el L´H Confidencial de novela negra en 2014 con LA CHICA QUE LLEVABA UNA PISTOLA EN EL TANGA publicada por Roca Editorial. Acaba de publicar en México su nueva novela VERANO DE KALASHNIKOVS (Harper Collins). Su nueva serie, MATADERO, este año en Antena 3 y Amazon Prime.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *