IN-EDIT: Crónica 03

IN-EDIT: Crónica 03

¿CUÁNDO PARAR?

Es el de documentalista un oficio que requiere de una gran dosis de paciencia y de tiempo; sobre todo si tu trabajo versa sobre un personaje o grupo de personajes único y cerrado lo que te impide grabar simultáneamente a varios implicados. El cineasta que decide hacer el seguimiento a un grupo humano no sabe cuánto tiempo va a pasar hasta que ocurra en el devenir de éste algo que dé sentido a su futuro documental. Puede ser un mes o diez años. Cuestiones presupuestarias aparte, la pregunta acostumbra a ser: ¿cuándo parar?.

Nunca es pronto para el heavy viral.

Nunca es pronto para el heavy viral.

El principal problema de Breaking a monster de Luke Meyer es que su director ha editado la película antes de que aconteciera un conflicto real a/entre sus personajes. El largometraje cuenta la historia de un grupo de preadolescentes afroamericanos de Brooklyn aficionados al heavy metal que empezaron a tocar en Times Square, uno de sus videos se hizo viral y acabaron en el seno de SONY con un contrato multimillonario. Meyer tiene los mimbres para tejer con ellos una suerte de Boyhood (2014) de Richard Linklater musical pero para ello tendría que haber seguido registrándolos al menos hasta la edad adulta.

Unlocking the truth

Unlocking the truth

Los tres chavales son divertidos, listos, conscientes de que están donde están no tanto por su música como por su edad y color de piel; el manager que se buscan es un tanto cutre pero tampoco un cantamañanas; sus padres son algo ambiciosos pero tampoco unos monstruos; los ejecutivos de la multinacional que les contratan no tienen especial interés en transformarlos en una cosa distinta a lo que son sino en mejorar su sonido para poder venderlo… Y como realmente no hay gran cosa, Meyer intenta sobredimensionar algunos problemas cotidianos (“no montes en skate que si te haces daño no podrás subirte a un escenario”) que surgen por el camino pero que no le sirven para vertebrar su película.

Ahora soy independiente...

Ahora soy independiente…

No tiene el mismo problema Danny García en Autosuficientes básicamente porque lo que cuenta es la historia de una banda, Parálisis Permanente, que hace muchos años que dejó de existir y solo de refilón atiende a la carrera posterior de la muy carismática Ana Curra. Eso sí, para no perder actualidad acierta el director al elegir como columna vertebral de su relato la gira que la autora de Una noche sin ti hizo por España y México interpretando El Acto con varios miembros de la banda que originalmente grabó tan mítico LP.

Ana Curra y Danny García colgaron el "sold out" en la presentación de su peli.

Ana Curra y Danny García colgaron el “sold out” en la presentación de su peli.

El resultado es diáfano y encantará a los fans del grupo a pesar de que la calidad técnica demuchas de las imágenes utilizadas (incluidas las grabadas en el país azteca) dejan bastante que desear; falta material de archivo (RTVE debería plantearse que su fondo documental sirviera para algo más que facturar programas mash-up o al menos ajustar sus tarifas cuando sus posibles compradores sean los mismos que aparecen en las imágenes solicitadas), faltan testimonios clave (ni Nacho ni Juan Canut quisieron comparecer) y la realización de las actuaciones en directo es en general bastante pobre. Por el contrario, el trabajo con el audio es espectacular y los viejos temas se escuchan como pocas veces antes.

X Japan

X Japan

No tiene problemas presupuestarios para grabar los conciertos de X Japan con toda los medios que se le antojan Stephen Kijak en We are X película que da cuenta de la larga (y salpicada de desgracias) carrera de X Japan, una banda de soft metal épico que comenzó con un look similar al de Sigue Sigue Sputnik en 1982 y a los que hoy en día la cirugía estética ha logrado confundirles con sus propios muñecos de cera. Es un trabajo entretenido aunque no conozcas al grupo y que comparte con Autosuficientes un justificado tono necrófilo que, en el caso de la banda japonesa, podría haberse utilizado para generar un discurso sobre la fatalidad como motor creativo musical.

Contra todos

Contra todos

Antes de Autosuficientes y en un sesión gratuita tuvimos ocasión de ver No somos nada de Kikol Grau, una curiosa y muy modesta pieza de 39 minutos que pasa revista en riguroso desorden cronológico a la carrera de La Polla Records a partir de imágenes bajadas de Youtube tanto de los conciertos del grupo como de los acontecimientos históricos y políticos que tuvieron lugar mientras el grupo de Fernandito y Evaristo cargaba contra todo y contra todos. El resultado es bastante punky y simpático y se beneficia de su condición de mediometraje aunque en ningún momento pretende ocultar su finalidad doméstica.

Por NACHO CABANA.

Autor

Nacho Cabana
Escritor y guionista profesional desde 1993. Ha trabajado en éxitos televisivos como COLEGIO MAYOR, MÉDICO DE FAMILIA, COMPAÑEROS, POLICÍAS EN EL CORAZÓN DE LA CALLE, SIMULADORES, SMS y así hasta sumar más de 300 guiones. Así mismo ha escrito los largometrajes de ficción NO DEBES ESTAR AQUÍ (2002) de Jacobo Rispa, y PROYECTO DOS (2008) de Guillermo Groizard. Ha dirigido y producido el documental TRES CAÍDAS / LOCO FIGHTERS (2006) presentado en los festivales de Sitges, DocumentaMadrid, Fantasia Montreal, Cancún y exhibido en la Casa de América de Madrid. Ganó el premio Ciudad de Irún de cuento en castellano en 1993 con LOS QUE COMEN SOPA, el mismo premio de novela en castellano en el año 2003 con MOMENTOS ROBADOS y el L´H Confidencial de novela negra en 2014 con LA CHICA QUE LLEVABA UNA PISTOLA EN EL TANGA publicada por Roca Editorial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *