En el SÓNAR 2016, JEAN-MICHEL JARRE.

En el SÓNAR 2016, JEAN-MICHEL JARRE.

En el SÓNAR 2016, Jean-Michel Jarre afirmó que “actualmente una empresa billonaria se ha hecho con la totalidad del negocio de la música grabada sin que a los autores e intérpretes les llegue prácticamente nada de ese dinero”. El músico francés pionero de la electrónica (que en sus inicios utilizó aparatos diseñados para la grabación de discos en sus composiciones) añadió que la comunidad musical tenía que moverse rápidamente para crear un modelo viable económicamente para todos ellos y no solo para Spotify. “Detrás de su estética de teletubbie se esconden intereses muy oscuros que tienen que ver con el control de la población”.

Snowden y Jarre en dueto

Snowden y Jarre en dueto

Por eso, en el volumen I de su último trabajo, Electrónica, Jean-Michel Jarre incluye, en la canción Exit, un mensaje grabado de Edward Snowden donde el leaker alerta a los ciudadanos de que la información que “comparten” en redes sociales solo es banal para ellos pero no para las corporaciones que las usan para lucrarse. No obstante “estas empresas tienen un punto débil que es su imagen pública. Si queremos doblegarlas es ahí donde hay que atacarles”. Quizás sea Jarre algo ingenuo al pensar que consumidores que se sienten justos por pagar una cantidad mínima al mes que les da acceso a casi toda la producción musical mundial vayan a ponerse de alguna manera en contra de la corporación que se lucra ofreciéndoselo. Pero fue la de Jarre, que duda cabe, una denuncia apropiada en el marco del cada vez más interesante Sónar + D (el Congreso internacional sobre la transformación digital de las empresas creativas que se celebra en paralelo a las actividades musicales) donde apenas unas horas antes del diálogo con el autor de Zoolook,  Matthew Ogle y Ajay Kalia habían expuesto los mecanismos matemáticos con los que la plataforma musical más popular del mundo elaboraba cada semana una playlist personalizada para cada uno de sus consumidores.

Ajay Kalia

Ajay Kalia

Cada vez que te saltas una canción, cada vez que añades un tema a una playlist o reproduces una lista ajena, su logaritmo acota lo que te gusta y lo que no y lo cruza con las diferentes “islas” musicales en las que los ingenieros de Spotify clasifican todo el material que les llega (música de los 60, música actual que suena a los 60…). Si te gustan Otis Redding y James Brown es fácil que deducir que también te gusta Ray Charles; pero si te gustan Otis Redding y Limp bizkit entonces el sistema busca qué otras personas hay como tú y te recomienda lo que éstas tienen en sus listas de reproducción. Una forma de organización útil para no perderte en una galaxia de opciones en permanente expansión pero que merma la capacidad de decisión del escuchante. “Dentro de 20 o 30 años tendremos que enfrentarnos a inteligencias artificiales capaces de componer música por sí mismas a partir de nuestros gustos personales” concluyó Jean-Michel Jarre en su charla.

Ya sabes qué hacer con tus móviles viejos

Ya sabes qué hacer con tus móviles viejos

¿20 ó 30 años? Apenas a cien metros del lugar donde se celebró el encuentro con el autor de Oxígeno, se exponía una inteligencia artificial asociada a un software de composición musical que permitía componer canciones como si estuvieras pintando. Al acabar cada tema, había que decidir si era bueno o no. La IA iba aprendiendo de los gustos de los usuarios para así poder componer al gusto de éstos minimizando su intervención hasta anularla.

La representación física del Time Keeper

La representación física del Time Keeper

Muy cerca de allí, otro invento llamado The Time Keeper aseguraba ser capaz de seleccionar un tema musical adecuado para un momento vital determinado en el futuro del usuario. A partir de tu perfil de Spotify, un test de personalidad y un acontecimiento aún no sucedido pero previsto por el usuario (un viaje a Canadá, el nacimiento de un hijo…) el sistema te asignaría y enviaría la canción supuestamente perfecta para cuando el hecho relevante ocurra.

Arcade musical

Arcade musical

Hubo también otros inventos en el Sónar + D: desde una orquesta de teléfonos móviles conectados a un ordenador a un “arcade” ochentero accionado mediante un teclado musical pasando por un software capaz de analizar tu forma de pisar para fabricar unas zapatillas con las que puedas bailar más horas, un sistema de medir la concentración asociado a una actividad física y unas películas de realidad virtual tanto en clave documental como de animación tan asombrosas como peligrosas pueden resultar las gafas VR para las personalidades adictivas.

Nuevas tendencias en VR

Nuevas tendencias en VR

En la conferencia inaugural, Brian Eno advirtió también de los riesgos que tiene el aplicar valores exclusivamente capitalistas y mercantilistas no solo a la creación sino también a la educación al afirmar que hay numerosas universidades en las que todo está orientado a aprobar los exámenes, no al aprendizaje ni al razonamiento. “Es muy probable que alguien acabe una carrera sin saber nada sobre el tema que versa ésta”, dijo al tiempo que definía el arte como el juego de los adultos.

Eno, ligando

Eno, ligando

Más lejos llegó Kate Crawford (directora de proyectos de investigación en Microsoft) cuando anunció que en los campos de refugiados de Grecia, IBM está implantando un sistema que permite rastrear la huella de estos en la internet oculta para cruzarla con los datos que sobre terroristas tiene la UE y los EE.UU y saber de esta forma si son realmente víctimas o futuros verdugos.

Cualquier cosa antes que dedicar recursos a ayudar a los refugiados.

Kate Crawford

Kate Crawford

La noche del viernes, Jean-Michel Jarre ofreció el concierto más espectacular que hemos visto en el Sónar 2016. Tres cortinas de leds que se movían independientemente unas de otras (la más cercana al proscenio, dividida en varios segmentos desplazados a voluntad del video jockey) modificaban (con la ayuda de proyecciones y lasers de diferentes colores) la profundidad del escenario así como la percepción que el espectador tenía de la posición ocupada por los músicos que estaban sobre éste. Un sobrecogedor efecto 3D sin gafas que acompañó los muy contemporáneos temas de los dos volúmenes de Electrónica recién publicados (brilló especialmente la colaboración con Pet Shop Boys en Brick England) acompañado de algunos clásicos como Equinox y Stardust.

Jarre en forma

Jarre en forma

Acertamos por tanto los que nos decantamos por Jarre. Los que lo hicieron por la transfiguración de Antony en Anohni se aburrieron bastante con una propuesta cercana al trip-hop en la que el cantante transgénero desgranó sus nuevos temas sin quitarse en ningún momento la túnica que le cubría de pies a cabeza. De hecho, podía no haber sido él quien estaba sobre el escenario ya que su voz aparecía sospechosamente sincronizada con los rostros que aparecían en las proyecciones…

¿Estaba?

¿Estaba?

No hubo lleno total en ninguna de las dos actuaciones (es realmente difícil dadas las dimensiones de los recintos y más a primera hora de la noche) y no sabemos si, como ocurrió durante un concierto en Chicago, un sistema de reconocimiento facial logró identificar a todos y cada uno de los asistentes (Kate Crawford dixit)

Por NACHO CABANA

 

Autor

Nacho Cabana
Escritor y guionista profesional desde 1993. Ha trabajado en éxitos televisivos como COLEGIO MAYOR, MÉDICO DE FAMILIA, COMPAÑEROS, POLICÍAS EN EL CORAZÓN DE LA CALLE, SIMULADORES, SMS y así hasta sumar más de 300 guiones. Así mismo ha escrito los largometrajes de ficción NO DEBES ESTAR AQUÍ (2002) de Jacobo Rispa, y PROYECTO DOS (2008) de Guillermo Groizard. Ha dirigido y producido el documental TRES CAÍDAS / LOCO FIGHTERS (2006) presentado en los festivales de Sitges, DocumentaMadrid, Fantasia Montreal, Cancún y exhibido en la Casa de América de Madrid. Ganó el premio Ciudad de Irún de cuento en castellano en 1993 con LOS QUE COMEN SOPA, el mismo premio de novela en castellano en el año 2003 con MOMENTOS ROBADOS y el L´H Confidencial de novela negra en 2014 con LA CHICA QUE LLEVABA UNA PISTOLA EN EL TANGA publicada por Roca Editorial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *