D´AUTOR 2017 (02) Mujeres reales.

D´AUTOR 2017 (02) Mujeres reales.

Por NACHO CABANA

A CIDADE ONDE ENVELHEÇO de Marília Rocha.

Aproximadamente, entre los 25 y los 40 años uno está tomando decisiones constantemente. Consciente o no de la trascendencia de éstas o duración de sus efectos (y dependiendo de lo consciente que sea cada uno de su propia vida y posibilidades de controlarla) son los tiempos en que se tienen que elegir sucesivas parejas, casas, amigos, trabajos, ciudades.

Sobre esta cuestión versa la muy lograda película brasileña de precioso título. La ciudad donde envejezco cuenta los días de convivencia de dos chicas portuguesas en torno a los treinta emigradas a la ciudad de Belo Horizonte en el estado brasileño de Minas Gerais. Una vive sus últimas semanas de exilio y la otra sus primeras. No hay grandes acontecimientos, no sabemos porqué están allí ni hay romances ni búsqueda de empleo ni “peces fuera del agua”. Solo una sucesión de hechos cotidianos que van dibujando la posibilidad de que la ciudad de Minas Gerais sea la morada definitiva de ambas.

Lo mejor de A cidade onde envelheço es que su directora y coguionista (conjuntamente con João DumansThais Fujinaga) evitan todos los tópicos usados habitualmente en las películas protagonizadas por mujeres. No se usan las conversaciones sexuales para generar complicidad, no hay unidad frente al varón porque éste no se presenta ni como amenaza ni como detonante de conflictos. No van de compras ni se abrazan constantemente ni su directora se ve en la obligación de demostrar que son “dos amazonas”. Simplemente asistimos al nacimiento de una amistad entre dos personas sin que ni Thelma ni Louise hagan su aparición a la mínima ocasión.

Muy bien filmada, cuenta con dos estupendas interpretaciones de Elizabete Francisca y Francisca Manuel.

LOS DECENTES de Lukas Valenta Rinner.

Hace una década más o menos se paseaban por Barcelona un par de tipos completamente desnudos. Uno de ellos se limitaba a ir montado en bicicleta pero al otro le gustaba crear pequeñas perfomances provocando a los ciudadanos bien pensantes simplemente sentándose a escuchar a una banda callejera sin que el público “textil” que le rodeaba se diera cuenta de su desnudez hasta que la actuación acababa. No hacía nada más, simplemente iba sin ropa.

El cuerpo desnudo se ha convertido en una herramienta comercial precisamente porque escandaliza o sorprende insertado en la vida real. De eso va Los decentes, la película más “Noves visions” que hasta la fecha he visto en el D´Autor 2017. Está protagonizada por una mujer real (otra) que entra a trabajar de criada en una de esas urbanizaciones de lujo fuertemente custodiadas donde viven los ricos en ciudades donde el peligro ha dejado de estar controlado (recuerden La zona -2007- de Rodrigo Plá). Un entorno tan artificial como la vida de los pijos que en ella habitan. Pero justo en la finca de al lado se ha establecido una comunidad nudista que no es que hagan nada especial o revolucionario (hacen cosas de nudistas: toman el sol, practican sexo tántrico, plantan hortalizas) pero cuya simple desnudez se convierte para el personaje central de la criada en un mecanismo liberador primero y en un arma contra la opresión después.

La responsable de vestuario, descansando.

Aunque se trate de una insólita coproducción entre Austria, Corea del Sur y Argentina, Los decentes está filmada como si Aki Kaurismaki fuera uruguayo (no está lejos la sombra de Whisky -2004- de Juan Pablo Rebella y Pablo Stoll– o Mal día para pescar -2009- de Álvaro Brechner) e invita a disfrutarla sin ropa puesta.

20th CENTURY WOMEN de Mike Mills.

Nominada al Óscar al mejor guión original (obra del mismo director) y a los Globos de Oro como mejor película musical o cómica (amén de a Annette Bening como mejor actriz a pesar de que por edad no dé el personaje), 20th Century women es una película que modula con sensibilidad nostalgia, referencias culturales e históricas. Su apuesta narrativa recuerda poderosamente a los últimos cinco minutos del último episodio de A dos metros bajo tierra (2001-2005) de Alan Ball (probablemente los mejores que dio la segunda edad de oro de las series televisivas) con una voz en off contando lo que les pasará en el futuro a los personajes sin que ellos todavía lo sepan.

Mills escribe diálogos sutiles y brillantes (ahí está la conversación acerca de la menstruación durante la cena familiar) y logra que sus actrices (qué bien está Greta Gerwig) reciten sin que parezcan las más listas de la clase.

Con una banda sonora comentativa, Mills consigue que parezca original hasta el mensaje contenido en la letra de As time goes by.

 

Autor

Nacho Cabana
Escritor y guionista profesional desde 1993. Ha trabajado en éxitos televisivos como COLEGIO MAYOR, MÉDICO DE FAMILIA, COMPAÑEROS, POLICÍAS EN EL CORAZÓN DE LA CALLE, SIMULADORES, SMS y así hasta sumar más de 300 guiones. Así mismo ha escrito los largometrajes de ficción NO DEBES ESTAR AQUÍ (2002) de Jacobo Rispa, y PROYECTO DOS (2008) de Guillermo Groizard. Ha dirigido y producido el documental TRES CAÍDAS / LOCO FIGHTERS (2006) presentado en los festivales de Sitges, DocumentaMadrid, Fantasia Montreal, Cancún y exhibido en la Casa de América de Madrid. Ganó el premio Ciudad de Irún de cuento en castellano en 1993 con LOS QUE COMEN SOPA, el mismo premio de novela en castellano en el año 2003 con MOMENTOS ROBADOS y el L´H Confidencial de novela negra en 2014 con LA CHICA QUE LLEVABA UNA PISTOLA EN EL TANGA publicada por Roca Editorial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *