DOCS BARCELONA 2016. Primera crónica.

DOCS BARCELONA 2016. Primera crónica.

Por NACHO CABANA

Al final de la proyección de su película Kandahar journals (codirigida con Devin Gallagher), el fotógrafo especializado en conflicto bélicos Louie Palu dijo a los espectadores “cuando discutan sobre los refugiados, piensen que ellos vienen huyendo de lugares como los que acaban de ver en la pantalla”. Esos lugares son tres zonas agrícolas situadas al oeste de Kandahar y en cuyas minúsculas aldeas se esconden y organizan los talibanes para lanzar sus ataque suicidas a la segunda ciudad más importante de Afganistán que, debido a la orografía de este país maldecido por la historia, es paso obligado para ir hacia la India o Kabul. El inconveniente es que los soldados canadienses que protagonizan esta interesante no ficción no tienen un método o estrategia medianamente eficaz para identificar a los insurgentes. Cualquiera puede serlo… o no. De ahí el tedio, los abusos y la sensación de estar en una guerra en la que el enemigo parece no existir hasta que ataca.

Diario fotográfico de la guerra moderna

Diario fotográfico de la guerra moderna

Paul y Gallagher articulan un discurso estético que va más allá de las imágenes grabadas en la contienda con hallazgos tan interesantes como emplear las sucesivas instantáneas disparadas a toda velocidad por una cámara fotográfica al modo de fotogramas a aproximadamente 6 imágenes por segundo. Los cinco primeros minutos de su película son un decálogo para cualquiera que quiera ir a fotografiar una zona de conflicto.

El documental del mes de Junio

El documental del mes de Junio

Más narrativa es Siria, una historia de amor de Sean McAllister, cuyo primer acto bien podría ser el tercero de una ficción con guión y actores, y que tendría en el primer punto del giro del documental su particular happy end. El acierto de McAllister es haber tenido la intuición (y la paciencia) de haber seguido grabando a la familia protagonista más allá de la resolución del conflicto inicial para evidenciar que en la vida siempre hay tiempo después del The End y que ese tiempo puede acabar convirtiendo el “vivieron felices para siempre” en un drama que atraviesa años y países. Entrañable la presencia tras la proyección del hijo del matrimonio protagonista junto al director.

Rapear es complicado en Teherán

Rapear es complicado en Teherán

En parecido registro dramático a la película irlandesa se sitúa la cinta inaugural, Sonita de Rokhsareh Ghaem Maghami que bien podría haber sido programada en el In Edit. Sonita plantea a mitad de su metraje un interesante dilema que además enlaza con la exigencia de las autoridades iraníes de que en las películas nacionales aparezca en algún momento el equipo de filmación. ¿Es lícito que el equipo de producción resuelva –con dinero en este caso- uno de los conflictos del personaje que están filmando? O al revés… ¿es moralmente justo no hacerlo y abandonar a su suerte a la persona que te está permitiendo grabarle para que hagas tu película? Sonita es, al contrario de los dos anteriores, un “feel good documentary” muy bien rodado y montado que logra la empatía del espectador con la chica rapera afgana refugiada en Teherán al tiempo que demuestra al espectador europeo y gringo que no todos los países musulmanes son iguales y que la vida en alguno de ellos no tiene que ser necesariamente un infierno.

Si Sonita hubiera venido a los Aribau se habría convertido, sin duda, en la estrella de esta edición.

Autor

Nacho Cabana
Escritor y guionista profesional desde 1993. Ha trabajado en éxitos televisivos como COLEGIO MAYOR, MÉDICO DE FAMILIA, COMPAÑEROS, POLICÍAS EN EL CORAZÓN DE LA CALLE, SIMULADORES, SMS y así hasta sumar más de 300 guiones. Así mismo ha escrito los largometrajes de ficción NO DEBES ESTAR AQUÍ (2002) de Jacobo Rispa, y PROYECTO DOS (2008) de Guillermo Groizard. Ha dirigido y producido el documental TRES CAÍDAS / LOCO FIGHTERS (2006) presentado en los festivales de Sitges, DocumentaMadrid, Fantasia Montreal, Cancún y exhibido en la Casa de América de Madrid. Ganó el premio Ciudad de Irún de cuento en castellano en 1993 con LOS QUE COMEN SOPA, el mismo premio de novela en castellano en el año 2003 con MOMENTOS ROBADOS y el L´H Confidencial de novela negra en 2014 con LA CHICA QUE LLEVABA UNA PISTOLA EN EL TANGA publicada por Roca Editorial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *