El Lago de los Cisnes, del Russian Classical Ballet

El Lago de los Cisnes, del Russian Classical Ballet

La inmortal historia de amor, contada a través de la compañía del Russian Classical Ballet, embriaga el escenario del Teatro Nuevo Apolo.

Los coreógrafos Lev Ivanov y Marius Petipa desarrollan esta clásica obra de ballet en tres actos y cuatro cuadros, en los que el amor y la magia se entremezclan formando un halo de ensoñación alimentado de romanticismo y belleza. Con la música del compositor ruso Tchaikovsky, los bailarines de esta cantera rusa nos transportan a un mundo en constante lucha entre el bien y el mal, una batalla por el amor verdadero y eterno, donde los encantamientos y los monstruos tienen un especial protagonismo. La expresividad y la aptitud de los bailarines de esta prestigiosa compañía, fundada en 1990, traspasan los límites de la realidad, vinculando los movimientos del cuerpo con los de un cisne, lo que demuestra un gran potencial coreográfico y artístico.

El ballet comienza cuando el príncipe Sigfried sale de caza con sus amigos para celebrar su 20 cumpleaños. Cuando, de repente, en un lago del bosque ve aparecer a uno de los cisnes más hermosos y sensuales que jamás había visto, la princesa Odette. Ésta le cuenta que fue transformada en cisne por un sortilegio del mago Von Rothbart y que al salir el sol se convierte en esta preciosa ave. Sólo aquel que le jure amor eterno podrá romper el maleficio. Sin embargo, en el baile de celebración, Sigfried confunde a Odette con Odile, la hija del hechicero, y es a ella a quien le jura amor eterno. Horrorizado por lo que acaba de hacer, el príncipe decide ir en busca de Odette y recuperar su amor y su confianza.

El Lago de los Cisnes ha sido modificado en numerosas ocasiones ya sea por exigencias coreográficas o de montaje, debido a su extensa duración. Pero escuchar y ver el ballet completo permite al espectador valorar la capacidad de Tchaikovski de producir un hermoso caudal melódico que sintoniza con los suaves y armónicos movimientos de los bailarines.

Tras la breve sinopsis de la historia y como colofón, ofrecemos dos de las más famosas versiones sobre el desenlace:

La clásica.- Junto al lago, las doncellas-cisne danzan esperando que Odette regrese del baile. Cuando la princesa les narra lo sucedido en el castillo, sus compañeras tratan de consolarla, pero Odette -presa de la desesperación- intenta arrojarse al lago para escapar del poder y la opresión de Von Rothbart. En ese momento, llega Sigfried y los enamorados se abrazan declarándose su amor. Pero una diabólica tormenta desatada por el brujo les impide unirse. Finalmente, Odette se lanza al lago y Sigfried -incapaz de vivir sin ella-, la sigue. Su sacrificio hace que el maleficio se rompa y del lago surgen los espíritus de Odette y Sigfried que se unen y elevan, alcanzando un éxtasis de serenidad infinita: la eterna felicidad.

La de cuento.- Cuando Sigfried encuentra a Odette entre las doncellas, le pide perdón y tomándola entre los brazos le jura amor eterno. En ese instante, aparece el hechicero y se produce una descomunal lucha en la que finalmente vence la fuerza del amor. Sigfried y Odette vivieron felices para siempre.

Fechas: del 8 al 19 de mayo

Lugar: Teatro Nuevo Apolo

Precios: de 15 a 36€

Horarios: X, J, 20.30h. V, 20h. S, 19 y 22.30h. D, 19h.

Compañía: Russian Classical Ballet.

Dirección: Evgeniya Bespalova.

Coreografía: Lev Ivanov y Marius Petipa.

Duración: 2 horas, aprox.

Autor

Alegre, transparente (quizá demasiado), sencilla y complicada al mismo tiempo, con carácter y muchos, muchos defectos. Mi filosofía de vida se basa en tener serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para cambiar las cosas que puedo y sabiduría para poder diferenciarlas...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *