KIEFER SUTHERLAND desde la América profunda.

KIEFER SUTHERLAND desde la América profunda.

Por NACHO CABANA.

Kiefer Sutherland tuvo que luchar en los inicios de su carrera como actor con el hecho de ser el hijo de Donald Sutherland (con el que, además, mantenía en su juventud un extraordinario parecido físico). Hace ahora dos años, cuando lanzó su primer disco, Down in a hole, tuvo que luchar contra su condición de estrella televisiva y (en menor medida) cinematográfica para que se le tomara en serio como cantante y líder de una banda.

Y es que Kiefer apostó en su debut por un sonido muy estadounidense, con canciones de medio tempo muy apoyadas en la banda que le acompaña; temas que podrían estar sonando ahora mismo en cualquiera de esos bares perdidos en mitad de la América profunda llenos de anuncios de cerveza donde los corazones solitarios se conocen y pelean.

11 temas que componen un álbum que, como él mismo declara, “es lo más parecido que he tenido a un diario personal. Todas estas canciones son resultado de mis propias experiencias personales. Hay algo muy satisfactorio en poder mirar atrás en mi propia vida, momentos buenos y momentos malos, y poder expresar todos esos sentimientos con la música”. Temas como Truth in your eyes son perfectos para descubrir en el amanecer de un motel barato que quizás la mujer con la que has pasado la noche sin saber su nombre quiera pasar contigo el resto de su vida y a ti la idea te resulte apetecible.

La voz de Sutherland es, sin llegar por supuesto a la excelencia de ninguno de los dos, un cruce entre Springsteen y Tom Waits. Temas como su nuevo single This is how it´s done los podría cantar el primero sin rubor mientras que no cuesta imaginar al segundo entonando Not enough whiskey. O, como dijo la revista Rolling Stone: “una voz intrincada, mezclada con pasión”

Después del lanzamiento de su álbum debut, Sutherland se embarcó en una gira sold out por Norteamérica y Europa, con más de 120 conciertos y paradas en Grand Ole Opry, Stagecoach o Glastonbury Festival.

Aunque muchos de los asistentes a los conciertos lo que querrán es tener cerca a Jack Bauer (aquel héroe sin gloria que comenzaba cada temporada de la serie 24 en un sitio más hostil que aquel en el que se refugió al inicio de la anterior tanda de episodios) su concierto el sábado 16 de junio en el Teatró Barceló de Madrid y el domingo 17 de junio en la sala Bikini de Barcelona prometen ser algo más que un encuentro con el preadolescente cabrón de Cuenta conmigo, el vampiro de Jóvenes  ocultos el presidente por casualidad de Sucesor designado.

Y, además, Kiefer, como Charlotte Gainsbourg, ha sobrevivido a un rodaje con Lars Von Trier.

Más información y entradas aquí.

Autor

Nacho Cabana
Escritor y guionista profesional desde 1993. Ha trabajado en éxitos televisivos como COLEGIO MAYOR, MÉDICO DE FAMILIA, COMPAÑEROS, POLICÍAS EN EL CORAZÓN DE LA CALLE, SIMULADORES, SMS y así hasta sumar más de 300 guiones. Así mismo ha escrito los largometrajes de ficción NO DEBES ESTAR AQUÍ (2002) de Jacobo Rispa, y PROYECTO DOS (2008) de Guillermo Groizard. Ha dirigido y producido el documental TRES CAÍDAS / LOCO FIGHTERS (2006) presentado en los festivales de Sitges, DocumentaMadrid, Fantasia Montreal, Cancún y exhibido en la Casa de América de Madrid. Ganó el premio Ciudad de Irún de cuento en castellano en 1993 con LOS QUE COMEN SOPA, el mismo premio de novela en castellano en el año 2003 con MOMENTOS ROBADOS y el L´H Confidencial de novela negra en 2014 con LA CHICA QUE LLEVABA UNA PISTOLA EN EL TANGA publicada por Roca Editorial. Acaba de publicar en México su nueva novela VERANO DE KALASHNIKOVS (Harper Collins). Su nueva serie, MATADERO, este año en Antena 3 y Amazon Prime.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *