Carmen Boza juega al alza…

Carmen Boza juega al alza…

Después de una campaña de crowdfounding impresionante con muchos, muchos, muchos mecenas apostando detrás, llega el proyecto más ambicioso de Carmen Boza: “La mansión de los espejos”. Este es su tercer trabajo, el único en formato físico y el único grabado con una banda detrás y un productor potente como Toni Brunet a los mandos. Antes y a través de la red fueron “Lapislázuli” (2011) y “Rollitos de primavera” (2012), los que hicieron crecer la bola de nieve de forma considerable, con esas demos caseras de gran carga musical y emocional que recogían todo el material que Boza había ido acumulando desde que empezó a componer a los 15 años. Antes incluso de eso fue Youtube y cómo no, los directos a guitarra y voz los que dieron el pistoletazo de salida. Un camino labrado y muy acorde con nuestro tiempo, una evolución lógica y merecida, unas canciones con peso, historias y personalidad…, por todo ello y porque la verdad, Carmen es muy guapa, estoy encantado de estar hoy frente a ella en la terraza del hotel Acta Mimic de Barcelona en mitad de su gira presentación por España…, aunque se haga un poco de rogar.

Carmen Boza: Tío lo siento…

DelRoto: No pasa nada, no es una hora demasiado grata para quedar, ¿te he jodido la siesta quizá?

Carmen: Para nada, es que estaba comiendo en un sitio aquí al lao, pero luego me he perdido y yo ahí con el móvil y el mapa y eso, estaba en la Calle Hospital comiendo con un amigo  que le da la lengua increíble y ha sido del rollo: “venga tío que me tengo que ir, que tengo ahora una promo, que he quedao con un chico…”, y el otro: “Si, si, pero esto… cómo hacemos con esto, tal…”; cuando  cortas y te siguen dando palique. Me he dao cuenta y ya eran las 16:10…

(Una voz aflamencá y rasgada interrumpe la conversación resonando por todo el patio)

Carmen: Este barrio es la polla…

DelRoto: Si, y precisamente me comentaba el barman mientras te esperaba que en este patio donde estamos de repente se escuchan cantes como este, sin venir a cuento, como salidos de la nada y claro, los guiris encantados…

Carmen: Yo es que había venido más veces a Barcelona pero nunca había paseado por el Raval y no tenía claro exactamente qué onda. Mucha gente me dice que es un barrio de putas y de yonkies…

DelRoto: Hombre, hay putas y yonkies, pero también más cosas…

Carmen: Como pasaba en Lavapiés en Madrid, que yo vivía ahí el primer año y la gente decía que era un barrio tal, como si fuera un mal barrio, igual que aquí el Raval, y estaba viniendo ahora para acá y es un barrio mestizo que mola mucho…

DelRoto: A mí también me advierten a veces, sobre todo que tenga cuidado por la Calle Escudillers, donde está mi bar favorito de Barcelona, el Judas, y es cierto que no es para todos los públicos, y más a ciertas horas, pero yo por ahora no he notado el peligro…

Carmen: Pa que te pase algo hay que ir muy de prenda, muy alocao, ir metiéndote con la gente…, pero eso en cualquier barrio. También puedes tener mala suerte…

DelRoto: Y si se juntan tu mala suerte con la mala gente…

Carmen: Molan las carnicerías árabes, esto está lleno, me he acordao que un amigo me contó que en las carnicerías árabes solo venden carne de bichos que matan mirando a la Meca…

DelRoto: ¿Y tú crees que sabrán mejor?

Carmen: Yo lo he pensao, ¿toda esta gente serán musulmanes o comprarán aquí por la carne está más buena?

DelRoto: El rojo de la carne que venden es bastante sugerente…

Carmen: Es un tema más de religión…

DelRoto: Claro, hablamos del sentido; el filete seguramente sepa igual esté mirando la ternera a la Meca o a Cuenca, pero que importante es el sentido…

Carmen: Y la sensibilidad también.

DelRoto: A la hora por ejemplo de componer una canción como Octubre…, buen tema.

Carmen: ¿Te gusta?

DelRoto: El comienzo es muy potente…

Carmen: Me alegro…

DelRoto: Yo además también soy un poco bipolar.

Carmen: Todo el mundo es un poco bipolar.

DelRoto: Se dice que los trastornos mentales los tenemos todos en mayor o menor medida, ¿no? Yo tampoco soy bipolar diagnosticado, pero me siento como tal…

Carmen: Ya das por hecho que yo no soy diagnosticada…

DelRoto: Si, lo he supuesto, se te ve bastante sana, y no creo que un bipolar diagnosticado pudiera salir de gira…, ¿o si?

Carmen: Seguramente si…, tengo varias amigas…

DelRoto: ¿Bipolares?

Carmen: Ja, ja, ja…. También, y son bellísimas personas, pero no, me refería a que estudian eso, y hay un libro que sacan todo los años que establece y clasifica los nuevos trastornos mentales  y desordenes…

DelRoto: Van saliendo nuevos según avanza la historia…

Carmen: La hiperactividad en niños a partir de cierto año se empezó a medicar, antes no se trataba…, ni era un trastorno como tal…

DelRoto: Curioso que mentes este ejemplo, tengo unos cuantos amigos que toman este tipo de medicamento, que no deja de ser anfetamina, yo a veces lo he probado y no está nada mal…

Carmen: ¿Te da un buen viaje?

DelRoto: Al revés, te deja la mente bastante clara…, lo llamamos Focusín. Pero a lo que íbamos…, lo de la bipolaridad tampoco está tan mal, tienes dos visiones de la vida en vez de una…

Carmen: Yo creo que eso siempre lo he tenido, aunque claro, ningún loco cree que está loco, todos los locos piensan que están cuerdos en su propia locura, aunque si llegar a ese extremo, yo siempre recuerdo haber vivido con esa dualidad…, supongo que a todo el mundo le pasa, ¿a ti te pasa?

DelRoto: Constantemente, a veces pienso en la gente…

Carmen: ¿En la gente normal? Qué miedo da la gente normal…

DelRoto: “El miedo a la normalidad”, como canta Nacho Vegas. De todas formas nadie es normal por el hecho de que los parámetros varían dependiendo de muchas cosas, la palabra normal tendría que borrase del diccionario…

Carmen: No creo que exista la gente normal, la pena es que hay mucha gente que quiere ser normal…, es raro, pero al final no serlo puede asustar, puede dar miedo el aceptar que nunca serás normal; cada uno tiene su movida con la que tiene que lidiar y aprenderse…

Delroto: Si, pero lo que estamos llamando normal, o normalidad, es una cualidad más adaptativa, se adapta mejor al flujo…

Carmen: Claro, si alguien dice “esto es normal”, es porque otro ya ha decidido que sea así y te lo imponen para que no tengas que pensar, ya te dicen lo que debes ser…

DelRoto: Putos categóricos…, ciencias exactas… Me vienen a la cabeza, y en contraposición, aunque también tengan que ver con las matemáticas, tus armonías, que me da a mi que nacen más desde la intuición que desde el cálculo…

Cramen Boza en directo en la Sala Galileo (Madrid)

Cramen Boza en directo en la Sala Galileo (Madrid)

Carmen: El otro día, Toni Brunet, que es amigo y músico de mi banda, que escucha mucha música clásica y música que te hace aprender y ser mejor músico, que eso es muy importante, puso un vídeo de Joni Mitchel en Facebook, y yo ya había escuchao el disco Blue, y esto era un directo en un programa de televisión en el noventaitantos, y claro, una de las cosas con las que más flipó son las afinaciones que utiliza, que además se las inventa…

DelRoto: Tu eres mucho de eso ¿no? Se nota la inventiva, intuitiva…

Carmen: A mí me encanta tocar la guitarra, es algo con lo que disfruto mucho, y llega un punto en el que ya he tocado tanto, llevo tantas horas que te pones a experimentar, es como con una pareja, al final es como el sexo…

DelRoto: Precisamente ese era uno de mis comodines…, siempre tengo alguno por si la conversación no va del todo bien…  Se nota que amas tu guitarra…

Carmen: Es uno de los amores de mi vida, con ella he vivido cosas que no he vivido con ninguna otra persona, con este cacho de madera, es una relación además muy larga, de muchos años, y que dure pa toda la vida…

DelRoto: ¿Y cuál es tu amante favorita?

Carmen: La verdad es que un Taylor pequeña, una GS mini, que es la que he estado utilizando los últimos tres años, que curiosamente es la guitarra más barata que he tenido nunca, la que peor suena enchufá y todo…

DelRoto: Pero da igual…., es la tuya.

Carmen: Es la que más he tocado, la que más me ha tocado a mí, pasan cosas cuando nos tocamos. Ha habido guitarras que he tocado, que sonaban muy bien pero no es lo mismo…

DelRoto: Antes lo comparabas con las relaciones de pareja, de forma bastante acertada. Cuando conoces a alguien como cuando tocas una guitarra de primeras ya notas si pasa algo, si hay esa conexión… Hay algo que te une a ciertos instrumentos, no sé bien el qué…, la circunstancia, el momento. Cuando entras a un estudio, que hay bastante material, bastantes guitarras por lo general…, pero ninguna es la tuya, pueden ser sobre el papel mucho mejores pero no es comparable. En tus manos nada suena mejor que tu propia guitarra…

Carmen: Yo me acuerdo de pequeña, cuando tenía quince años y veía los vídeos del G3, de Joe Satriani, Steve Vay y esta gente, y veía esos DVDs y decía buaaa… Una vez ví a Joe Satriani poner un Re Mayor y casi lloro tío… Y eso, que ves a esta gente tocando de esta manera… Por ejemplo, ahora estoy escuchando mucho Pink Moon de Nick Drake, y este sonido que saca que dices, no es la guitarra, ni es él…, ¡es la fusión de ambos! A lo mejor ha pillao esa guitarra en una tienda de segunda mano y era de un viejo de Texas que estaba ahí en su porche con su escopeta y su guitarra…

DelRoto: Perdona que te corte… ¿Un viejo de Texas con escopeta  le pega tocar la guitarra?

Carmen: Cuando suelta la escopeta…., ja. Ja, ja…, no sé es la imagen que me ha venido de la América profunda, con las dos se pueden pegar tiros…, pero tío, lo que pasa cuando hay esa simbiosis, cuando amas al instrumento que tocas…

DelRoto: Carmen, lo haces bien…, me gusta además cuando rasgas la voz en momentos puntuales de la canción…

Carmen: La voz es otro instrumento, el más difícil para mí, parece que lo tienes aprendido de serie, pero es jodido, lo está utilizando todo el tiempo…, bueno depende de las horas que duermas…

DelRoto: ¿Duermes mucho o poco?

Carmen: Últimamente duermo mucho pero mal, me despierto mucho por la noche…, pero también me gusta, piensas cosas que no piensas cuando estás del todo despierta…

DelRoto: La mente…

Carmen: A veces lo pienso, cómo será el proceso en cualquier otro compositor cuando escribe una canción…, no es una ciencia, no se puede explicar, puedes identificar el momento en el que empiezas y el momento en que la tienes pero lo que pasa en medio es como un viaje…

DelRoto: El principio es la hostia, a mí me gusta casi más que el final…

Carmen: el principio te da fuerza para estar dos, tres, diez horas escarbando eso…

DelRoto: Yo a veces tardo meses…

Carmen: Yo nunca he podido hacer eso, parar…

DelRoto: A mí a veces el reposo me da perspectiva… “Esto puede ser mejor, tranquilo, ten paciencia que llegará…”. Creo que la poesía ha de estar presente y personalmente creo que no es tan sencillo llegar a ella. La poesía ha de estar presente en las canciones, al menos en las mías, más que nada porque estamos en un género musical y textual.., también hay música para bailar… Touch me, touch me…, tal…, bien, válida, perfecta para bailar, pero existe otro tipo de música, como la tuya. Te desnudas bastante…

Carmen: Bastante. También pienso mogollón de cosas mientras estoy tocando, y ahora que estoy con la banda incluso con más libertad. Viniendo de donde yo vengo que es de tocar sola, siempre defendiendo las canciones dependiendo todo el rato de mi misma, y en el momento que tienes una gente detrás, puedes irte a otros sitios, están pasando otras movidas…, es una suerte. Un montón de veces pienso en el tiempo que llevo escribiendo canciones y si otra vez volviera a tener quince años volvería a hacer lo mismo. Solo poder hacerlo es una suerte, ya no te digo peor o mejor, poder hacerlo y que eso sea un canal donde poder volcar algo que sientes…, que de lo intangible saques algo tangible a través de la canción es una suerte…

DelRoto: Nacen de ti pero dejan de ser solo tuyas, provocan sensaciones en otras personas, reflexiones…, eso es bonito… Ahí está lo bueno, ya sea canción lírica, clásica…

Carmen: La ciencia no es tan aburrida, explica por qué la música interactúa con tu propio cuerpo, con tus propias células…

DelRoto: Joder.., pero esa es la puta raíz…, yo no me veo capaz de llegar ahí…

Carmen: ¿Pero no ves la magia? Una persona como yo, como tú, que somos ajenos a todo el peso de la ciencia seamos capaces de interactuar con esa realidad, hacer canciones sin conocer las normas, provocar sensaciones sin saber por qué sucede…, ahí hay un eslabón que está perdido… El otro día compartí en redes sociales una cita que había puesto una amigo de Tom Waits que terminaba con la frase de “We are monkys with money and guns”.

DelRoto: ¿Por qué te has cosido esa parte de tu cuerpo?

Carmen: El verano pasao no, el otro, fue un punto grave en mi vida, me fui a la mierda totalmente, me deprimí muchísimo pero me duró una semana solamente… Un momento en el que no paraba de pensar y cada vez estaba más flaca y sentí que mi cabeza era mi enemigo…, sentía puro dolor y lo quería abrazar, pero me estaba azotando ese dolor, y quería ser una víctima un rato y ya está,  pero a la vez quería sacarme la cabeza del cuerpo mientras durara y por eso me lo tatué, para acordarme, para saber que a veces hay que separarlo…

DelRoto: Eres muy linda, ¿sabes?

Carmen: Muchas gracias…, está siendo muy agradable la charla…

DelRoto: ¿Es por eso que empezaste a mostrarte en tus primeros vídeos sin enseñar tu cara?

Carmen: La verdad es que me daba un poco de vergüenza, y a parte también que cuando yo empecé a tocar la guitarra era el principio de internet y yo tenía internet de esos que descolgabas el teléfono y sonaba…, grrrgrrrrgggggrruuuugrrrrrr…, ¿te acuerdas? Si tú querías hablar por teléfono y alguien estaba conectao a internet oías el sonido ese…

DelRoto: Me suena, pero creo que lo intento olvidar, no me gusta demasiado la red de redes…, menuda generación somos…

Carmen: Peor la que viene…

DelRoto: La que viene ya está, nosotros estamos en mitad de todo, es un plus pero a la contra…, no entiendes demasiado la vida, su sentido…, y encima te toca un cambio de milenio y de Era…

Carmen: El reposo de la perspectiva…, un poco de reposo…

DelRoto: En ese sentido yo no puedo estar  tranquilo…, la verdad que no soy capaz de manejar este proceso del que soy testigo, creo que por eso bebo tanto…

Carmen: Yo recuerdo que cuando empezaba y veía los vídeos no era capaz de ver las manos a los guitarristas por la calidad de la imagen y era una putada…

DelRoto: Pues a ver si esta noche la peña no me tapa demasiado y puedo ver tus manos…

Carmen: La verdad es que tengo muchas ganas de tocar hoy, a demás nunca he tocao en la Barts, a ver qué tal…

DelRoto: Yo tampoco conozco el lugar, aunque paso casi a diario por ahí…, lo estrenaré contigo. Es la zona tipo Broadway de Barcelona, seguro que sale estupéndamenete…

Carmen: ¡A por ello entonces!

boza portada

Autor

Luis DelRoto
Autor e intérprete de canciones interesado en todo lo que se mueve alrededor del mundo de la creación artística, con especial devoción por el lenguaje musical, cualquiera que sea su fórmula o dirección. Sensible al cambio y a la tradición a partes iguales, es consciente de los rangos de calidad e importancia social de cada estilo y disciplina. Busca diferenciarse del modelo clásico de periodista especializado para sustituirlo por el de músico infiltrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *