Concepción Muñoz Llorca

Concepción Muñoz Llorca

Hola, soy Concepción Muñoz Llorca, mis amigos me conocen como Mima, y tuve la suerte de nacer en Barcelona, la ciudad más cosmopolita de España en la época franquista. Desde niña, leía todo lo que caía en mis manos hasta que crecí y fui volviéndome selectiva. A los 17 vine a Madrid y seguí leyendo sin parar mientras intentaba que mi vida se pareciera a la literatura y me enamoraba  locamente varias veces. Incluso me casé,  tuve un hijo y me fui a vivir a Altea, Alicante, donde durante casi 10 años me dediqué a tomar el sol, a beber y a seguir leyendo.

A los 40, entré a trabajar en una productora de cine (Tesauro) y durante casi 15 años leí cientos de guiones, vi muchas películas, viajé a los mercados internacionales y llegué a ser productora ejecutiva de programas para la televisión pública y privada, pero no estaba satisfecha; probé en la radio pero no encontré mi sitio y volví a autoexiliarme. Esta vez fue en Caños de Meca, Cádiz, un lugar bonito y solitario donde poder tomar el sol, beber y leer.

En 2004 me fui a Guadalajara para encargarme de la Dirección de un Centro de Acogimiento Residencial para menores extranjeros no acompañados, y durante seis años el trabajo social me motivó, me mantuvo ocupada, colmó todas mis expectativas. Pero siempre encontré tiempo para seguir leyendo.

Ahora, de nuevo en Madrid, prejubilada y con 64 años cumplidos, no puedo hablaros de títulos académicos, ni de cargos desempeñados, ni de éxitos literarios porque, como dijo Borges “lo único de lo que puedo enorgullecerme es de los libros que he leído…” y por ello me gusta compartir con vosotros mis lecturas e impresiones a través de mis reseñas para Tarántula. Para contribuir en lo que pueda a que todos disfruten y amen los libros tanto como yo.

Autor

Concepción Muñoz Llorca
Nací en Barcelona. Desde niña, leía todo lo que caía en mis manos hasta que crecí y fui volviéndome selectiva. A los 40, entré a trabajar en una productora de cine (Tesauro) y llegué a ser productora ejecutiva de programas para la televisión pública y privada, pero no estaba satisfecha; En 2004 me fui a Guadalajara para encargarme de la Dirección de un Centro de Acogimiento Residencial para menores extranjeros. Durante seis años el trabajo social colmó todas mis expectativas, pero siempre encontré tiempo para seguir leyendo. Ahora, en Madrid, prejubilada y con 64 años, me gusta compartir con vosotros mis lecturas e impresiones a través de mis reseñas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *