CARMINA BURANA según LA FURA DELS BAUS.

CARMINA BURANA según LA FURA DELS BAUS.

Por NACHO CABANA

“Canciones seculares para cantantes y coros que serán cantadas con instrumentos e imágenes mágicas”. Éste es el subtítulo que el compositor alemán Carl Off le puso en 1935/6 a su musicalización de 24 de los 300 poemas escritos en alemán, latín y francés entre los siglos XII y XIII y encontrados en 1803 en la abadía de Benediktbeuern en Baviera.

Feed Me.

Feed Me.

Y al pie de la letra parece haberse tomado Carlus Padrissa (escenógrafo, dramaturgo y director de escena) el montaje que hasta el 26 de Marzo se puede ver en el Teatre Tívoli de Barcelona y que fue estrenado en 2009 en el marco de la quincena musical de San Sebastián.

70 personas que fueron 150.

70 personas que fueron 150.

No es la primera vez que el espectáculo se representa en la Ciudad Condal. El mismo año de su estreno se pudo ver en el Auditori con 150 personas en escena y el año pasado ocupó el mismo escenario que ahora, eso sí, con la mitad de personal (lo que no es poco, no cabe no cabe ni un alfiler más “on stage”) que en su debut catalán.

La pantalla cilíndrica.

El deshielo de la pantalla cilíndrica.

Se trata, pues, de una propuesta ya muy rodada que ha girado también por Francia, Italia y Chile. Y se nota. En primer lugar, el lenguaje “furero” (tiene mérito acuñar un adjetivo para definir el estilo de una compañía teatral) invade toda la ejecución de la partitura de principio a fin. Desde la pieza inicial (la denominada Overfura compuesta para la ocasión por Josep Vicent) hasta la O Fortuna final, la música se pone al servicio de la idea central enunciada en el subtítulo de la cantata que es a su vez amplificada por el torrente de proyecciones sobre una pantalla traslúcida y con forma de cilindro que domina la puesta en escena y que cubre parcialmente (decisión algo discutible, sobre todo en el tramo final) al grupo de músicos ubicado detrás.

Maquíllate, maquíllate.

Maquíllate, maquíllate.

Es absolutamente apabullante el juego de proporciones y la transformación constante de la escenografía que Padrissa logra con grabaciones adaptadas a la pantalla curva, especialmente cuándo ésta deja entrever a la soprano cantándole a la lujuria mientras se proyecta un video con los labios de una mujer aplicándose el “lipstick”. O cuando las proporciones se alteran con la retrasmisión en vivo del trabajo que el director de orquesta Josep Vicent está ejecutando tras la pantalla.

Interacciones.

Interacciones.

Un acierto también cuando, hacia la mitad de la partitura, Padrissa comienza a utilizar la parte superior del cilindro obligando a las imágenes a derramarse sobre los intérpretes cuyas cabezas pasan en un momento a formar parte de las proyecciones.

El difícil arte de cantar mirando el techo.

El difícil arte de cantar mirando el techo.

La tercera herramienta con la que culmina el furero la puesta es escena es una grúa (lo que en términos televisivos se llama “cabeza caliente”) con una jaula circular en el extremo que vuela sobre la orquesta, sale por debajo de la tela cilíndrica y planea sobre las primeras filas de la platea obligando a uno de los cantantes a ejecutar su labor tumbado boca arriba.

Sangre o vino.

Sangre o vino.

Muy bien incorporada al conjunto está el agua convertida en vino o sangre desde donde se ejecuta parte de la partitura así como el diseño de vestuario y maquillaje de Chu Uroz que va desde lo monacal a lo “burlesque” y la iluminación de Melanie Schroeder creando un ambiente lúdico tenebroso desde el mismo momento en que se inicia la obertura.

Bel Canto Burlesque.

Bel Canto Burlesque.

Una excelente oportunidad de iniciarse en el mundo del Bel Canto en apenas hora y cuarto.

Más información aquí.

 

 

Autor

Nacho Cabana
Escritor y guionista profesional desde 1993. Ha trabajado en éxitos televisivos como COLEGIO MAYOR, MÉDICO DE FAMILIA, COMPAÑEROS, POLICÍAS EN EL CORAZÓN DE LA CALLE, SIMULADORES, SMS y así hasta sumar más de 300 guiones. Así mismo ha escrito los largometrajes de ficción NO DEBES ESTAR AQUÍ (2002) de Jacobo Rispa, y PROYECTO DOS (2008) de Guillermo Groizard. Ha dirigido y producido el documental TRES CAÍDAS / LOCO FIGHTERS (2006) presentado en los festivales de Sitges, DocumentaMadrid, Fantasia Montreal, Cancún y exhibido en la Casa de América de Madrid. Ganó el premio Ciudad de Irún de cuento en castellano en 1993 con LOS QUE COMEN SOPA, el mismo premio de novela en castellano en el año 2003 con MOMENTOS ROBADOS y el L´H Confidencial de novela negra en 2014 con LA CHICA QUE LLEVABA UNA PISTOLA EN EL TANGA publicada por Roca Editorial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *