José Luis Gómez dirige e interpreta a Celestina

José Luis Gómez dirige e interpreta a Celestina

En la imagen José Luis Gómez, que dirige e interpreta a Celestina. Foto Sergio Parra

Por Luis Muñoz Díez

Celestina es una producción del Teatro de La Abadía en coproducción con CNTC, de la que se ha hecho cargo José Luis Gómez. La tragicomedia de Calisto y Melibea, atribuida a Fernando de Rojas, se conoce simplemente como La Celestina, por ser ella y sus artimañas la artífice del drama, resultado de su oficio de hechicera y alcahueta a demanda de Pármeno y Sempronio, servidores del noble Calixto.

Su autor -o autores-, puede que no fuera consciente de la dimensión del personaje, dado que lo matan en el acto XII y la obra cuenta con XXI. Pero  el personaje es tan poderoso que es precisamente su prematura muerte la causa del verdadero drama.  Solo ella con su privilegiado poder de persuasión podría haber hecho desistir a Melibea de causar más deshonra a su familia.

celestina_prensa_fotosergio-parra_09Una Celestina todo poderosa: en lo material, podría recomponer el virgo de la joven Melibea,  y en lo espiritual, sanar su desamor deshaciendo el conjuro de amor que la ligó a Calixto, pero sin Celestina no hay milagro.

La gran novedad de la obra es el poder con el que dotan los autores a Celestina, una simple plebeya alcahueta en cuyas manos los nobles amantes son meras marionetas por un engaño urdido por unos simples criados, por lo que Celestina es una historia desclasada  en que se actúa por mero interés,  no tiene importancia el honor ni se mide la consecuencia, dado que quien nada tienen nada pueden perder.

Recrea una actitud muy similar a la que nos mueve en la actualidad, en que si se quiere algo se quiere aquí y ahora, con el único freno de si está a nuestro alcance el monto a pagar, aunque en la tragicomedia de Calisto y Melibea persiste el aroma a incienso. Calixto se refugia en la iglesia para aguardar a que den fruto los tejemanejes de Celestina, y ella misma, para facilitar la coyunta, invoca a Saturno, que es como hacerlo al diablo, y sin Dios el diablo no tiene sentido.

celestina_escena_fotosergioparra_157

José Luis Gómez conoce todos los secretos del teatro, por lo que acomete una puesta en escena de maestro,  desnuda de todo ornamento para otorgar el protagonismo al actor y la palabra, lo que resulta eficaz y directo como un tiro.

El decorado está resuelto con dos trampillas y una plataforma inclinada de diseño impecable, que permiten acoger palacios, cuevas, iglesia y sobre todo las calles toledanas por donde campea a sus anchas la vieja barbuda.

Como actor Gómez compone una Celestina morisca, pragmática y vital, coqueta cuando argumenta que su aspecto de vieja barbuda únicamente se debe a que como le han salido canas tempranas le hace representar el doble de edad de la que tiene, hedonista y gozosa celebra un canto a la carne sobre el cuerpo soberano de Areúsa, a la que presta hechuras e interpreta una excelente actriz como es Nerea Moreno.

Ver sobre un escenario a José Luis Gómez siempre ha sido un plato exquisito, y verlo trastabillar por las figuradas calles toledanas componiendo una Celestina flamenca de flor y pañolón es una verdadera delicia.

celestina_prensa_fotosergio-parra_15A Calisto lo interpreta Raúl Prieto y a Melibea Marta Belmonte, están espléndidos, vehementes y  hermosos. El Calixto y la Melibea de la versión de Gómez ni están enamorados ni son amables, su pasión es fruto de una enajenación o un capricho. Su encuentro en el huerto es desalentador y venéreo, incluso Calixto es desatento haciendo el amor a Melibea, y ella parece más preocupada de que si le quitan algo que no le van a poder devolver, como es su virgo, lograr una recompensa que en gozar de su amado.

Quiero citar el buen trabajo de Inma Nieto y Diana Bernedo, una es la sensual y despechada Elicia, la otra Lucrecia, la infiel criada de Melibea, pero el triángulo formado por Celestina, Pármeno y Sempronio  son exponentes y trasmisores  del mensaje innovador de la obra, y sus intérpretes José Luis Gómez, Miguel Cubero y José Luis Torrijo no pierden la ocasión para lucirse.

Celestina defiende que lo ganado es por ejercer su oficio, y que nada ha de repartir con intermediarios a los que ella no ha buscado, y le cuesta la vida hacer comprender que el  benéfico no ha de salir de entre iguales, sino del que más tiene, en este caso el caprichoso Calixto.

Si bien Gómez se ha permitido mover los tiempos y retrasar la muerte de Celestina, la obra se cierra de forma clásica, con el monólogo de Pleberio, padre de Melibea, que también ve morir a Alisa, su mujer, tanto Chete Lera como  Palmira Ferrer son unos actores sólidos testigos de un drama que acarrea  la muerte a casi todos sus personajes.

Sin duda hubo y habrá otras Celestinas, pero el cuño de José Luis Gómez que se siente  en todos los oficios tanto técnicos como artísticos que participan en este montaje convierten a esta Celestina en una pieza extraordinaria.

En la imagen José Luis Torrijo, Inma Nieto, José Luis Gómez, Diana Bernedo, Nerea Moreno y Miguel Cubero Foto Sergio Parra

En la imagen José Luis Torrijo, Inma Nieto, José Luis Gómez, Diana Bernedo, Nerea Moreno y Miguel Cubero Foto Sergio Parra

Título Celestina / Autor Fernando de Rojas / Dirección: José Luis Gómez Reparto: Pleberio padre Chete Lera / Alisa madre Palmira Ferrer / Calisto Raúl PrietoMelibea Marta Belmonte / Sempronio José Luis Torrijo / Celestina José Luis Gómez / Elicia Inma Nieto Pármeno Miguel Cubero / Lucrecia Diana Bernedo / Areúsa Nerea Moreno / Fotos Sergio Parra

En cartel desdedel 18 de enero al 26 de febrero de 2017 en el Teatro de La Abadía, más información sobre fechas y horarios aquí.

*Las fotos son de Sergio Parra facilitadas por la oficina de prensa del Teatro de La Abradía

Autor

Luis Muñoz Díez
Desde que me puse delante de una cámara por primera vez a los dieciséis años, he fechado los años por películas. Simultáneamente, empecé a escribir de Cine en una revista entrañable: Cine asesor. He visto kilómetros de celuloide en casi todos los idiomas y he sido muy afortunado porque he podido tratar, trabajar y entrevistar a muchos de los que me han emocionado antes como espectador. He trabajado de actor, he escrito novelas, guiones, retratado a toda cara interesante que se me ha puesto a tiro… Hay gente que nace sabiendo y yo prefiero morir aprendiendo.

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *