Amor de niños, de Borja de la Vega

Amor de niños, de Borja de la Vega

En la imagen los actores Andrea Guasch y Joe Manjón, intérpretes de Amor de niños de Borja de la Vega

 

Por Luis Muñoz Díez

Amor de niños, de Borja de la Vega, es una pieza curiosa. La conforman tres cuadros perfectamente delimitados, en el primero nos muestra el momento en que se conocen Sofía y Roberto.

Se trata de un cuadro en tono comedia, con unos diálogos fluidos e ingeniosos, en que la pareja remarca sus diferencias, pero que revela una clara atracción.

Aparentemente no ha pasado más en la escena, que una chica guapa de clase alta tópica, coquetea con un chico guapo, muy tenaz, de un pueblo de Cantabria que es filósofo.

En el segundo cuadro nos presenta a la pareja en una estampa de felicidad conyugal, remoloneando en la cama. Roberto confiesa que está nervioso, incluso se esconde bajo las sábanas jugando, porque le espera una comida en la que va a conocer oficialmente a los padres, y a las hermanas de Sofía.

El chico, teme que este encuentro tire por tierra su idílica relación. Se rompa el hechizo, y se materialicen las diferencias entre una Sofia, hija del dulce encanto de la burguesía, y el chico con todo el encanto del mundo, pero de pueblo y autodidacta.

Es curioso que el tiempo de la cultura global, y ante una sociedad aparentemente desclasada, pueda intimidar de tal modo, la manera de coger unos cubiertos o saber el cómo y el cuando para cada cosa, garante de ciertas clases sociales.

Hasta aquí la función se mantiene en un tomo tierno y amable, aunque Borja de la Vega, no nos haya contado más que el temblor y, la duda, de dos personas buenas e inteligentes, que se quieren mucho.

En el tercer cuadro se encara el conflicto, que no es pequeño. Una puerta giratoria, de un cuadro a otro, nos lleva de la vida cotidiana al drama. Y es aquí, donde queda claro, que todo dicho era una información preciosa e imprescindible, todo adquiere sentido para conocer la mimbraría, que nos haga entender el drama.

Borja, ha creado unos personajes que se hacen querer, y despiertan la empatía del público, por eso antes les calificaba con una palabra tan injustamente devaluada, como es decir, que alguien es “bueno”.  Sofía y Roberto lo son, y es muy importante para el drama, porque esa es la clave que deja al público atornillado a la butaca, cuando la pareja se topa contra el paredón de una verdad incontestable.

Al final de la función todo adquiere sentido, y no te puedas imaginar otra Sofía, ni otro Roberto, que no sean Andrea Guasch y Joe Manjón. Borja de la Vega, ha conseguido que nos enamoremos de Sofía y Roberto, y se nos ponga un nudo en la garganta, ante una situación tan inclemente.

Andrea Guasch, Borja de La Vega y Joe Manjón, actriz, autor y actor de Amor de niñoz.

Andrea Guasch, Borja de La Vega y Joe Manjón, actriz, autor y actor de Amor de niñoz.

 

Amor de niños, de Borja de La Vega, con los actores  Andrea Guasch y Joe Manjón, se estrenó en la Sala Intemperie Teatro -Madrid- el 1 de diciembre de 2017, más información de fechas y horarios aquí.

Autor

Luis Muñoz Díez
Desde que me puse delante de una cámara por primera vez a los dieciséis años, he fechado los años por películas. Simultáneamente, empecé a escribir de Cine en una revista entrañable: Cine asesor. He visto kilómetros de celuloide en casi todos los idiomas y he sido muy afortunado porque he podido tratar, trabajar y entrevistar a muchos de los que me han emocionado antes como espectador. He trabajado de actor, he escrito novelas, guiones, retratado a toda cara interesante que se me ha puesto a tiro… Hay gente que nace sabiendo y yo prefiero morir aprendiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *