Carlos Tarque: “Born to sing: no plan B”

Carlos Tarque: “Born to sing: no plan B”

FICHA TÉCNICA: Carlos Tarque es el cantante y alma mater, junto con Ricardo Ruiperez, de M-Clan, banda formada hace veinte años. Hasta hoy, tanto su forma de hacer las cosas como el resultado que producen, no ha decepcionado ni traicionado nunca a su naturaleza: el Rock. Tanto en estudio como en directo la potencia de su música se expande a través de la voz de Tarque, sencillamente genial, y de canciones cada vez más redondas. El pasado 6 de noviembre publicaron “Arenas Movedizas”, décimo álbum en su haber, cuya gira comienza el 30 de este mismo mes en la ciudad de Lleida. Por ahora doce fechas más se suman al calendario. Continúa la historia de M-Clan, y que sea así por mucho tiempo.

Nunca antes me había alegrado tanto que me jodieran una siesta. Un mensaje de Carlos Tarque, justo en ese momento en el que la conciencia se aleja irremediablemente hacia sueño, me avisa que hay un giro en nuestra cita: “Tron se nos han cambiado los planes!!! A esa hora (19:30, cuando habíamos quedado) tengo la prueba de sonido (con Los Madison). Puede ser a las 5 en mi casa?” Por supuesto, mejor aun. Llamo a toda prisa a mi amigo David Elcano Villanueva “Canito”, que hoy, y espero que en adelante, me acompaña con su equipo fotográfico y su toque. Todo listo, tenemos tiempo de sobra, aunque si es verdad que hay cierto nerviosismo, andamos alterados, y es que para nuestra generación, M-Clan es una banda referencial del Rock en este país. Con todo y con eso, ¡vamos para allá!

DelRoto: Estaba comentando hace un rato con mi hermana en la comida, “na, pues ahora voy a entrevistar a Carlos Tarque y eso…” y me dice sonrojada, “ay, pues yo cuando me lo cruzaba por la calle me echaba unas miradas…”

Tarque: ¿Pero quién es tu hermana?

DelRoto: Una mujer bonita que, como toda mujer bonita merece su mirada seductora, digo yo…

Tarque: Se merece de todo y ante todo respeto…

DelRoto: Yo hay veces, cuando estoy bajo de ánimo, que no me sale, no llego a alcanzar la mirada de seductor. Siempre se puede fingir pero así no se consigue nada…

Tarque: Seducir se puede pretender o no, hay gente que seduce sin pretenderlo, aunque si te digo la verdad yo nunca me lo he planteado. A mi lo que si me gusta y lo que hago es seducir de una manera general, no de una manera más sexual, esto también en relación con el escenario. Siempre quieres gustar y para eso primero tú te tienes que gustar y te tiene que gustar lo que estás haciendo. Hay que estar cómodos. Es como la elegancia, muchas veces no se trata de la ropa que lleves, sino cómo la lleves y con qué espíritu. Luego ya, un seductor barato de estos que van a muerte…

DelRoto: Un chulo de playa…

Tarque: Eso sería el contrario a lo que estamos hablando…

DelRoto: Si, y lo bueno también es lo que venías diciendo antes, no creo que haya fórmulas que garanticen un resultado seguro, ni a la hora de seducir, ni a la hora de escribir, ni de vivir…, simplemente hay que hacerlo, luego ya depende de lo que tengas dentro.

Tarque: Hay que hacer caso a la intuición y vuelvo a repetir, al espíritu. Ser natural es lo más importante y eso, se es o no se es ¿no? Uno puede tener un poco de pose pero si ya es muy forzada, ya no es natural, ya no es elegante y ya no es seductora, por lo menos para mí.

DelRoto: Y pasando de la vida cotidiana al espectáculo, al escenario, ahí si que hay trucos que funcionan, siempre los hubo…

Tarque: Hay trucos, si, pero hay que saber manejarlos, y dosificarlos. Hay quien abusa de ellos y piensa que más es mejor.

DelRoto: Los trucos espontáneos, por llamarlo de alguna manera, creo que son los que mejor calan. Me acuerdo, en nuestra adolescencia, cuando M-Clan era un grupo al que seguíamos ya sabes, de esa forma adolescente…, en el Dos de Mayo en las fiestas, cuando todavía había fiestas y conciertos, luego la gentuza esta se los cargó, borraron las fiestas del calendario… y en fin, me acuerdo que eso, que un colega te ofreció un mini de calimocho en pleno directo y al instante tú, pimba, pa dentro, y claro, esos pequeños detalles para un tío o una tía que está ahí en primera fila enamoran…

Tarque: En ese momento me apetecería…, no, pero es ese juego que hay con el público. A nivel escenario es muy bonito, a todos nos ha hecho mucha ilusión siempre que te digan, “te acuerdas del día que tal…” que para ti es un segundo pero somos conscientes que es mucho más…

DelRoto: Joder, recuerdo aquello con mucha ilusión y mucha vida, yo de aquellas tenía una banda y soñábamos que podríamos estar ahí algún día, ahí arriba con vosotros, compartiendo cartel incluso…, lo que te quiero decir es que ahora mismo, no se si la edad influye, la esperanza no es la misma, hay momentos cercanos a la desesperación y por qué no decirlo, momentos depresivos de ver que no hay manera ya…, ahora se tiende más incluso a lo sectario, cosa que tampoco comparto, es lógico, pero no puedes quedarte en tu barrio, no se si me explico…

Tarque: Yo llevo veinte años con mi banda y a nivel barrial hace muchos años que no me muevo. Nosotros empezamos en una ciudad de provincias y si que había su competición entre bandas pero no entre barrio y barrio porque al ser tan pequeña era como un solo barrio de Madrid. Luchamos por despuntar, no era una competición en plan a ver quién llega antes, pero si, cuando alguien conseguía algo, por un lado te alegrabas y por otro te jodía un poco, pero eso es lo normal, es humano y se traduce en todo, y más en algo en donde estás poniendo tanta fuerza y tanto corazón…., pero bueno, ya hace años que dejamos esa lucha y esa competición, cada uno tiene su camino y va en esa dirección… Si llevas veinte años viviendo de algo, evidentemente ese es tu oficio, yo considero que cantar es lo que mejor se hacer y es lo que me ha dado de comer, de comer espiritualmente también y es algo que es difícil que deje de hacerlo, es mi pasión y mi vida.

DelRoto: Es como dice el título del nuevo disco de Van Morrison, que reseñó un compañero el otro día: “Born to sing: no plan B”.

Tarque: A mí es eso lo que me ha pasado. Mucha gente me dice “que suerte”, porque cuando llegas a cierta edad, un poco pasada la adolescencia y te preguntas qué vas a hacer, a qué vas a dedicar toda tu energía…, yo la verdad es que lo ví bastante claro, no había otra opción…, me gustaba el dibujo también, todo lo que estaba dentro del saco de lo artístico, de la expresión… Yo lo que no voy a hacer, porque lo sé y lo he probado y me puedo morir si lo hago, es currar en una oficina ocho horas. El objetivo no es ese, ganar dinero para llevar el fin de semana a mi novia al cine, mi objetivo es expresarme, y lo que no hay que olvidar es que siempre tienes que seguir encendiendo la mecha…

DelRoto: Si, seguir expresando. Hay un tipo de hombres y de mujeres, de personas, que necesitan eso, sino se asfixian, se mustian como las plantas, la expresión es su vitamina, su aire. La autoexpresión, entrando ya en el terreno de tu faceta de escritor de poemas, no se si decir poeta…

Tarque: Si, a veces nos da como miedo porque nos parece una palabra muy seria, escritor de poemas, pues si, poeta, también. Hay poetas de más envergadura y poetas de menos. Para mi el caso de escribir este libro fue por la necesidad que sentí de escribir cosas y me ayudó mogollón y me ha enseñado muchas cosas que sigo aprovechando, me viene muy bien a la hora de escribir canciones, es una cantera. Tú cuando escribes una canción necesitas una joya que tienes que pulir, necesitas la cantera de dónde sacar el oro para luego pulirlo, es mi manera de verlo. Escribir poemas ha sido adquirir otra visión, como quién escribe un cuento, todo sirve, todo lo que salga de ahí adentro es material que luego tú ordenas…

DelRoto: Dentro de tu cabeza y de tu imaginario está todo conectado. Yo también hago ejercicio de ese, escribo, bien de forma automática o de forma más pausada, con cierto argumento, sin él…, y todo eso se te queda y a la hora de escribir una canción o dar con el verso se reflejan las imágenes que llevan escritas ya un mes, o un año, y es normal que en tu vida haya un hilo, un imaginario colectivo, un lenguaje propio. Es muy bonito, quizá lo que más, el momento de explosión inspiradora, creo que es de los lugares más preciados. Yo ahí, según mi experiencia personal, es donde encuentro la calma más absoluta: “Aquí estoy bien, no me toquen ni me muevan. No molesten”.

Tarque: Hay que aprovecharlos y buscarlos, luego para que el resultado sea bueno hay que currarlo. Están los genios, que supongo que también hay genios currantes y luego estamos los currantes, los que echamos horas. A nivel de letras en M-Clan ahora le echamos muchas más horas que antes, corregimos más, tiramos más de lupa, tenemos nuestras peleas…, no siempre coincidimos en lo que queremos decir…

DelRoto: Es importante que toda letra tenga un sentido detrás.

Tarque: Claro, es eso, y tiene que tenerlo para todos porque estamos en una banda y lo de ponerse de acuerdo cuesta trabajo…

DelRoto: Yo ando ahora bastante más a gusto en ese sentido, no reniego de mi faceta de grupo y de compositor a cuatro, e incluso a seis manos, pero si  que la libertad que experimento ahora no la cambio.

Tarque: Cuando haces las cosas solo, luego es muy difícil volver al grupo, lo lógico es al contrario como dices. El grupo es una terapia buena, tienes que deshacerte un poco del ego y eso cuesta, a todos los niveles, no solo al nivel poético-creativo, pero es un ejercicio que es bueno para la vida…, hasta cierto punto…

DelRoto: Hombre, si lo que escribes es realmente bueno y tiene un sentido potente y entra dentro de lo universal, no creo que nadie te pueda decir nada, que nadie ponga ningún tipo de objeción… Yo soy de la escuela de la profundidad, entiendo las letras más ligeras y su función, que la tienen, pero cuando escucho algo realmente profundo no puedo ir en contra…

Tarque: No todo “debe ser”. En la variedad está el gusto, sobre todo en la música. Tu escuchas letras de los Stones que son la frivolidad total, no tiene que ser ni profundas ni existenciales, y son super válidas. Escuchas letras de canciones populares que son la hostia, “la cucaracha no puede caminar” y no necesitas más, son geniales, no hay por qué buscarle que si esto es la metáfora de que si el sufrimiento de un pueblo… Rima bien y es tan superficial que eso es lo profundo que tiene. A veces la superficialidad es lo que te hace decir “a tomar por culo, yo lo que quiero es divertirme y bailar, tocar un culo, tomarme una cerveza…”, algo rápido, no quiero estar aquí con una paja mental. No puedes ser así siempre ni un trozo de carne todo el rato, tiene que haber de todo… Hombre, en realidad “La Cucaracha” es un tema terrible, es un animal amputado que no puede caminar, y que está muy mal joder, está perdido…

(risas)

DelRoto: La verdad es que tiene un punto cruel…, pero oye, la risa al final es lo que nos va a salvar…

Tarque: No hay que estar todo el rato buscándole el sentido a las cosas porque no lo vas a encontrar. Entonces es eso “joder tío, que te follen, invítame a un peta y ja, ja, ji, ji…”. No puedes estar todo el rato ahí claro, porque eso es ser un frívolo y un superficial de cojones pero tampoco el contrario, todo el día preguntándote el por qué. Dices: “joder tío, para un poco ¿no?”. Ya te digo que no lo vas a encontrar y además es pretencioso. El equilibrio esta entre esos dos puntos, y en las letras es igual. En un disco hay canciones que hablan de cosas más profundas y poéticas y otras que es vamos, vamos, vamos a bailar y punto…

DelRoto: Y cambiando de tercio, parece que los ministros tiene que ser feos por naturaleza, tendentes a la caricatura, monstruitos, como para que los dibujantes de los diarios lo tengan fácil…

Tarque: Es muy difícil encontrar políticos que no sean, al menos siniestros, porque de por si todo el mundo que te rodea en la política es una puta mierda, es una movida que tiende hacia el negocio, hacia la manipulación, etc… Ser político vocacional no se si se te permite demasiado. Todo está regido por los mercados y la pasta ¿no? Eso de entrada. Y yo me pregunto, pero ¿qué mueve a una persona a ser político a este nivel? Pues eso, dinero, influencias y poder, y ego, porque sabiendo que te estás metiendo en este océano de mierda, que vas a ser vapuleado, que no vas a poder hacer nada… Me parece que toda la clase política son personas complicadas, muy rebuscadas y tremendamente ambiciosas. Gente que lo que quiere es dinero y poder…

DelRoto: Y ya la gente que los sigue de manera incondicional…

Tarque: No creo que haya gente que les siga de forma incondicional, a no ser cuatro colgaos, yo creo que la gente vota porque simpatiza con un partido, porque no quedan más opciones, por inercia, en fin…, no hay opciones por eso mismo, ¿quién se mete a bregar con toda esa mierda? Si es que el sistema está mal diseñado y lo estamos comprobando. Es un sistema que ha hecho que estemos peor y por eso hay que cambiarlo. Todo esto que está pasando con los deshaucios, se están cambiando leyes. ¡Claro que hay que cambiar leyes!

DelRoto: Después de palmar, que se sepa, cuatro personas…

Tarque: Hacen falta muertos, es la puta verdad, siempre hizo falta. Aquí han palmado cuatro pero te vas a cualquier país por ahí y palman cientos y miles cada día. ¡Basta ya de tanta mierda! En España hay un gravísimo problema económico pero te vas a Etiopía  y qué, ahí ni miramos… ¡Qué os follen! Ahora nos toca de cerca, se suicidan tres tíos, que es muy grave si, pero hay países donde no se suicidan, los estamos matando de hambre. Niños. Solo pensarlo es increíble. Vivimos en un mundo hipócrita absolutamente. Yo no voy ya a clavar cuchillos por ahí ni nada, hace tiempo que dejé de comerme el tarro con eso, yo intento hacer lo mejor que pueda lo mío, no soy un superhombre, sino me iría  a ayudar a cualquier sitio, el mundo está muy mal planteao y eso se lleva regular. Si lo pienso lo llevo mal así que por supervivencia no lo pienso mucho. Intento cantar lo mejor que puedo, alegrar a la gente y echar una mano en lo que se pueda.

DelRoto: Creo que cualquiera que se dedique al arte, de alguna manera está salvado…

Tarque: Si, lo haces por los demás y por ti mismo. Es hacer algo positivo aunque tampoco estás tan fuera del sistema…

DelRoto: No estás fuera pero tiendes a hacer el bien y no al contrario…

Tarque: Lo que está claro es que no trabajas en una oficina de desahucios. Estoy leyendo ahora un libro de Paul Auster que va de un tío que trabaja haciendo fotos en las casas desahuciadas, cuando se van las familias, de los peluches, las movidas y todo el drama que hay ahí y joder, eso tiene que ser…, yo no se si podría trabajar así. Prefiero estar en un sitio donde las personas están sonriendo y yo hacer algo por que sea así. No digo que sea mejor pero…, si, si es mejor, y si, lo digo, claro que es mejor.

Autor

Luis DelRoto
Autor e intérprete de canciones interesado en todo lo que se mueve alrededor del mundo de la creación artística, con especial devoción por el lenguaje musical, cualquiera que sea su fórmula o dirección. Sensible al cambio y a la tradición a partes iguales, es consciente de los rangos de calidad e importancia social de cada estilo y disciplina. Busca diferenciarse del modelo clásico de periodista especializado para sustituirlo por el de músico infiltrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *