Brotada de Iván Bilbao. Dolorosa como una patada en la cara

Brotada de Iván Bilbao. Dolorosa como una patada en la cara

Los actores Silvia Vacas y Joaquín López-Bailo, son Edu y Ana en “Brotada” de Iván Bilbao

Iván Bilbao, anda en el empeño de estrenar una trilogía,  formada por las obras, “Brotada”, “Constelaciones familiares” y “Ataraxia”. El pasado viernes 5 de marzo estrenó, en la madrileña Sala Nave 73,  el primer de título

Brotada es la crónica de amor de Ana y Edu. Un amor dependiente que aprieta hasta asfixiar. Armada sobre la caprichosa provisionalidad del recuerdo, cuestiona el escurridizo rol de ser víctima o verdugo. A veces el que sufre el quebranto de la razón, está mejor instalado en su especial incoherencia para afrontar el momento, que el que cree poseer esa “razón” universal, que siembra tantas dudas y posibilita tantos patrones de medida como personal habita en el mundo.

Edu, el protagonista masculino, dice que, no estamos locos, estamos “tocados”, y ahí está el peligro al establecer relaciones afectivas entre personas “tocadas”. Tocadas por hechos o, y carencias de diferente calado, una condición de la que pocos se escapan. El dicho de que los enanos tienen un don especial, que los permite reconocerse a primera vista, en este caso también funciona, y los “tocados” se unen, y se atraen entre ellos, porque les sirven, o nos sirven de medida, de espejo y nos sentimos comprendidos, pero crean un vínculo de dependencia y culpa, y casi nunca está claro, si nos une el amor, la proyección en el otro, la fragilidad o el miedo.

Ese mundo, tan abstracto como tangible, lo sabe plasmar con certera sensibilidad Iván Bilbao.Brotada” es una obra dura, y no porque contenga escenas de una dureza explícita, que las hay, sino porque nos presenta a dos personajes en un estado tan vulnerable, que desazonan sin necesidad de hablar. Ana aparentemente campea a sus anchas, en su mundo. Pero la locura por mero instinto inspira miedo, y Edu, lo vive con impotencia, unido a  un deseo obsesivo, de que todo acabe, aunque sea mal.

Brotada-Teatro-Madrid-2

Joaquín López-Bailo y Silvia Vacas intépretes de “Brotada” de Iván Bilbao

Bilbao hace caminar a Ana y Edu, desde el minuto cero, por la cuerda floja que separa la razón o la sin razón. Nos muestra como se puede hacer de la carencia virtud, y es Ana instalada en su locura, quien parece estar en mejor posición. Cuenta con Edu, para desplegar toda su deslumbradora pirotecnia articulada sin límite. Quien sepa de estas relaciones, conoce el ostentoso exhibicionismo que hacen estas personas de su iluminada condición. Son provocadoras, juegan con el miedo de su interlocutor necesario, en este caso de Edu, que no acaba de saber nunca, donde acaba el juego provoón y comienza el verdadero linde con la muerte.

La escritura de Iván Bilbao, está emboscada en las oscuridades del alma, que todos arrastramos en mayor o menor medida. Es un autor con voz propia, de los que sientes que si él no lo cuenta, nadie lo hará y me interesa, porque me reconozco en ciertos fantasmas de su imaginario.

Habla de soledad, de la ausencia de referentes familiares, de la locura, de drogas o fármacos que pueden matar literalmente o hacerlo de una manera aún más dolorosa, que es condenando a un ser amado a una oquedad, sin voluntad, ni recuerdo, que no puede dar respuesta a ninguna demanda afectiva, pero también habla de la posibilidad de salir de todo, y eso estaba en su onbra Silencio y está en Brotada.

Iván, como director ha dispuesto un decorado muy naturalista y maneja a la pareja en tres escenarios bien delimitados, la elección de los actores es acertada. Silvia Vacas  juega con el equívoco que le permite un personaje bien dibujado, y se luce como actriz. Joaquín López-Bailo, construye un personaje muy rico, porque al contario  de el de Ana, que es desconcertantemente cristalino, el de Edu tiene recorrido, muchas dudas y es el obligado a tomar una decisión.

Enhorabuena Iván, porque Brotada, te posicionas en un buen lugar como dramaturgo, y enhorabuena Silvia y Joaquín, al acabar la función, no dudas de que Ana y Edu viven, sufren y respiran.

Ccyq01VXIAA1Ee8

Cartel de Brotada, de Iván Bilbao

Título Brotada / Autor y director Iván Bilbao / Elenco Joaquín López-Bailo y Silvia Vacas / Ayudante de dirección y diseño de espacio escénico Amalia Echeverría / Producción y comunicación Leila Baida

En cartel en Nave 73 -Madrid- los sábado 5, 12, 19 y 26 de marzo de 2016 a las 20:00 horas

Autor

Luis Muñoz Díez
Desde que me puse delante de una cámara por primera vez a los dieciséis años, he fechado los años por películas. Simultáneamente, empecé a escribir de Cine en una revista entrañable: Cine asesor. He visto kilómetros de celuloide en casi todos los idiomas y he sido muy afortunado porque he podido tratar, trabajar y entrevistar a muchos de los que me han emocionado antes como espectador. He trabajado de actor, he escrito novelas, guiones, retratado a toda cara interesante que se me ha puesto a tiro… Hay gente que nace sabiendo y yo prefiero morir aprendiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *