La boda de tus muertos, Pablo Canosales indaga en la famila

La boda de tus muertos, Pablo Canosales indaga en la famila

En la imagen Víctor Nacarino, Lucía Bravo, César Sánchez, Mauricio Bautista y Sara Mata en La boda de tus muertos Pablo Canosales Foto Jesús Mayorga

 

Por Luis Muñoz Díez

Con La boda de tus muertos Pablo Canosales se adentra en la institución por excelencia que no es otra que la familia. Todo lo que gira alrededor de la familia es enigmático e hiperbólico, no puede ser de otra forma. Sus frutos nacen de la pasión amorosa, con un parto que significa sudor, sangre, lagrimas, risa y plenitud.

El cuño de familia es potente, y si vives los suficientes años para perder la capacidad de recordar. Los días de vejez los pasarás en la lejana infancia entre hermanos y padres. La memoria te jugará la mala pasada de olvidar los grandes amores y a tus propios hijos, devolviéndote al inicio del patio de tu niñez.

Pablo sitúa su obra en una boda, porque las bodas son la génesis de la creación de otra familia. Allí, un núcleo familiar formado por una madre, un padre y un hijo darán rienda suelta a ese vínculo familiar tan especial de odios, rencores, de ni contigo, ni sin ti, de no te puedo soportar, pero te necesito para odiarte.

La familia acude a la boda de Pablo su hijo mayor, de punta en blanco intentan jugar a la familia feliz, pero sin disimulo alguno dan rienda suelta al verdadero carácter de su relación.

Vienen de la ceremonia y van a la comida de la boda. Al llegar al restaurante para su disgusto, verán que les han situado tan lejos de los novios que les permite ver el salón completo. Un extraño camarero cuan ángel custodio les servirá vino si o si, a modo de lentejas que si quieres las comes y si no las dejas.

El orden dramático parece obedecer al orden de la propia boda, primero la apariencia de que todo está perfecto, en la comida con el vino los primeros choques y para la barra libre el desmadre de sentimientos.

Cada uno de los personajes tiene un momento en que desgrana su propio monólogo, y es protagonista. El padre y la madre ya miran para otro lado porque saben que el tiempo ha ajado sus cuerpos y sus propósitos, y de alguna forma intentan disfrutar de lo que tienen.

La hija es una protesta en estado puro, y el hijo escribe la vida que querría que sucediera en una libretita, por la edad de ambos aún confían en que todo se podría fraguar de otra forma.

La boda de tus muertos es un paso de madurez como escritor para Canosales, porque parece conocer lo provisional de la vida, y que la espiral en que se encuentra la madre y el padre, será similar a la de su hijo Pablo que ese día se casa o en el futuro de sus otros dos hijos, que en su inocencia aún se creen acreedores, cuando a poco que se descuiden serán igual de deudores que sus criticados padres.

El esperpento está bien medido por lo que es muy reconocible, tanto que da un poco de miedo. Los cinco actores realizan un trabajo extraordinario dando sentido a los diferentes discursos de los personajes.

Lucia Bravo -la madre con mantilla- acierta y está en su punto, trasmite a la perfección la frustración y la vitalidad de su personaje, que a pesar de todo encara su vida, porque sabe que no va a tener otra.

Mauricio Bautista es un buen actor y sabe dar el tono al padre, nada ha salido como imaginaba y no entiende nada a sus hijos, y en vez de tratar de acercarse a ellos se defiende raspando.

Los niños están aún en estado de pureza existencial. Víctor Nacarino, con su libretita, donde apunta sus anhelos irreales está perfecto, como lo está Sara Mata en su papel de chica insurrecta, que no regatea una respuesta áspera a nadie, pero más a su madre que a su padre.

César Sánchez es como un ángel custodio acomodado en la función de camarero que guía y acompaña a la familia en tan señalado día, y está delicioso.

No puedo dejar de señalar la buena factura que tiene el montaje con una cuidada escenografía y el vestuario de Tania Tajadura y la iluminación de Carlos Marcos.

Sigo con atención los pasos de Pablo Casonales como dramaturgo y director porque estoy seguro, y sus trabajos me van dando la razón, de que nos va a dar muchas alegrías.

La boda de tus muertos es un acierto de Pablo Canosales, muy bien interpretada por Mauricio Bautista Lucía Bravo  Sara Mata  Víctor Nacarino César Sánchez.

En la imagen Víctor Nacario, Lucía Bravo, César Sánchez, Mauricio Bautista y Sara Mata en La boda de tus muertos Pablo Canosales Foto Jesús Mayorga

En la imagen Víctor Nacarino, Lucía Bravo, César Sánchez, Mauricio Bautista y Sara Mata en La boda de tus muertos Pablo Canosales Foto Jesús Mayorga

La boda de tus muertos Dirección y dramaturgia: Pablo Canosales Reparto: Mauricio Bautista  Lucía Bravo  Sara Mata  Víctor Nacarino  César Sánchez Ayudantía de dirección: Esther Alonso Escenografía y vestuario: Tania Tajadura Iluminación: Carlos Marcos Fotografía: Jesús Mayorga Estudio Diseño gráfico: María Costero Compañía: Sieteatro Producciones

A partir del 6 de abril de 2018 en cartel en Teatros Luchana -Madrid- más información de fechas y horas aquí.

Autor

Luis Muñoz Díez
Desde que me puse delante de una cámara por primera vez a los dieciséis años, he fechado los años por películas. Simultáneamente, empecé a escribir de Cine en una revista entrañable: Cine asesor. He visto kilómetros de celuloide en casi todos los idiomas y he sido muy afortunado porque he podido tratar, trabajar y entrevistar a muchos de los que me han emocionado antes como espectador. He trabajado de actor, he escrito novelas, guiones, retratado a toda cara interesante que se me ha puesto a tiro… Hay gente que nace sabiendo y yo prefiero morir aprendiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *