La obra social de UN PINGÜINO EN MI ASCENSOR llena de magia la navidad.

La obra social de UN PINGÜINO EN MI ASCENSOR llena de magia la navidad.

Por NACHO CABANA.

Si con una alguna banda tiene algo que ver Un pingüino en mi ascensor es con los Grateful dead. Al igual que el mítico grupo californiano José Luis Moro y Mario Gil tienen una corte de seguidores que les siguen de concierto en concierto, de sala en sala, escuchando una y otra vez las mismas canciones, comentando sus setlist con el mismo entusiasmo con que en los diferentes parlamentos autonómicos discuten nuestros representantes. Algunos de sus “groupies”, incluso, solo salen de copas cuando ellos tocan.

El dúo madrileño de pop nasal (que comenzó siendo el proyecto de un hombre solo armado con un Casiotone) insiste en electrizar a sus fieles y a sus esposas, novias, amantes, hijos y (nos tememos que ya también) nietos con estrofas que desafían la corrección/estupidez política que nos invade. Ahí tienen un ejemplo de las letras que alegremente corearemos sus adeptos el próximo jueves 13 en la madrileña Galileo Galilei y el viernes 21 en The Green Irish Pub de Alcalá de Henares como si fueran un complejo vitamínico con que resistir las inminentes navidades perdiendo la dignidad solo lo imprescindible:

Ayer estrangulé a una concejala,

Cuando inauguraba la nueva sala,

Y tengo guardada una bala

Para el Ministro de Sanidad.

(El balneario)

Hoy hace un año de eso y jota jota vive en el Escorial

siempre está en una silla de ruedas se quedo paralítico cerebral

sus más fieles amigas que una vez al mes le vienen a ver

se marchan a toda prisa han quedado en Blues Alberto Alcocer.

(Jota Jota)

(El sangriento final de Bobby Johnson)

A las historias reales, referencias a locales y productos que un millenial jamás podrá identificar y muchas huellas del creativo publicitario que es el fundador de Un pingüino en mi ascensor; hay que añadirle una ingente obra social dedicada a sacar del olvido, dignificar y entregar a las futuras generaciones temas justamente olvidados a los que un cambio en sus letras convierte en inmortales. Una obra social que Mario Gil y José Luis Moro llevan lustros deslizando en sus conciertos y que, el año pasado, reunieron en Espantapalomas, un CD que lleva ya incorporado imprescindible el cordoncito que facilita su uso para ahuyentar a las siempre molestas ratas voladoras de tu balcón.

De esta forma You´are in the army now (Status Quo) se convierte en sus manos en una denuncia de la violación a varones titulada Me han sodomizao; Love is in the air (John Paul Young), en una crítica a las compañías aéreas low cost como Vuelo en Ryan Air; Rasputín (Boney M) en la crónica de las andanzas del yerno del Rey con Urdangarín; Another brick in the wall (Pink Floyd), en costumbrismo urbano con Otro brick de Don Simón; Voyage, voyage (Desireless) en cuestionamiento del veganismo como Foigras, foigras; Breakfast in America (Supertramp), en una reinvidicación de la igualdad con Piernas ortopédicas; Holding out for a hero (Bonnie Tyler), en una valiente denuncia de la emigración forzada española a Londres retitulada Mándame un giro; The neverending story (Limahl) en una disección de las relaciones de larga duración con Un disco del Fary; Beat it (Michael Jackson) da visibilidad al madrileño barrio de Pitis; Fade to grey (Visage) pone en su sitio la novela de E.L James como 50 costras de Grey y It´s no usual (Tom Jones), anima a afrontar sin miedo los rigores de la edad como Tengo alopecia… Y alguna nueva que seguro que nos regalan.

Por si fuera poco, el dúo sorteará, en cada uno de los dos conciertos, una cesta navideña formada exclusivamente con productos que aparecen en sus canciones.

Otro día hablaremos de Los Jumentos.

Entradas aquí.

Autor

Nacho Cabana
Escritor y guionista profesional desde 1993. Ha trabajado en éxitos televisivos como COLEGIO MAYOR, MÉDICO DE FAMILIA, COMPAÑEROS, POLICÍAS EN EL CORAZÓN DE LA CALLE, SIMULADORES, SMS y así hasta sumar más de 300 guiones. Así mismo ha escrito los largometrajes de ficción NO DEBES ESTAR AQUÍ (2002) de Jacobo Rispa, y PROYECTO DOS (2008) de Guillermo Groizard. Ha dirigido y producido el documental TRES CAÍDAS / LOCO FIGHTERS (2006) presentado en los festivales de Sitges, DocumentaMadrid, Fantasia Montreal, Cancún y exhibido en la Casa de América de Madrid. Ganó el premio Ciudad de Irún de cuento en castellano en 1993 con LOS QUE COMEN SOPA, el mismo premio de novela en castellano en el año 2003 con MOMENTOS ROBADOS y el L´H Confidencial de novela negra en 2014 con LA CHICA QUE LLEVABA UNA PISTOLA EN EL TANGA publicada por Roca Editorial. Acaba de publicar en México su nueva novela VERANO DE KALASHNIKOVS (Harper Collins). Su nueva serie, MATADERO, este año en Antena 3 y Amazon Prime.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *