Juan Luis Quintana: Planisphaerium

Juan Luis Quintana: Planisphaerium

Hasta el 26 de julio los cuadros de la exposición Planisphaerium del artista plástico Juan Luis Quintana estarán en la Olivart Art Gallery de la calle Banys Vells 6 de Barcelona, una serie de lienzos monocromáticos en los que los mapas y los hemisferios terrestres están muy presentes. Quedamos con el pintor en la sala de exposiciones, ante su obra expuesta, para charlar con él.

Hábleme sobre esta obsesión temática de su exposición, ¿cuál es la razón de ella?

En realidad empecé a pintar planisferios en los 90’s.  Hacia un tipo de obra en aquella época,  llamada “Geometrías Circulares” uno de estos cuadros me evocaba un planisferio y elegí ese cuadro como modelo para experimentar una serie original basada en ello.

Todo artista vierte en sus cuadros sus obsesiones. ¿Cuáles han sido las obsesiones de Juan Luis Quintana a lo largo de su actividad pictórica?

Pues básicamente el experimentar lo estético en todo momento y encontrar y descubrir una iconografía propia con la que poder comunicar esos planteamientos estéticos. Sin duda el haber tenido una formación clásica; entiendo por esto, el haber acabado Bellas Artes, me ha ayudado a adquirir una disciplina desde el principio,  pero de la cual me libere en su momento. Me siento creativamente libre no tengo ningún compromiso con ninguna galería en exclusiva o dependo de ningún marchante que me diga lo que tengo que pintar para vender. El mercado del arte  esta bastante corrupto todo sea dicho.

Planisphaerium es una exposición que gira sobre las representaciones de la tierra.

Planisphaerium es una exposición que gira sobre las representaciones de la tierra.

¿Reconoce en su obra la influencia de algún pintor contemporáneo o pretérito?

Sin duda en Bellas Artes estudiábamos la técnica de los maestros impresionistas como aprendizaje académico, pero luego me han inspirado muchos pintores de la historia del arte. Desde Picasso, Dalí, Miró hasta Mark Rothko. Lo que más me ha inspirado ha sido la Escuela de Nueva York de los 50’s. Y sin duda aprendí muchísimo en mi estancia viviendo en Chicago a finales de los 80’s.

En su obra existe un mestizaje entre lo figurativo y lo abstracto. Parte de lo figurativo, esos globos terráqueos que se repiten una y otra vez, sobre los que luego ejerce una impronta muy personal.

Sí, eso es evidente, cuando descubro un tema me centro en él y lo exploro en todos sus ángulos. Por ese motivo hay planisferios que son más  abstractos que otros.  Hay también una investigación de cara a los mapas del siglo XVI alemanes, holandeses, que representaban el mundo muy esquemáticamente aún.  Fue Mercator, de origen flamenco,  el que consiguió hacer el pliegue perfecto de representar el globo terráqueo en un plano bidimensional, obteniendo en sus cálculos mucha menos distorsión que otros cartógrafos de la época. Por eso Mercator aún hoy en día esta considerado el mejor. Yo modestamente he interpretado pictóricamente algunos de estos mapas algunos más figurativos que otros.

Inauguración de la exposición del artista plástico Juan Luis Quintana.

Inauguración de la exposición del artista plástico Juan Luis Quintana.

Explíquenos un poco la técnica que emplea en sus cuadros y cómo consigue esos bajorrelieves circulares o esas paralelas que no lo son que recorren la superficie de sus globos terráqueos.

Barajo varias técnicas, utilizo la técnica mixta muy utilizada hoy en día el oleo se utiliza poco ahora, no lo usan en Bellas Artes tampoco. Me preparo la tela para que tenga una textura especifica y luego aplico la pintura. Sin que esta se seque y  aun húmeda deslizo el pincel al revés, o sea el palo, dijéramos, y así, con esta técnica que es muy antigua, utilizada ya en el Románico y que se llama esgrafiado, pinto las líneas como si un dibujo grande se tratase.

¿Hay alguna diferencia cuando pinta sobre tela o sobre papel? ¿Cuál es su preferencia? ¿Pinta también sobre tabla?

Yo soy un pintor rápido, o sea tipo acuarelista,  no me gusta insistir con más y más pinceladas para ver lo que queda, pues lo estropeo; hay pintores que son lentos y se pasan muchas sesiones pintando. En mi caso, y gracias a que tengo más de 10.000 horas de práctica, una pincelada instintiva me guía y así todas las demás.  Cuando no me gusta algo lo rompo o vuelvo a repintar. Hay quien dice que pintar así es más difícil. Sin embargo alterno muchas obras que llevan muchas sesiones, pero, como hacía Cezanne, sólo la ultima sesión tenia las pinceladas más espontáneas. Y eso que  a veces estaba con cada cuadro mas de 80 sesiones.

El artista ante su obra.

El artista ante su obra.

Existe en su obra una sobriedad cromática, unos tonos apagados de gris, morado u ocre que pueden sorprender al visitante. ¿Qué quiere transmitir a través de esos tonos austeros?

En los planisferios hago un análisis del color, es decir exploro una tonalidad cromática para tratar de conseguir un color, solo uno, pero que no está muy visto y que sea un azul especial poco percibido o un amarillo pistacho, por ejemplo, con tonos naranjas y ocres.

La tierra vista siempre desde el espacio, los mapas desde Ptolomeo a Mercator. Hay como una especie de obsesión científica en su obra.

El mapa pintado a nivel muy primitivo es una idea, como de estar en una playa y con un palito dibujar algo en la arena. La idea del mundo, pintado a ese nivel tan simple, me interesó para dar a entender lo delicado de nuestro entorno, que ahora ya sabemos que es global. Y por tanto, hoy en día, la imagen tecnológica parece que es indestructible, pero si vemos un mapa pintado a nivel muy simple nos da la impresión de su liviandad, que hay que cuidarlo como una planta para que no muera. Lo científico siempre me ha interesado mucho. De hecho soy astrónomo amateur y con mi telescopio (que me construí yo mismo) siempre he visto el cielo nocturno, los planetas, cúmulos globulares y galaxias más cercanas.

El monocromatismo, una de las características de la obra de Juan Luis Quintana.

Lo monocromático, una de las características de la obra de Juan Luis Quintana.

Me gustaría saber cómo ha llegado a la serie Planisphaerium, cuál ha sido su itinerario pictórico hasta llegar aquí, cuál va a ser el viaje a partir de este momento.

Pues esta temática evolucionará sin duda,  ya estoy elaborando cosas nuevas que parten de allí. Nunca sé no obstante a donde acabaré el camino,  eso es lo divertido.

Usted se ha formado artísticamente en Barcelona, en donde ha dado clases, pero luego ha viajado mucho, sobre todo a Estados Unidos, a Chicago y a San Francisco, en donde ha hecho exposiciones. ¿Qué le ha reportado esas largas temporadas en las que ha vivido allí?

Si, estudie en la Facultad de Bellas Artes de Barcelona. Fui Profesor de Instituto en las enseñanzas artísticas, daba clases en horario nocturno y venían alumnos mayores ya. Viví en Chicago a finales de los 80’s, luego he vivido en Atlanta y Buffalo NY.  Vuelvo  cada año a vivir o visitar ese país, pues tengo muchos amigos allí. Prácticamente he estado en todas las grandes ciudades desde San Francisco hasta Boston, pasando por Miami o Nueva York. En los EE.UU he aprendido a ser ciudadano del mundo pues allí es un crisol de culturas en donde conoces gente de todas partes.

Globos terráqueos y monocromatismo en la obra de Juan Luis Quintana.

Globos terráqueos y monocromatismo en la obra de Juan Luis Quintana.

¿Se entiende mejor su obra en España o en Estados Unidos?

Actualmente el mundo de la pintura es complejo, la imagen electrónica está haciendo que la gente valore menos una imagen pictórica original. Aunque hay un auge de los museos que se llenan, la gente quiere gastarse poco dinero en arte y no tener en casa una obra original. Hay que reconocer que es un gasto comprarse un cuadro, pero no lo es tanto si lo comparamos con otro tipo de caprichos que tiene la gente, por ejemplo a la hora de hacer un crucero. No se si ir de crucero es un capricho, supongo que también lo es tener una cena en estos restaurantes de moda tipo Ferrán Adriá. Y la gente se gasta, a veces, más en esto que en arte. Lo cual   me asombra bastante.

Cíteme cinco pintores que sean imprescindibles para usted, o porque le gusten o porque piense que han tenido una influencia en su obra.

Pues Cezanne, Picasso, Dalí, Miró, Mark Rothko.

Juan Luis Quintana utiliza una técnica muy especial que viene del románico.

Juan Luis Quintana utiliza una técnica muy especial que viene del románico.

Una de las cosas que llama mucho la atención al neófito es la valoración de la obra de arte. ¿Qué criterio se sigue en el mundo de la pintura para aplicar un precio a una obra? ¿El de que haya alguien dispuesto a pagarlo?

Hay dos tipos de compradores, el que no tiene mucho dinero y tiene la pasión por el arte y se compra lo que le permite su  bolsillo, también sabiendo que teniendo una obra original en su casa gana en personalidad y estética. Y el comprador que lo hace para invertir, aquí ya hablamos de millonarios que apuestan por un pintor o artista conocido o desconocido y sólo lo compran para invertir. En el caso de la instalación muchas veces lo compran y lo guardan en el sótano de su mansión, pues a veces la obra de arte de esa categoría es insufrible por su fealdad,  nadie quiere colgar eso. Lo cual es patético, jejeje

Yo vengo del mundo de la literatura y en él, a pesar de ser una profesión solitaria, se produce una interrelación personal entre autores. ¿Qué sucede con los pintores? ¿Tiene relación con sus colegas? ¿Intercambian impresiones entre ustedes?

Sin duda, aunque el pintor es una persona más introvertida a veces. Yo personalmente tengo y he tenido muchos amigos en el ramo. No me siento particularmente necesitado ahora de relacionarme con mis colegas, pero hay que reconocer que siempre va bien intercambiar experiencias. Con las galerías,  el trato a veces es complicado. Pues el pintor tiene otras aspiraciones estéticas de ser valorado mientras que la galería le interesa obviamente vender.

Juan Luis Quintana reinterpreta los globos terráqueos.

Juan Luis Quintana reinterpreta los globos terráqueos.

En los pintores sus etapas son muy importantes. En Picasso hay seis o siete artistas que han experimentado con estilos muy diferentes. ¿Es capaz de verse cómo pintará Juan Luis Quintana en un futuro?

Se puede intuir si alguien conoce mi trayectoria que esta toda representada en mi pagina web pues podría intuirse. Aunque a veces la creatividad es como el surgimiento de la vida que sale por generación espontanea y tiene varios focos de propagación. Eso es lo bueno del arte su cosa imprevisible.

El pintor, cuando vende, se desprende de su obra. ¿Experimenta algún tipo de desgarro?

Realmente me gusta tener obra comprada fuera de mi estudio, me gusta que mi  obra viaje y esté, por ejemplo, en sitios como Austin, Texas, Long Island Nueva York, Chicago, Madrid,  Tarragona o Gante (Belgica).

 

Autor

José Luis Muñoz
Es uno de los más prolíficos, premiados y consolidados cultivadores de la literatura negrocriminal española y uno de sus miembros fundacionales por su vinculación a la Semana Negra de Gijón desde su primera edición. Treinta y siete novelas publicadas, de géneros tan diversos como el fantástico, erótico, histórico y policial, cinco libros de relatos y un buen número de galardones (Tigre Juan, Azorín, Café Gijón, La Sonrisa Vertical, Camilo José Cela, Ángel Guerra…) le avalan. Es el autor de "Barcelona negra", "El mal absoluto", "La caraqueña del Maní", "La Frontera Sur", "La pérdida del Paraíso", "Ciudad en llamas" y "El secreto del náufrago" entre otras. Su últimas novelas publicadas son "Te arrastrarás sobre tu vientre" (El Humo del Escritor, 2014), "Marero" (Ediciones Contrabando, 2015), "Ascenso y caída de Humberto da Silva" (Editorial Carena, 2016), "El hijo del diablo" (Editorial Serbal, 2016) y "Cazadores en la nieve" (Editorial Versátil, 2016).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *