Javier Divisa

Javier Divisa

Allá por mi incipiente adolescencia cayó en mis manos la obra Trafalgar (Galdós), y sentí la necesidad de escribir algo parecido precisamente en el mismo marco de la batalla. Fue un desastre. Intenté aprender de dos maneras, leyendo mucho y siendo intruso en las escenas de la gente. Pasado un tiempo, conseguí que me publicaran en diferentes revistas literarias de España y Sudamérica. Y ahora tengo una novela porque existe gente que incluso ha creído en ella. Por lo demás tengo estudios de letras , he trabajado en diferentes cosas, desde profesor a camarero, y aunque soy extremeño, he vivido en bastantes ciudades, incluso en Londres cuando apenas sabía como se salía de un aeropuerto y me encerré en Harrow con cuatro mocosos paquistaníes. Dada mi dedicación actual (business moda) he viajado bastante pero conozco muy pocas instituciones culturales y casi ningún museo, valga el paradigma de que he estado unas veinticinco veces en París y no conozco el Louvre, entre otras cosas porque muchas páginas de esta novela se han escrito tras los ventanales de las brasseries parisinas y a mi literatura le interesa mucho la gente y muy poco las obras de arte. Una vez en Nueva Delhi un amigo hindú me hizo pasar por famous spanish writer, y me homenajearon con Johnie Walker y pastel de marihuana. En la actualidad estoy corrigiendo una novela que se llama Valientes Idiotas Yo también tengo un blog, janpath-broadway.blogspot.com.es. Ahí hago reseñas y opino de todo sin tener una opinión evolucionada de casi nada. Ah, también he ganado algunos premios literarios, sí, de esos que no dan prestigio ni dinero.

Autor

Javier Divisa
Javier Divisa. Mercader a tiempo parcial y escritor a intervalos fragmentarios. Autor de la novela Tres Hombres para Tres Ciudades, su segunda obra vio luz bajo el título Valientes Idiotas. Sarcástico incansable, desarrolla su clave humorística y rigor literario en reseñas literarias para Eñe y Revista Cultural Tarántula, donde también escribe una sección personalizada llamada Diario de un Paranoico. Ejerce como columnista de opinión en el periódico El Cotidiano y ha sido colaborador habitual en diferentes revistas de Suramérica, aunque estas variables cada vez le dan más pereza. Compagina la literatura con el business de la moda. Y ha ganado algunos premios narrativos, todos sin la pertinente dotación económica, aunque eso es algo que podría lograr un mono con lobectomía cerebral. También ha sido incluido en diversas antologías de jóvenes autores de libros que están enterrados hace años en el cementerio de Père-Lachaise y no leyó nadie. Actualmente muere en Madrid, escribe varias veces todos los días a lapsos de quince minutos y nunca aparenta estar feliz en Facebook. Cree que Magdalena es su mejor novela, de largo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *