DocumentaMadrid 2018: Playing men, Tódalas mulleres que coñezo y 100 niños esperando un tren

DocumentaMadrid 2018: Playing men, Tódalas mulleres que coñezo y 100 niños esperando un tren

Los festivales permiten que las diferentes películas dialoguen entre sí, a pesar de encontrarse en diferentes secciones. Es el caso de DocumentaMadrid 2018, donde se dan cita dos documentales casi complementarios: Playing Men, filme de Matjaž Ivanišin presente en la sección Fugas, y Tódalas mujeres que coñezo, obra de la gallega Xiana do Teixeiro que participa en los apartados de Competición Nacional de Largometrajes y Desde lo femenino.

Playing Men nos ofrece un retrato bastante irónico de las relaciones entre los miembros del sexo masculino en diferentes países. Todo ello unido a través de la historia del director que rueda el largometraje y se encuentra en una particular crisis creativa. Con mucha sorna, el autor de esta divertidísimo trabajo reúne diversos juegos donde prevalece el espíritu competitivo, la confrontación y un espíritu casi filogay. Luchas donde los participantes no dudan en tocarse los genitales para lograr vencer al oponente, curiosos lanzamientos de grandes quesos, particulares juegos de chinos donde los miembros actúan gritándose y la crónica de un partido de tenis masculino son algunos de los asuntos que aborda una cinta que se ríe de lo que se ha llamado el heteropatriarcado. Quizá sobra un tanto el forzado nexo de unión entre las diferentes partes de la película, pero todo ello no invalida su valor.

Tódalas mujeres que coñezo

El inesperado complemento de este largometraje fue Tódalas mulleres que coñezo, cinta que recoge los testimonios acerca del acoso sexual de la población femenina y las agresiones sexuales. Su directora da voz a las mujeres, aunque no exclusivamente a ellas, para que expresen sus experiencias y su opinión en diferentes situaciones y lugares, desde un informal encuentro de amigas hasta una clase de instituto. Lo hace a través de una estructura que recuerda a la de una muñeca rusa: las diferentes partes están incluida en el interior de otra y así sucesivamente. Quizá lo más interesante del conjunto sea el pasaje que tiene que como protagonistas a los adolescentes, donde se da voz a los hombres y se muestra que una cosa es lo que se expresa en público, donde se actúa de manera políticamente correcta y se piensa de otra bastante más cuestionable.

100 niños esperando un tren

La educación, precisamente, está muy presente en DocumentaMadrid 2018 a través del Seminario Pedagogías de la creación. Una de las proyecciones asociadas a este curso nos permitió disfrutar de una pequeña joya: 100 niños esperando un tren.  Estrenada originalmente en 1988, Ignacio Agüero recoge la particular experiencia educativa de la profesora Alicia Vega, que enseñó cine en comunidades deprimidas de Chile. Resulta verdaderamente inspirador cómo aquella docente logró hacer llegar a los más pequeños el séptimo arte convirtiéndolo en un juego divertido durante una época donde el acceso a las cámaras no era tan fácil como en la actualidad. Por otra parte, el filme muestra de una manera casi tangencial la huella de la represión y la dictadura del general Augusto Pinochet en los menores.

Autor

Julio Vallejo Herán creció queriendo ser un héroe Marvel. Sin embargo, las películas, los libros y la música se cruzaron en su camino y, desde entonces, se fijó como meta escribir de asuntos más o menos culturales. Licenciado en Periodismo y Experto en Comunicación y Arte por la Universidad Complutense de Madrid, ha desarrollado su labor como comunicador y crítico en medios como Televisión Española, Europa Press Televisión, Lainformacion.com, Cine para leer, Tendencias Magazine, AB Magazine, Coveritmedia, Pasionporelcine.es, Freek Magazine, Verano Complutense, Supernovapop.com, Macguffin, Muchoruido.com, Basecine.net, Muzikalia.com, Cine 5 Estrellas (www.cine5x.com), Avant Press, Cinema Ad Hoc y Notasdecine.es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *