“La intermitencia de los faros”, de Natalia Castro

“La intermitencia de los faros”, de Natalia Castro

Natalia Castro tiene veintitrés años. O siete. O ciento dos. No, más bien esa edad indeterminada de aquellos cuyo corazón no se arruga. Natalia es poeta y acaba de publicar su primer libro, La intermitencia de los faros (Canalla ediciones, 2013).

El título ya anuncia la pequeña taquicardia que atesora el poemario, la misma que nos sobrecoge cuando por un segundo la luz desaparece en medio del mar. Y tampoco la portada traiciona (del habilidoso Toño Benavides), pues nos ofrece una confortable mecedora pero a condición de aceptar a un discreto caracol, quien parece esperar a que nos sentemos para llenarnos la cabeza de sus fluidos sanadores.

Porque La intermitencia de los faros es sano para la cabeza. Yo lo recomiendo aquí a todo el que se encuentre aburrido de existir. El lector encontrará en estas páginas un revoltijo de versos como un familiar baile de volteretas, pinos-puente e incluso algún salto mortal:

Porque el pueblo

al nombrar al héroe

clama al cielo

Solo Penélope

sabe decir

«Odiseo»

en viaje horizontal

palabra puente

«Odiseo»

en el oído del hombre

cuando el héroe duerme

(Intrahistoria homérica, Natalia Castro)

La intermitencia de los faros es un primer poemario que por su madurez se desmarca del fenómeno comercial de la poesía joven. El yo poético de Natalia Castro huele a Cortázar, pisa con firmeza y no parece tener género o edad; su juventud es, como todas, transitoria, no merece mucha más atención. Sí esa verborrea suya que no se destiñe ni en los poemas más largos del libro, que son mayoría y también los más brillantes. Porque de la lectura podemos desgranar que lo se le da mejor a esta poeta es sostener un poema largo y saltimbanqui que tiende a narrador de mar, como el que da título al libro:

Tienes la intermitencia de los faros

Me pierdo en el pánico negro

si no me mira tu ojo calesita,

mareo de luciérnaga amarilla

Voy a decirlo,

quería que mi poema fuese otro,

mi faro otro y otro el futuro

Girando están borrachos los nortes

en mi otro poema, pero aquí

tiene tu amor un destello loco como

la intermitencia de los faros (…)

(La intermitencia de los faros, Natalia Castro)

Pero este poemario no sólo destaca por las metáforas acróbatas y versos de sólido andamiaje. Como he dicho antes, puede que Natalia sea vieja, muy vieja, tanto que acierta a decir sobre el tiempo. Así se nos descubre uno de los textos de mayor fuerza dentro del libro, que sin duda la posiciona como una de las poetas más prometedoras de la literatura actual española:

(…) Escuchadme, soy la vieja contumaz y de mansedumbre que dio la espalda a sus países, la madre del tritón que de accidente parió y amamantó al hombre de secano, memoria muerta y un hijo que no reconozco desde el momento en que me volví a mirar el mar.

La lengua de aspereza y costra por la sal que me sube de la garganta del risco acuna en su idioma a los cangrejos. Mi pelo blanco de furia brinda el fuelle a la tormenta que naufraga y sucumbe a los héroes soberbios. (…)

(La vieja, Natalia Castro)

¿De dónde proviene una voz tan sabia y al tiempo pizpireta? El último poema habla de la poesía (tema con mucho peso dentro del libro) y nos da la clave:

No escribo poesía

dado que el mundo es

de por sí maravilloso.

No me paro, no hago

poemas. Hago cosas.

Vivo. No traduzco,

no transcribo risa o pétalo.

Cojo

el tranvía.

Como estampitas

guardo mis días

en un lugar al que no llega

ningún diccionario teleférico.

No soy poeta porque soy

el niño y tengo prisa. (…)

(No soy poeta, Natalia Castro)

Cincuenta y dos textos componen La intermitencia de los faros y no diré más de qué hablan, porque no es lo importante. Lo que hace imprescindible a este poemario es su cómo, su desde dónde. Natalia Castro nos habla en estas páginas con el verbo patizambo de los primeros tiempos, aquellos en los que todavía íbamos a gatas, cerca del suelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *