Dhafer Youssef en el 48 Festival de Jazz de Barcelona

Dhafer Youssef en el 48 Festival de Jazz de Barcelona

Por NACHO CABANA

Había mucha curiosidad y algo de temor el miércoles pasado en la sala BARTS minutos antes de que comenzara su concierto en el 48 Festival de Jazz de Barcelona el músico tunecino Dhafer Youssef. No tanto por lo que de jazz pudiera tener el evento como por el tiempo que le dedicara el tunecino a sus orígenes muecines en un pueblo de pescadores en el centro este de su país.

 

De Túnez al Paralelo.

De Túnez al Paralelo.

De familia humilde, Yousseff fue iniciado a muy temprana edad por su abuelo en los recitales coránicos pero no fue hasta que comenzó a cantar en un hamman que pudo comprobar que su voz iba más allá de lo que la tradición familiar le reservaba. Y aunque grabó la llamada a la oración en la mezquita local usando un micrófono de plástico, pronto intentó ir más allá de lo religioso e ingresó como vocalista en un grupo litúrgico, colectivo no demasiado abierto a experimentaciones.

Feliz con el laud árabe

Feliz con el laud árabe

El encuentro de Youssef con los ritmos occidentales y el laud árabe tuvo lugar en un centro para la juventud de su pueblo. Comenzó a tocar en bodas locales antes de ingresar en una orquesta primero y (ya lejos de su ciudad natal) en el conservatorio de Nahj Zarkoun. A estas alturas el mundo del solfeo tunecino ya se le había quedado pequeño y viaja a Austria donde completa su formación musical encontrándose con el jazz, la música hindú y finalmente la electrónica. Ahí comenzaría una exitosa carrera con siete álbumes y numerosas giras como la que trajo a Barcelona donde se presentó en formación de cuarteto.

Su último disco

Su último disco

No había razón para los temores inducidos por la algo excesiva presencia de su voz en su último disco Diwan of beauty and odd. El primer gran acierto Youssef en su actuación barcelonesa fue usar su canto como intro o intermedio en temas profundamente jazzísticos que tuvieron en todo momento presente el origen mediterráneo de su compositor gracias a la extrema habilidad de éste con el laúd árabe de doble cuerda y el mástil en ángulo recto. Empezaba Youssef tocando pequeñas variaciones de melodías sencillas con las que iba retando a los otros tres miembros de su banda que según le respondían iban dando lugar a más y más complejidad.

Ben Williams

Ben Williams

Memorable fue su dueto con el contrabajo Ben Williams (que también ha acompañado a Pat Metheny) al final de la actuación así como el desempeño de Justin “the assasin” Faulkner a la batería. Todo energía al piano y toda paz interior cuando se despegaba de éste, Aaron Parks (que ha colaborado en varias bandas sonoras para Spike Lee) no dejó de brillar tanto en los solos como en los duetos y acompañando al resto de la banda.

Extraño tinte el del segundo por la izquierda

Extraño tinte el del segundo por la izquierda

El martes 22 en la sala Barts, Robert Glasper Experiment  intentará averiguar qué tipo de música compondría Miles Davis hoy en día; el miércoles el cubano Pepe Rivero con la orquesta de cámara del Liceo se paseará por las cuatro estaciones de Vivaldi con ritmos argentinos, brasileños, cubanos y neoyorquinos. El viernes le tocará el turno a Madeleine Peyroux quien presentará en el Palau de la Música Secular Hymns, un disco grabado en una iglesia del siglo XII de Oxfordshire (Inglaterra) que se alimenta tanto de exquisitas versiones de blues y gospel seminal (Willie Nixon, Lil Green y Rosetta Tharpe) como de extraordinarios songwriters contemporáneos (Tom Waits, Townes Van Zandt y Allen Toussaint) y espirituales afroamericanos.

El joven Eastwood

El joven Eastwood

El sábado habrá cena en el Casino y concierto de Kyle Eastwood presentará su séptimo disco, Time Pieces (2015) con piezas originales y adaptaciones de Herbie Hancock y Horace Silver. Verlo a él será incompatible con acudir al concierto de Raynald Colom Steel quinteto con flashes de rock, black music contemporánea y flamenco que lleva la música del multigalardonado trompetista y compositor francocatalán a una dimensión más eléctrica y radical. Toca una hora antes que el hijo de Clint Eastwood en el Conservatorio del Liceu.

El domingo Christian Scott Atunde Adjuah estirará, en sus propias palabras «las convenciones rítmicas, melódicas y armónicas del jazz con la voluntad de abrazar tantas formas, lenguajes y culturas musicales como sea ​​posible». Será el el Conservatorio del Liceu a las 19:00

Más información aquí

Autor

Nacho Cabana
Escritor y guionista profesional desde 1993. Ha trabajado en éxitos televisivos como COLEGIO MAYOR, MÉDICO DE FAMILIA, COMPAÑEROS, POLICÍAS EN EL CORAZÓN DE LA CALLE, SIMULADORES, SMS y así hasta sumar más de 300 guiones. Así mismo ha escrito los largometrajes de ficción NO DEBES ESTAR AQUÍ (2002) de Jacobo Rispa, y PROYECTO DOS (2008) de Guillermo Groizard. Ha dirigido y producido el documental TRES CAÍDAS / LOCO FIGHTERS (2006) presentado en los festivales de Sitges, DocumentaMadrid, Fantasia Montreal, Cancún y exhibido en la Casa de América de Madrid. Ganó el premio Ciudad de Irún de cuento en castellano en 1993 con LOS QUE COMEN SOPA, el mismo premio de novela en castellano en el año 2003 con MOMENTOS ROBADOS y el L´H Confidencial de novela negra en 2014 con LA CHICA QUE LLEVABA UNA PISTOLA EN EL TANGA publicada por Roca Editorial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *