Brigid Panet. “El teatro -en palabras de Hamlet/Shakespeare- ha de “poner un espejo ante la naturaleza”.”

Brigid Panet. “El teatro -en palabras de Hamlet/Shakespeare- ha de “poner un espejo ante la naturaleza”.”

Iñigo Rodríguez-Claro entrevista a Brigid Panet, que impartirá en la Escuela Nave73 el Taller de interpretación “Contarle al público la historia de otro”

 

Brigid Panet, profesora Asociada de Interpretación en RADA [Royal Academy of Dramatic Arts] y colaboradora habitual del National Theatre aterriza en Madrid para impartir el taller Contarle al público la historia de otro en la Escuela Nave73 con la coordinación de Grumelot.

Tras su primera colaboración en 2011 con el equipo docente de Grumelot en España, donde la pedagoga trabajó sobre textos de Shakespeare, los alumnos se enfrentarán, esta vez, a nuevas formas de absorber las palabras de la página escrita a través de The permanent way [La vía permanente] de David Hare. Una obra que usa testimonios reales para construir una pieza de teatro documental sobre una serie de accidentes de tren que tuvieron lugar en la Inglaterra de finales de los 90, como consecuencia de la privatización de la red ferroviaria. Aprovechando la llegada de la maestra inglesa a la capital hemos buscado unos minutos para abordarla y plantearle algunas preguntas sobre el trabajo del actor y su trayectoria como maestra.

 

Brigid además dará el viernes 1 de septiembre a las 18.00pm en Nave 73 una charla abierta sobre su aproximación a la interpretación y podrá verse una pequeña muestra abierta del trabajo del taller.

Ante todo, Brigid, muchísimas gracias por responder a nuestras preguntas.

Muchas gracias a vosotros, es para mí un placer responder a ellas. Me hace muy feliz estar de nuevo en España trabajando con Carlota Gaviño y su equipo en la Escuela Nave 73. Estar con ellos en tan buen ambiente de trabajo es para mí un privilegio y un placer.

¿Qué hizo que decidieras dedicarte a la enseñanza? ¿Ocurrió algo en particular o fue más bien un cambio progresivo?

Creo que siempre he tenido la necesidad de enseñar, pero no empecé a hacerlo hasta que a los veintimuchos tuve a mis hijos y tuve que dejar de actuar, después de más de 14 años trabajando en teatro y televisión. Así que fue una decisión práctica al principio y, sí, supuso un cambio bastante repentino en mi carrera. Una cosa que me influyó en la toma de esta decisión fue cierta insatisfacción con la formación que recibí en la escuela de Arte Dramático en la que estudié. De hecho, en su autobiografía Vanessa Redgrave también expresa esta insatisfacción. Estuvimos en el mismo grupo durante los 3 años de nuestra formación en la Central School of Speech and Drama, junto a Judi Dench. Leyendo otras autobiografías de esa época he visto que muchos de los estudiantes hombres se sintieron apoyados y ayudados por la formación; mientras que quizá las mujeres no recibieron la misma atención. ¡Por supuesto Central ahora mismo es una escuela excelente! Yo imparto clases de Máster allí.

¿Qué significa para ti enseñar interpretación? ¿Cuál dirías que es la parte más importante en la formación de un actor?

Formar actores es el centro de mi carrera ¡y me encanta! Mi trabajo se está desarrollando todo el tiempo ya que aprendo cada día de los estudiantes. En este momento siento que el aspecto más importante de la técnica es la transición de lo que yo llamo la “verdad de la vida cotidiana” a “la verdad de la imaginación”, mediante una transferencia consciente de la atención de una a otra: vivir la vida de la escena, mientras se mantiene una conexión sensata con las realidades de la vida cotidiana… Así que, básicamente, puedes hacer de Romeo o Julieta más de una vez … ¡porque no estás muerto de verdad al final de la obra!

 ¿Puedes hablarnos de las personas que te han influido a lo largo de tu carrera?

Realmente todas las personas que he conocido y con las que he trabajado me han influido y me han enseñado de alguna manera. Como profesores, han sido muy importantes para mí Marshall Rosenberg y su enfoque vital sobre la Comunicación No Violenta; y Vasily Toporkov a través de su libro Stanislavsky en el ensayo (Stanislavsky in rehearsal).

¿Cómo llegaron las ideas de Stanislavski al Reino Unido? Desde tu punto de vista ¿cómo se ha desarrollado su “legado? ¿Estás de acuerdo con sus planteamientos?

Admiro y uso el Método de las Acciones Físicas de Stanislavksy; la parte final de su trabajo y para mí el enfoque más sano y práctico para nuestro arte. Su “legado” nos ha llegado fragmentado, como cualquier otra filosofía; cada escuela elige cuál de sus procedimientos y de sus teorías le viene mejor y eso es lo que enseña. ¡Cada uno de nosotros defendemos nuestra propia elección!

Habitualmente hablas de simplicidad, especificidad y de la necesidad de que el trabajo sea placentero; ¿puedes decirnos algo más sobre estos tres conceptos y su importancia en tu trabajo?

Bueno, ¿cómo mejorar esas palabras? Simplicidad, especificidad y trabajo placentero. ¡Eso son sencillamente los esenciales!

Empezaste tu formación como bailarina, y el movimiento parece muy importante en tu aproximación a la interpretación, ¿cómo influyeron esta formación y las ideas de Laban en tu trabajo?

Me encanta la claridad de Laban y su observación de la acción, entendida además como proceso interno del pensamiento y la emoción; así como expresión de aquellos en la acción-reacción. Fue para mí muy triste renunciar a la danza, pero tuve que hacerlo porque no era lo suficientemente fuerte físicamente como para desarrollar una carrera profesional como bailarina… Sin embargo, el placer y el gusto por el movimiento me han acompañado siempre. Esto incluye el placer del movimiento que produce el sonido: la voz hablada.

Después de todos estos años de trabajo infatigable, ¿en qué lugar te encuentras como maestra? ¿qué cosas te interesan ahora? ¿cómo ha evolucionado tu manera de enseñar a lo largo de los años?

¡No sé qué clase de maestra soy de un momento para otro! Ayer descubrí un ejercicio nuevo que nunca había hecho y hoy con otro grupo estoy encontrando nuevos enfoques e ideas para compartir. Como cada persona es nueva y diferente, el trabajo debe ser nuevo para satisfacer sus necesidades específicas momento a momento.

Hemos tenido el placer de leer tu libro Essential Acting, ¿por qué sentiste la necesidad de poner sobre papel tu experiencia?

Escribí el libro como una respuesta a la demanda de los actores con los que había trabajado. No fue fácil, pero sí supuso una gran disciplina para mí. La segunda edición es mejor que la primera y contiene nuevos planteamientos y ejercicios. Ahora tengo una página de Facebook para poder compartir nuevas ideas sin tener que escribir otro libro. Mi trabajo más reciente tiene que ver en gran medida con el proceso de aprendizaje de los textos y la conexión que se establece desde la primera lectura entre el actor y las palabras de su texto.

Si tuvieras que recomendar tres libros a un estudiante de interpretación, ¿cuáles serían?

Por supuesto, ¡me encantaría pensar que mi libro es útil para los actores! Además, recomendaría el libro de Toporkov del que hablaba antes y el libro Comunicación no violenta: Un lenguaje de vida de Rosenberg, que me parece una herramienta fundamental para saber más sobre uno mismo, los demás y las relaciones que establecemos unos con otros.

Toda la información aqui:

Contarle al público la historia de otro. Taller de interpretación con Brigid Panet, del 8 de agosto al 1 de septiembre de 2017 en la Escuela de Nave73

Autor

Iñigo Rodríguez-Claro
Licenciado en Arte Dramático por la RESAD [Real Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid], obtiene el CAP [Certificado de Aptitud Pedagógica] en la Universidad Complutense y ha complementado su formación con maestros como Marta Carrasco, Cicely Berry, Vicente Fuentes, Owen Hosley, John Wright, Katya Benjamin o Brigid Panet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *