Javier Divisa: Diario de un paranoico XI

Javier Divisa: Diario de un paranoico XI

Mi calidad de vida aumentaría un 500% si cuando acabáramos una reunión supiéramos despedirnos en 30 segundos. Por la abolición de las despedidas de media hora a dos grados bajo cero, hablando en bucle. Quiero irme a casa.

Gente que pega en su muro de Facebook esta movida de la declaración de privacidad y luego te colocan una foto suya con la suegra en pantorrillas y el niño con la camiseta llena de mierda al lado de una paella que parece una pizza barbacoa con guisantes y chorizo y titulan la foto como ” Sunday in family “. A ver, coherencia , los de la intimidad.

El tabernero no para de mirar a una niña pelirroja. ” Eres clavada a un novia que tuve cuando joven ” le dice (literal). Saca un caramelo y se lo da. La niña está acojonada. No me extraña, yo estoy temblando. Es el puto Fagin de Dickens.

¿ Vosotros también tenéis amigos que dicen ” se está muriendo gente que no se había muerto nunca ” a intervalos irregulares de 2-6 minutos ? ¿ Los queréis ? Me refiero a que los puedo empaquetar y mandar por UPS. Mucha comedia española veis.

Decidme, ¿ qué batas de felpa, qué tipos de chándal, qué Rondel Oro beben este año, cuántas veces han dicho tapar agujeros, cómo son de feos los agraciados de este año ? Gracias.

Facebook tiene algo de vagón de metro en hora punta. Lo mismo te enamoras, te ríes, que tienes el codo de una octogenaria en la boca y te etiqueta. Suele ser una mujer alada que vive entre velas e insomnio. Tiene gato.

Hay políticos que no son corruptos. Pero también hay skinheads gitanos y obispos que no están gordos. Incluso chinos con las uñas cortas. Son fenómenos indicativos de la vida en otros planetas. Puzzles que no encajan.

Me estáis haciendo sentir aquí en facebook muy súper fuerte de la hostia con vuestro espíritu navideño y como sigáis con tanta pijada de ” se cumplieron mis deseos ” y ” fabuloso año 2014 ” Rajoy se va a creer que hemos salido de la crisis, cabrones. Cuidad el lenguaje.

Vistas estas movidas que estáis haciendo en Facebook de vuestro resumen visual del año, he de reconocer que en muchos casos me gusta más el trailer que la película. Casi siempre.

¿ Qué tal la cena de Nochebuena ? Nosotros seguimos discutiendo la diferencia entre el cordero y el cabrito, y champán y cava. Es un sinvivir.

La fase de aceleración de la loca del coño, cuando las palabras salen a borbotones y las manos toman la velocidad de la onda de choque. Acojonante. 3 minutes ago. Estoy dudando entre ibuprofeno o espidifen 600 con gin-tonic.

Hay gente a la que le preguntas ” qué tal , cómo va todo ” y se toman en serio lo de ” todo “.  No hay manera de pedir un tiempo muerto.

Tu año en Facebook. 500 fotos del día que navegaste 30 minutos en un velero, 750 entre gin-tonics y cafés con leche, 200 frases copiadas de Coelho e Isabel Allende. 8.972 corazones y 10.546 “love it”.

He soñado que vivía en una isla llena de gente cariñosa y simpática;  hacíamos atajos por una montaña para que no nos abrazaran ni nos reglaran un pollo vivo. Tuvimos que huir en un ferry que tardó siete días en llegar a un lugar de gente seca y antipática, una semana sin abrazarnos ni tocarnos, sin hablar.Creo que este sueño es una consecuencia de la intensidad navideña, o ramificación de una novela de Rohan 0´Grady que se llama Matemos al Tío. Otra posibilidad es una señora que recientemente me regaló tres conejos que había matado su marido, tres conejos con su correspondiente pelo y ojitos abiertos mirando al cielo de los conejos que tuve que devolver porque no estoy hecho para despellejar y destripar mamíferos de cuentos Disney. En cualquier caso regaladme carabineros y bogavantes, y sed moderados. Sobre todo no os emborrachéis con vodka, una bebida blanca que puede salir de un kilo de patatas digo yo que ha de ser mierda. Feliz Año.

Y un saludo para la  gente que lleva felicitando las fiestas desde el puente del Pilar y el uno de marzo nos dirán feliz año nuevo. La gente de la Navidad. Hasta pronto.

Autor

Javier Divisa
Javier Divisa. Mercader a tiempo parcial y escritor a intervalos fragmentarios. Autor de la novela Tres Hombres para Tres Ciudades, su segunda obra vio luz bajo el título Valientes Idiotas. Sarcástico incansable, desarrolla su clave humorística y rigor literario en reseñas literarias para Eñe y Revista Cultural Tarántula, donde también escribe una sección personalizada llamada Diario de un Paranoico. Ejerce como columnista de opinión en el periódico El Cotidiano y ha sido colaborador habitual en diferentes revistas de Suramérica, aunque estas variables cada vez le dan más pereza. Compagina la literatura con el business de la moda. Y ha ganado algunos premios narrativos, todos sin la pertinente dotación económica, aunque eso es algo que podría lograr un mono con lobectomía cerebral. También ha sido incluido en diversas antologías de jóvenes autores de libros que están enterrados hace años en el cementerio de Père-Lachaise y no leyó nadie. Actualmente muere en Madrid, escribe varias veces todos los días a lapsos de quince minutos y nunca aparenta estar feliz en Facebook. Cree que Magdalena es su mejor novela, de largo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *