El vello público, de Carlos Atanes

El vello público, de Carlos Atanes

10154422_234927543369270_8237730252852648683_nCarlos Atanes, define El vello público, como: “un incidente escrito y dirigido sin compasión” Al autor sin duda le gusta jugar, pero juega con talento y generosidad, y permite jugar al público con él, y así, el juego es compartido y gozoso. Una aptitud que se agradece, como también se agradece el tono humor con el que aborda sus obras, abundando, como abunda, tanto autor que sin anestesia pretende que se veneren sus aburridos traumas llevados a la escena. Atanes es un autor teatral, y cineasta, que desde que en 2011 estrenara la función de La cobra en la cesta de mimbre, dirigida por él mismo e interpretada por Ana Mayo y Jorge Cabrera, hasta  El triunfo de la mediocridad y los Los ciclos atánicos, en cartel hasta hace un par de semanas, y sin contar con la pieza de El vello público, suman ya nueve títulos estrenados en menos de tres años.

Apuntaba que Atanes es cineasta, al que yo he seguido con interés por ser los dos del su mismo gremio, y como director de cine cuenta con cuatro largometrajes en su filmografía: FAQ: Frequently Asked Questions (2005) Próxima (2007)  Maximum Shame (2010) y Gallino, the Chicken System (2012), cuatro películas a cual más personal y una extensa experiencia en la realización de cortometrajes cinematográficos, digna de mencionar ante el estreno de El vello público, pieza teatral que también se viste de corto.

La pieza de El vello público es todo un reto porque las piezas cortas entrañan riesgo en todos los campos: un cortometraje de cine es fundamental para saber si un director sabe presentar desarrollar y cerrar una historia en un espacio muy limitado de tiempo. En estos casos hay que saber medir muy bien los tiempos, y el autor muy experimentado en el cortometraje en esta pieza teatral, maneja los tiempos de una manera impecable.

1554476_596716817091403_6667942984953518016_nLa historia nos presenta a una mujer frente a un plato de vichisuá, y la queja de que hay un pelo en la sopa fría de puerros no es mas que un pretexto para ejecutar una venganza. Pero ¡ay!, la desesperación y el odio, aparte de no ser buenos para la salud, elevar los niveles de colesterol y la tensión arterial con riesgo de infarto, tampoco son buenos consejeros ni para llevar a cabo el difícil arte de la venganzas. En esos estados se actúa muy de vísceras y la obcecación no te permite pensar con la frialdad adecuada para logar el daño deseado, si no buscamos claro está un tiroteo que lo ponga todo perdido de sangre. Para llevar a cabo una venganza en condiciones hay que tener nervios de acero, y ser muy dueño de tus actos, si no con un simple contratiempo en el guión trazado se patina y se puede ir todo al traste como  en este caso que la camarera le gana por goleada, simplemente porque no se altera.

La pieza es deliciosa, y aborda el absurdo sin ambages con lo que Carlos Atanes se afianza en su personal estilo, y se alinea en una tradición que tanta glorias ha dado al tetaro y a la novela, un genero con el que nos podemos identificar, incluso con la caricatura, a poco conscientes que seamos de nuestro potencial de irracionalidad y la vehemencia con la que nos manejamos cuando lo que nos mueven son las pasiones, nuestros actos son decididamente imprevisibles y absurdos.

Las dos actrices están expléndidas, tanto María Kaltembacher, que pone gesto y cara a la camarera, que compone perfectamente un personaje que actúa con la seguridad cínica que le otorga el tener la situación controlada, y en sus manos a la mujer que acude al restaurante en busca venganza, mujer a la pone toda la vehemencia necesaria, muy bien dosificada la actriz Aina de Cos. Las dos actrices tienen química actuando juntas, se puede sentir su energía, su color y el olor a tan corto espacio con el público, y con Carlos Atanes, logran que una pieza fuerte como el vinagre se disfrute como un buen vino.

El vello público/ Autor y director Carlos Atanes/ Intérpretes María Kaltembacher y Aina de Cos.

Microteatro Por Dinero Calle de Loreto Prado y Enrique Chicote, 9, 28004 Madrid

Fechas  jueves 1 y viernes 2 de mayo, a partir de las 23:00 h, hasta el 2 de mayo.

Autor

Luis Muñoz Díez
Desde que me puse delante de una cámara por primera vez a los dieciséis años, he fechado los años por películas. Simultáneamente, empecé a escribir de Cine en una revista entrañable: Cine asesor. He visto kilómetros de celuloide en casi todos los idiomas y he sido muy afortunado porque he podido tratar, trabajar y entrevistar a muchos de los que me han emocionado antes como espectador. He trabajado de actor, he escrito novelas, guiones, retratado a toda cara interesante que se me ha puesto a tiro… Hay gente que nace sabiendo y yo prefiero morir aprendiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *