La esencia de los Hombres G, en el musical ‘Marta tiene un marcapasos’

La esencia de los Hombres G, en el musical ‘Marta tiene un marcapasos’

La comedia musical basada en los éxitos de los Hombres G arranca su andadura desde el teatro Compac Gran Vía.

 

La banda de pop-rock de mayor trascendencia musical desde su aparición en 1985 marca el paso de este divertido musical en el que el amor y la superación personal dan pie a más de veinte canciones de los Hombres G: “Voy a pasármelo bien”, “El ataque de las chicas cocodrilo”, “Chico tienes que cuidarte”, “Lo noto”, “Venezia”, “Sufre mamón”, “Me siento bien”, “Temblando”… Todas ellas cobran mayor sentido que sus letras cuando comienza la historia del musical. Marta (Claudia Longarte) es una adolescente que decide viajar desde Acapulco hasta España para encontrar a su padre, y lo hace con Belén (Gloria Aura). Ambas conocerán en el camino a Ringo (Leo Rivera) y a Nico (Marc Parejo), juntos nos sumergen en una historia fresca y divertida con final feliz, risas y buen humor.

Un espectáculo sin límite de edad, supervisado por David Summers, Dani Mezquita, Javi Molina y Rafa Gutiérrez (Hombres G), quienes han trabajado codo con codo con Borja Manso (director), Fernando Montesinos (arreglista) e Isaac Ordóñez (director musical). “En 30 años de carrera hemos acumulado canciones muy bonitas y ha sido fácil elegir entre ellas”, aclaró David Summers en la rueda de prensa del musical. Aunque quedan lejos aquellos años, todo el mundo ha bailado y cantado en alguna ocasión alguna de sus canciones, cuyas letras -como por arte de magia- vuelven a nuestra memoria en el momento que comienza la música. La playa y el sonido de las olas ambientan el teatro, y las primeras filas se convierten en mesas a modo de chiringuito de playa, permitiendo a un público aventajado mimetizarse aún más con el espectáculo.

Las noches estrelladas, los grupos de amigos, los paseos por la playa, las miradas de enamorados, los amigos fieles… todos son elementos que se fusionan no sólo con las canciones de los Hombres G, sino también con sus títulos: una chica llamada Marta, que tiene un marcapasos o un “chulito” llamado Indiana. Aunque algunas de ellas parecen difíciles de encajar en la historia como “Venezia”, que se incluye a modo de calzador. Cuatro años ha tardado el musical en mostrarse al público, y aunque no tienen prisa ninguna por marcharse de la Gran Vía madrileña, la intención es llevar el espectáculo a México, país con el que los cuatro integrantes del grupo dicen sentirse “en deuda”, dado su apoyo incondicional durante años.

Tony Bernetty (Indiana), Enriqueta Carballeira (Consuelo), Rocío Madrid (Estrella) -que a muchos nos sorprendió con su voz al cantar-, Nando González (Guillermo) y Patricia Ruiz (Rocío) completan el reparto de este montaje que cuenta con un gran “cuerpo” de bailarines y un modesto despliegue técnico. Aunque el argumento del musical no sea sobresaliente, sí sobresalen las canciones y actuaciones, especialmente la de Leo Rivera -Ringo- quien se llevó un merecido baño de aplausos, en parte por la simpatía que despierta su personaje a lo largo del espectáculo y por su buen hacer. Marta tiene un marcapasos consigue su propósito, al fin y al cabo, emocionar al público y levantarle de la butaca para hacerle cantar y bailar.

Autor: Andreu Castro.
Director escénico: Borja Manso.
Director musical: Isaac Ordóñez.
Elenco: Claudia Longarte (Marta), Marc Parejo (Nico), Leo Rivera (Ringo), Gloria Aura (Belén), Tony Bernetty (Indiana), Enriqueta Carballeira (Consuelo), Rocío Madrid (Estrella), Nando González (Guillermo) y Patricia Ruiz (Rocío).

 

Fechas: estreno 10 de octubre.

Lugar: teatro Compac Gran Vía (Gran Vía, 66).

Precios: de 39 a 140 €. Venta anticipada: entradas.com y El Corte Inglés.

Horarios: X, J a las 20.30h. V, S a las 18 y 22h. D a las 18h.

Autor

Alegre, transparente (quizá demasiado), sencilla y complicada al mismo tiempo, con carácter y muchos, muchos defectos. Mi filosofía de vida se basa en tener serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para cambiar las cosas que puedo y sabiduría para poder diferenciarlas...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *