Javier Divisa: Diario de un paranoico X

Javier Divisa: Diario de un paranoico X

Ahora mismo en el Palacio de Dueñas están jugando a la Herencia de tía Ágata y el Cluedo. Marujita Díaz, eterna semifinalista, se pone nerviosa. Jordi Hurtado, nuevo Duque de Alba nos entierra a todos.

Fue una rebelde. Le echaba mostaza a la hamburguesa, le decía hola al panadero, una vez compró romero a una gitana y sabía poner el lavavajillas. Jamás se hizo un puto selfie.

La Duquesa Rebelde, el Rey Campechano, el Papa de los pobres, Maradona Dios, Iker Casillas el Santo, Amancio Ortega el Humilde. Putos vagos los mineros y pescadores de altura que no se quieren adherir al Convenio.

Si me estás leyendo señora que interrumpe mi explicación de calles a tías buenas, hoy en la tele todo es cárcel y muerte, sus temas favoritos, no pierda el día de guía turística.

Hoy hace 12 años , 257 días y 23 horas desde que aquel tipo me dijo rencoroso.

” Ser, estar, estaré , no seré, ser, o no, la hostia puta ”
( Shakespeare, primer borrador ).

– ¿Veintiún euros por un café?
– Oui, aller à bar de Antonio, gilipollas. c´est de la Place Vendôme. Estás en París, idiota.

Con lo especial que me creía en la infancia y mirad ahora, sin poderes siderales, sin haber ganado la Champions en un gran estadio de París, sin haber sido el puto amo de vuestros hijos, sin Premio Nobel, tomándome un café malo en el bar de una marmota , sintiendo como un calvo con coleta que no he visto en mi vida, te habla cerca, te escupe, te necesita para calmar su ansiedad de hablarlo todo. Mierda

Me encanta el mar, la poesía, soñar, y las mantitas en el sofá; soy misterioso, observador y sencillo. También tengo la cabeza como una plancha Jata, 48 años y mucha pasión por los animales, en especial los dulces Yorkshire Terrier.
Guárdate algo de misterio que eres apasionante, Néstor48

En la droguería soy ” caballero ” , en la frutería, ” cariño “. Viviendo al límite entre Lancelot y una niña oligofrénica que peina muñecas y mira el infinito.

Ya tenemos curas, políticos, toreros y folclóricas en la cárcel. En cierto modo, Berlanga el oráculo. La comedia negra profética.

– Durante estos meses , he estado pensando en nosotros y ahora saco fuerzas de donde no me quedan para hacerte saber…
– Qué, Paco…
– En cosmología física, la teoría del Big Bang o teoría de la gran explosión es un modelo científico que trata de explicar el origen del Universo y su desarrollo posterior a partir de una singularidad espaciotemporal.
– Paco, estamos en el funeral de tu abuela, y sí, voy a firmar el divorcio.

El lunes , quemadura con aceite, ayer dolores de espalda y herida leve en dedo índice por arma blanca tipo Le Cordon Bleu, por la madrugada la reglamentaria hostia con la puerta del baño del pasillo, esta mañana cardenal de grado TimBurtonEnCarnavales por golpe con el pedal de la bici en el Palacio Real. Moriré antes de la medianoche.
(Por un día contra la Violencia de Género de la Putada Fortuita y el Siniestro Idiota).

Señoras fumando LM rojo como si fuera el último cigarro de su vida, con mallas, sudadera metalizada de calaveras y zapatillas Yesus de 500 cámaras de aire yendo al curso de Aeróbic de la Asociación del Barrio. Tened cuidado al salir de casa. Lo repito: el barrio está peligroso.

Murió haciendo lo que más le gustaba:
– Empotrando un coche a 150 km/h contra un tren.
– De pie frente a un pelotón de fusilamiento con los ojos vendados.
– Volando desde una acantilado con unos cartones y un par de cometas.

Cuando escucho en días lluviosos como hoy, alegorías musicales que son pura poesía, pienso que el mundo tiene remedio, y que algún día podrá reinar la ética y el respeto, concretamente La Serenata y La donna é mobile interpretadas por el puto gordo de los cojones, Pavarotti.

Me he levantado tan temprano que una señora me ha dicho ” Javier, vaya usted con Dios ” y he coincidido con el Comando Cari-Chándal Walker Red Lips.

Hace tiempo que no os hablo de mi vecino el psicópata. Dice: voy a desayuntar un poco de fiambre y frutita (tal cual, dice frutita el tío). Un fuet, media morcilla de sangre, 200 gramos de chorizo y cuatro plátanos. 115 kilos, una empanada tipo terrorista Breivik de Oslo y más acojonaos que un perroflauta en una fiesta de Democracia Nacional.

Los taxistas con mampara son como los calvos con coleta, como los fotocopistas con perillla, como las mujeres que fuman LM. Sabes que hay un trauma, pero no quieres que te cuenten su vida.

Quedar a las ocho de la mañana para darse de hostias. Eso en un Cádiz – Recreativo de Huelva, impensable. Y gracias.

A Petit Nicolás se le está poniendo cara de Gabino Diego. Es decir, de tontolisto. Es lo primero que he pensado esta mañana. Luego he salido de casa y he visto un cabeza con pelo rosa y un anorak de Decathlon (he pensado que todo eso junto no se puede, es como lo de gordo y moderno ). A continuación me he ido a hacerle la pelota al camarero de una cafetería de mi barrio, con vistas al Sorteo de Navidad. Sería bonito. Ahora solo quiero desovar y morir

Una chaqueta manchada de yogur (estimo) , una mochila llena de sueños, un paquete de LM, una caja de Orfidal , pelo azul , tatuaje de delfín , un tratamiento de Toxina Botulínica y trocitos de perejil asomando entre los paletos, 44 años, estado nometoqueselcoño , yopormihijamato y enamorada de la vida gracias a una canción de Chiquetete. Todas las especies de seres vivos han evolucionado con el tiempo a partir de un antepasado común mediante un proceso denominado selección natural. Darwin te presento a Toñi.

Autor

Javier Divisa
Javier Divisa. Mercader a tiempo parcial y escritor a intervalos fragmentarios. Autor de la novela Tres Hombres para Tres Ciudades, su segunda obra vio luz bajo el título Valientes Idiotas. Sarcástico incansable, desarrolla su clave humorística y rigor literario en reseñas literarias para Eñe y Revista Cultural Tarántula, donde también escribe una sección personalizada llamada Diario de un Paranoico. Ejerce como columnista de opinión en el periódico El Cotidiano y ha sido colaborador habitual en diferentes revistas de Suramérica, aunque estas variables cada vez le dan más pereza. Compagina la literatura con el business de la moda. Y ha ganado algunos premios narrativos, todos sin la pertinente dotación económica, aunque eso es algo que podría lograr un mono con lobectomía cerebral. También ha sido incluido en diversas antologías de jóvenes autores de libros que están enterrados hace años en el cementerio de Père-Lachaise y no leyó nadie. Actualmente muere en Madrid, escribe varias veces todos los días a lapsos de quince minutos y nunca aparenta estar feliz en Facebook. Cree que Magdalena es su mejor novela, de largo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *