Dexter – Series Finale

Dexter – Series Finale

La noche del 22 de septiembre fue la noche. Tras ocho años en antena la serie basada en el personaje creado por  Jeff Lindsay llegó a su fin. Y lo hizo como suelen hacerlo las grandes series: con división de opinión entre sus seguidores.

 

Esta noche es la noche. Y va a volver a pasar una y otra vez… tiene que pasar.
Capítulo 1. Temporada 1

 

En la anterior temporada fuimos testigos de un gran cambio en la serie. Anteriormente, la voz en off de Michael C. Hall tenía gran relevancia. Era la única manera de conocer cómo era Dexter realmente. Pero con la séptima temporada, al conocer Debra (Jenifer Carpenter) su gran secreto, estas secuencias fueron perdiendo peso.  Además, poco a poco el psicópata fue siendo más humano. Tuvimos tramas más centradas en mostrar este hecho, y esto afectó negativamente a la trama entre Dexter y el asesino-enemigo de turno.  La octava temporada fue en la misma línea,  aunque las tramas fueron aún más simplonas y sin relevancia en algunas ocasiones.

625477_10153127146260271_1399413727_n

Debra atraviesa su peor momento. Se siente culpable por la muerte de Laguerta (Lauren Vélez) y ésto hace que se aleje de su hermano y comience a abusar del alcohol. Mientras tanto, Dexter intenta por todos los medios recuperar el contacto con ella pues la necesita.  Esto confirma el gran cambio que Dex está sufriendo, necesita a su hermana, la quiere.  También nos muestra su relación con su hijo Harrison de una manera más detenida. La entrada en escena de la doctora Vogel (Charlotte Rampling) nos servirá como refuerzo para mostrarnos que ahora Dexter tiene corazón.

 

Si tuviese un corazón, se estaría rompiendo en este momento.
Capítulo 3. Temporada 1

 

Toda esta evolución culmina en un último capítulo muy emotivo. Un episodio que particularmente me parece muy acertado, sin embargo la manera de llegar a él ha sido muy desafortunada. Y es que han utilizado demasiados capítulos para contarlo, y esto ha hecho que durante gran parte de la temporada hayamos tenido a una serie de personajes secundarios dando vueltas de un lado para otro sin prácticamente hacer nada. La relación de Masuka (C.S. Lee)  con un nuevo personaje, la relación de Quinn (Desmond Harrington) con la hermana de Batista, son algunos ejemplos de tramas de relleno que no han tenido ninguna relevancia, y es que los personajes secundarios han carecido por completo de ella.

Afortunadamente con la llegada de su nuevo enemigo la trama principal se vuelve muy oscura. Todo puede pasar. Los últimos capítulos son agónicos ante el sentimiento de que el desenlace se acerca y desconocer que sucederá.  ¿Conseguirá escapar?, ¿Lo atraparán?, ¿morirá al ser descubierto por sus compañeros?… eso era lo que entraba en nuestra mente. Incluso Clyde Phillips (ex showrunner de la serie) ha comentado que el final hubiera sido diferente si él hubiera seguido en la serie: Dexter abría sus ojos en el corredor de la muerte y se encontraba cara a cara con todos sus muertos. Sinceramente, un final demasiado vulgar por ser totalmente esperado y simple.

933906_10153127146070271_1995493001_n

Ahora me doy cuenta de que mis días están contados. Así que será mejor que los exprima al máximo. Todo este tiempo, pensé que éste era un juego…
Que mi alter ego y yo estábamos jugando. Pero las relaciones cambian… evolucionan… y ésta se está profundizando.
Como Harry dijo en mi sueño… la tormenta está llegando.
Capitulo 6 . temporada 1

 

Dexter se siente humano. Ha descubierto lo importante que es para él su familia,  ahora no necesita fingirlo. Por eso este final es adecuado justo en este momento y no hace 3 temporadas, cuando nada le hubiera importado.

A pesar de nuestro cariño hacia el personaje, Dex es un asesino. Recibe la peor sentencia posible.  Final inesperado, triste, cruel. Tras apagar la pantalla, los momentos con instintos de asesinar a algún guionista terminan cuando pasa el shock de lo que hemos visto e intentamos ordenar estos acontecimientos.  La idea en si es muy acertada, aunque ha tenido escenas poco realistas con personajes entrando y saliendo como si fueran invisibles a los ojos del mundo. Si echamos la vista atrás, cuando el pasajero oscuro nos hablaba sólo a los espectadores, veremos que este final entraba en los planes desde hace algún tiempo.

 

Me gusta fingir que estoy solo, completamente solo. Como tras el Apocalipsis o una catástrofe. No importa. Sin que quedara nadie ante quien fingir, sin  necesidad de esconder mi verdadero yo, seria… liberador.

79349-15

Hasta siempre, Dexter Morgan.

Hasta siempre, oscuro pasajero.

Autor

Vanesa Rodríguez
Seriéfila. Frakker. Lostie. Whovian. Me gustan las series británicas. Apasionada de la literatura. La fantasía y la ciencia ficción. Tolkien. García Márquez. Gaiman. La música de los 80'. Queen. El indie rock.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *