Lo mejor y lo peor de la música en 2013 (Part.I)

Lo mejor y lo peor de la música en 2013 (Part.I)

Empezamos con las despedidas tradicionalmente obligadas de un año que, como todos, nos ha dejado joyas y basura, alimentos frescos y caducos, sorpresas para bien y para mal, y un sin fin de comparaciones y propuestas que propios y extraños nos han ido brindado en forma de música: discos, giras, videoclips, iniciativas, nuevos locales, recopilatorios, uniones, lanzamientos… Es indudable que la maquina creativa sigue funcionando, no tanto la estructural.  Dentro de las muchas noticias recibidas este año también hay lugar para la vergüenza que la mayoría de dirigentes nuestros nos provocan, con sus leyes mal impuestas y su nula capacidad, o mejor dicho, su nulo interés para dar vida a la cultura y más concretamente, siendo el campo que nos ocupa, a la música. También hay buenas noticias y nuevas propuestas que surgen contrarias a todo este despropósito y otorgan cierta esperanza de futuro.

Personalmente he podido escuchar y ver a muchos grupos y solistas, también a currantes del oficio en paralelo, he estado entre el público y he tocado para él, he conocido bares, músicos consagrados, primerizos, anónimos y pretendientes, pero claro, como es comprensible, no tengo conocimiento de todos los que andan sueltos, ni por Madrid, ni por España, ni pese a la «fortuna» de nuestro tiempo, por el Mundo, así que la representatividad expuesta a continuación es cierto que se acota a mi experiencia. En todo caso muchos coincidiréis conmigo…

Como veis, de todo un poco en este resumen del panorama musical de 2013.

LO MEJOR

 «Robin Thicke y su bomba «Blurred Lines»

Comenzaremos con un vídeoclip genial, de Robin Thicke y sus colegas. La canción es «Blurred Lines» y está realmente bien, con una irreverencia disco y gotas de soul plastiquero que le dan un rollo muy molón y festivo, andante y juguetón, con el típico corte rapeado y un lugar para el falsete del protagonista, muy conseguido por cierto. Pero claro, además de que la fórmula musical es indiscutiblemente buena , todo el que vea el vídeo se da cuenta de que el éxito del conjunto reside en las tres mujeres que aparecen y desaparecen de plano una y otra vez, que se quedan fijamente mirando, desafiantes a la cámara, lobas, bailongas, dinámicas e irresistibles, sobre todo una, y creo que todos y todas sabemos a quién me refiero. ¡Madre mía! Esa mujer es demasiado… En definitiva el vídeo del año, e incluso y por extensión, la canción del año. Un acierto en toda regla con incluso dos versiones audiovisuales, aquí abajo la más arriesgada, viral y bonita…

http://vimeo.com/73327480  (si queréis mejor calidad de imagen)

El Drogas en solitario, baluarte de la poética y crítica rock

Ni Barricada ni Txarrena, es El Drogas, muy bien acompañado eso sí, pero el cartel es el cartel y personalmente me parece estupendo. El peso de este hombre es inigualable en la escena rock de este país, en cuanto a poética, intención, sonido y contenido y realmente gracias a dos atributos clave: su voz y su fraseo libre. El Drogas no posee ataduras, se la sudan las rimas innecesarias, va al núcleo de la historia que cuenta, de su significado, con un ritmo y una alegría un tanto siniestra de la que siempre se ha rodeado que terminan por resolver la ecuación de un estilo que funciona, el suyo. Su nuevo disco, Demasiado Tonto en la Corteza, es un triple álbum con canciones, en su primera fase, que miran directamente a la condición humana y su memoria, otras en la central, de crítica explícita hacia el gobierno, la casa real y el poder impuesto en su totalidad y la injusticia que provoca a nivel social, de sonido más punk, siendo la tercera parte de este nuevo trabajo más rockandrollera y clásica con la colaboración incluso de Carlos Tarque de M-Clan. Aquí un tema que deja claro lo podrido que está gobierno actual, del segundo bloque conceptual del que hablábamos, directamente contra Cospedal…

 

Cambalache y sus Matinés del Tentempié

Para mí una debilidad, un núcleo musical y creativo de primera con el todoterreno Ramón Monje Santillana al frente del negocio y la alegría. La taberna peregrina que todo amante de lo distinto busca, una maravilla. Allá por septiembre comenzó el proyecto de Las Matinés del Tentempié, una costumbre cada vez más de moda en la ciudad que este local lleva al extremo dada la confluencia de músicos por metro cuadrado en todas las fechas programadas hasta hoy, dándose el caso, más de una y dos veces de alargarse los conciertos, con idas y venidas de unos y otros hasta las diez horas de música en directo al más puro estilo boda gitana. Nombres de lo más variopinto en cuanto a estilos y conceptos, de la rumba al cantautor, rock, versiones, country, folk, vanguardia …, así hasta doce experiencias únicas y reconfortantes para el alma. En el Cambalache, para los de nuestra raza, como en casa.

Paul McCartney y su inagotable creatividad en New

Siempre he mirado a Paul-Ma desde una perspectiva distante, no me fío de él, aunque cada vez me fío más de su música. Él tiene pinta de frío y calculador, sus canciones no tanto, son de corte caliente, y en este New, lo siguen siendo, con excepciones robóticas y un tanto absurdas como «Appreciate» «Road», una especie de ejercicio estilístico para con los tiemposDa la sensación de que su capacidad para hacer temas perfectos es infinita, siempre con esa identidad heredada de cabeza Beatleniana como indiscutible seña, algo más marciano si cabe en este nuevo siglo, pero siempre innovador, rockandrollero y melódico. Un gustazo escuchar a uno de los maestros contemporáneos que también se sabe acompañar muy bien en sus vídeos…

 

MADKLYN, un nuevo lugar de culto en Malasaña

Ya era hora de vislumbrar una renovación de tinte rock en uno de los barrios por excelencia más vistosos, juerguistas y musicales de la capital y dejar de ver tanta magdalena de color, ropa usada y turistas de chueca. Vinculados al TupperWare, otro garito precursor pero de más edad que el MADKLYN, de apenas un año y pico de vida, Blanca del Amo & Cia abrieron las puertas de este local, cuyo nombre proviene de la mezcla entre Madrid y Brooklyn (el techo fue trasladado directamente desde N.Y.), con el propósito firme de dotar al barrio de vida musical y sonrisas a punta pala, de nuevas y buenas experiencias, directos, eventos cuturales, pinchadiscos de primera y fiestas temáticas increíbles. Con precios correctos y atención inmejorable , pinchada de vinilos y en plena Plaza del Dos de Mayo, irresistible enclave…

madklyn noche

LO PEOR

Abraham Mateo, no me jodas…

El otro día me encontré con este especimen de Justin Bieber en la TV y no me lo podía creer. Vale que el Bieber la esté partiendo hace unos años a base de buen hacer promocional, más cara que espalda y una innegable estupidez y poco gusto por parte del público, pero no me jodas…, ¿con uno no es suficiente? Claramente no. Quien no corre vuela y al parecer en el negocio «musical», ese a gran escala, lo tienen claro y nos regalan esta perla con cara de gilipollas a ritmo ragatanga para que nuestros adolescentes crezcan entre algodones de ñoñería y primeras declaraciones de amor. Por suerte, como toda moda de mierda, pasará rápido y sin demasiadas secuelas, con posibilidades de curación en la mayoría de los casos. Además, sé de buena tinta que siempre hay dos bandos y muchos de los chavales que comparten generación con los fans de este pobre bufón saben montárselo bien, les he visto y escuchado en las calles y en los bares…

 

Wert, un día de estos arderás en la hoguera

Sigue implicado en su personal lucha (siendo sobre el papel su supuesto defensor y promotor a nivel nacional) contra la cultura y todo lo que ella genera, concretamente y como más visible núcleo de rechazo: el libre pensamiento. Para toda esta calaña venida de donde viene, un régimen dictatorial de ultraderecha y represor de toda cultura libre, es lógica esta postura, pero a la gente que abogamos por lo contrario y que incluso pretendemos vivir de esto, nos genera odio, incomprensión y rabia. A todos los niveles su gestión sigue destruyendo desde la estructura (la educación) hasta la puesta en escena y difusión de las obras culturales, las posibilidades de, no ya solo crecimiento, si no de  mantenimiento y supervivencia de este oficio de por sí complicado, acribillado por el mal y fraudulento uso en la red de redes, y sin vistas de mejorar. Este señor, por decir algo, sigue sin atender cuestiones básicas como la reducción del IVA Cultural o la re-elaboración de las leyes culturales (Ley de Propiedad Intelectual, Ley del Mecenazgo, Leyes de Patrimonio Cultural) y así nos va en la música y en todo lo demás. Un mal bicho.

wert

La Voz, Que tiempo tan feliz y sucedáneos

¿En serio la peña es así de subnormal? Uno intenta pensar en el buen hacer de los participantes y su tremenda ilusión (los jurados, presentadores y colaboradores son actores de primera que se lo llevan crudo) y no entiende que no se den cuenta de su condición de producto, pero lo pasa por alto porque la verdad es que tal cual están las cosas cualquier flotador te puede llevar a tierra, cualquiera que sea. También piensa en la eterna excusa del entretenimiento fácil que te hace olvidar la dura vida que llevas, que la gente ve lo que le ponen…, y luego reflexiona: «¿es que no hay doscientosmil canales en TV, internet, y sobre todo la posibilidad ya denostada a todos los niveles de escuchar de verdad música (es decir, sólo escuchar, no ver) o de coger un buen libro, revista o similar…?» Así que la peña se traga esta mierda porque no tiene otra…, vaya, que pobres, no les llega el cerebro ni para elegir… Lo del programa de Maria Teresa Campos es el incuestionable ejemplo de que España, la España que decide, hoy en día solamente mira hacia atrás y tan a gusto. Las viejas glorias, incluidas algunas rebotadas de la pandemia OT, siempre son bien recibidas. Incomprensible. En definitiva, programas verdugos de toda posibilidad de acción en pro de la música de calidad y de raíz que hoy se mueve en nuestro país…, una lástima. Vean con que ilusión presenta la vieja a un pobre aspirante a «nuevo Bisbal»…



Na, na, na, na, naaaa, na, na, na…

De típica pierde vigencia la crítica a esta tremenda producción audiovisual para el spot de la Lotería de Navidad 2013 (aunque en un repaso del año ha de hacerse como mínimo una mención desarrollada). El alcance ha sido brutal, eso es innegable, pero la verdad es que la gente que compra lotería lo haría de la misma manera compulsiva si en el anuncio saliera un yonqui metiéndose un pico en el poblao mientras entona el himno republicano. Se supone que este tipo de anuncios son para ganar notoriedad y presencia pública, crear afinidad con el cliente e incluso con el no cliente y ya después llega la difusión. Muy inteligentemente contaron con las estrellas más laureadas de la música nacional en un ejercicio generacional de primera, pero el resultado fue un chiste. ¿Cómo juntas a tanto talento, y esto último no es irónico, y acabas por crear una reacción mixta de miedo, carcajada e indiferencia hacia el producto en el plano musical, aunque la canción es bien pegadiza, y además en el comercial? La verdad es que si ese era el objetivo del creativo de turno podemos aplaudir su trabajo, aunque más bien esto suena a despropósito, y claro, como ya es costumbre, un despropósito que llena bolsillos a expuertas…

loteria

Wreacking ball o la niña que perdió la cabeza (y la ropa)

Este cachorro adiestrado de Disney ha confundido convertirse en mujer con desnudarse. Qué frío debe hacer en la cumbre… cabalgando su bola de demolición y chupando martillos (¿?) pretende desmontar «prejuicios» en busca de una provocación que alimente las visitas en Youtube, una estrategia rotunda. Pero Miley, tómate algo para el mareo: tanto ir de un lado para otro te ha centrifugado el cerebro. Has confundido los conceptos, cambia de discurso o vístete, así no hay quien te crea. Tus argumentos transparentan: eres un cliché dentro de un cliché. Si de verdad quieres «revolucionar» el mundo del pop femenino ponte un cuello vuelto. De tus canciones ni hablamos…

mylei

Autor

Luis DelRoto
Autor e intérprete de canciones interesado en todo lo que se mueve alrededor del mundo de la creación artística, con especial devoción por el lenguaje musical, cualquiera que sea su fórmula o dirección. Sensible al cambio y a la tradición a partes iguales, es consciente de los rangos de calidad e importancia social de cada estilo y disciplina. Busca diferenciarse del modelo clásico de periodista especializado para sustituirlo por el de músico infiltrado.

2 comments

  • Por mi parte mención especial a El Drogas, un triple álbum que se merece una ola, de lo mejor de Enrique Villarreal.
    Salu2

    Contestar
  • Pues a mí me encanta La Voz y no por ello me considero un subnormal. Creo que en el respeto por la variedad de gustos comienza a erigirse la grandiosidad del arte (y entre ellas por supuesto la de la música). No existen verdades absolutas como tampoco gustos más válidos. Si no entendemos eso por mal camino vamos.

    Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *