Furiosa Escandinavia, de Antonio Rojano, dirigida por Víctor Velasco

Furiosa Escandinavia, de Antonio Rojano, dirigida por Víctor Velasco

Los Actores Sandra Arpa, David Fernández ‘Fabu‘, Francesco Carril, Irene Ruiz, el autor Antonio Rojano y el director Víctor Velasco, en un fragmento de la estupenda foto de Javier Naval

 

Por Luis Muñoz Díez

Furiosa Escandinavia, de Antonio Rojano, es una road movie en forma y fondo. En forma porque el personaje de Balzacman viaja físicamente, y en fondo porque acompañamos a Erica en su tránsito por una existencia que ha perdido sentido, a causa del desamor.

Se dice que el amor se encuentra en cada esquina, pero esa afirmación es sólo un deseo optimista. Cuando se ha caído, sin red, en el amor, el constante devenir se torna redondo y conduce siempre al mismo lugar.

Los personajes de la obra, palpan su propia existencia en la medida que todos lo hacemos. Sorprende cuando se lee una biografía de alguien que admiras, lo claro que lo tuvo todo y en todo momento, y a mí, me queda la impresión de que esa vida ha pasado por el formol de un taxidermista, en la práctica pensar y actuar son continuo movimiento.

En la imagen los actores David Fernández ‘Fabu’ y Sandra Arpa. Foto de Javier Naval

En la imagen los actores David Fernández ‘Fabu’ y Sandra Arpa. Foto de Javier Naval

La obra de Antonio ilumina como un rayo vigoroso, esos instantes de oscuridad y temblor. Ese continuo presente que estrenamos permanentemente, condicionados por el pasado que acumulamos.

Erika se empeña en compartir su hiel, sin usura, con una pareja de amigos. Él es psiquiatra y ella galerista, pero la obstinada felicidad de él, y las firmes creencias en el arte como antídoto de ella, son su coraza. Ha conocido a Balzacman por Internet, a partir de ahí irán en paralelo con distinto fin, por un lado está el apremio de Erika de olvidar a T, y por otro la necesidad del excéntrico joven, ataviado de cowboy, de encontrarlo. Si el personaje de Erika es hondo, el de Balzacman es infinito, es cómic, muñeco animado y hombre, inasequible al desaliento, aunque haya de enfrentarse a variados encuentros en la tercera fase.

Nos cuesta renunciar a casi todo, en cuanto perdemos el impulso adanista de la adolescencia de arrasar con lo que no sea hoy, yo y ahora, aprendemos que lo ajeno cambia por si solo con riesgo de pérdida, y únicamente permanecen fijas nuestras ofuscaciones.

En el texto de Rojano, es abismalmente romántico, el desamor hace olvidar y resetear su propia existencia a Erika. Su deseo por ser madre pasa únicamente porque el hijo es de T, y sin él, el confortable sentimiento de continuidad se convierte en un peligro irremediable para toda criatura que llega al mundo. Un mundo que desde que es, ha sido inclemente con todos los que abren los ojos a él, ningún tiempo pasado fue mejor, aunque ahora parece que los llamados a controlar el salvaje capitalismo, se olvidan que ellos también beben agua y respiran oxígeno, y porque lo olvida Erica, únicamente por su amor a T.

Furiosa Escandinavia recuerda la obviedad, de que el teatro se hace para ser representado. Antonio lanza ideas sin tregua para que el espectador reflexione, como la posibilidad de ahogar el dolor con una pastilla que te haga olvidar un dolor concreto, de alguna forma se trata de olvidar la muerte, o el estado de dolor en que vive Erika, en que sin T, se siente muerta por su ausencia, aunque respire.

La obra ilumina como un trueno, porque el texto, y la puesta en escena de Víctor Velasco, tienen una fuerza magnética que establece una corriente con el espectador que te atornilla a la butaca, y únicamente: sientes, ves y escuchas.

En la imagen los Actores David Fernández 'Fabu', Francesco Carril, Sandra Arpa e Irene Ruiz. Foto de Javier Naval

En la imagen los Actores David Fernández ‘Fabu’, Francesco Carril, Sandra Arpa e Irene Ruiz. Foto de Javier Naval

Víctor, sabe manejar tiempos y espacios con una destreza que, por momentos en esta función, requiere una precisión matemática, la dirección de actores es compacta. Sería injusto resaltar la labor de un actor sobre otro, había disfrutado muchas veces del buen trabajo de Sandra Arpa y Francesco Carril, y ha sido una grata sorpresa conocer el de Irene Ruiz y David Fernández ‘Fabu’. Quiero señalar el cuidado trabajo de un equipo excelente que cuenta con la escenografía de Alejandro Andújar, el de la luminadora Lola Barroso, el vestuario de Ana Rodrigo y la música y espacio sonoro de Luis Miguel Cobo.

Furiosa Escandinavia al margen de tener una factura impecable, me ha seducido por la capacidad de iluminar lo efímero, de fijar aquello que jamás volveremos a sentir, que será el suma y sigue para el ejercicio de inexperiencia que supone vivir.

 

Furiosa Escandinavia, Premio Lope de Vega 2016, se estrenó el Teatro Español -Madrid-, el  9 de marzo de 2017,  más información sobre fechas y horarios aquí.

Autor

Luis Muñoz Díez
Desde que me puse delante de una cámara por primera vez a los dieciséis años, he fechado los años por películas. Simultáneamente, empecé a escribir de Cine en una revista entrañable: Cine asesor. He visto kilómetros de celuloide en casi todos los idiomas y he sido muy afortunado porque he podido tratar, trabajar y entrevistar a muchos de los que me han emocionado antes como espectador. He trabajado de actor, he escrito novelas, guiones, retratado a toda cara interesante que se me ha puesto a tiro… Hay gente que nace sabiendo y yo prefiero morir aprendiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *