Aitor Gata, habla de su obra La Primera Gota

Aitor Gata, habla de su obra La Primera Gota

Con La primera gota, esperamos hacer sentir al público algo de miedo, provocarle alguna carcajada y sobre todo emocionarle como sólo la cercanía del teatro puede emocionar.

Por Luis Muñoz Díez

Aitor Gata, vuelve a poner sobre el escenario su obra La Primera Gota, que a partir del 6 de mayo se representará en El Umbral de Primavera, interpretada por Asier Iturriaga y Dion Cordoba los mismos actores que la estrenaron

La obra en su resultado es un thriller inquietante, que no se abstrae de la realidad, el trabajo con los actores, la iluminacióm y la utilización del espacio, tampoco son convencionales, por eso nos ha parecido interesate que el autor y director, nos hable de este nuevo latido que tendrá su obra con su puesta en escena, en la emblemática sala del barrio de Lavapiés, tan apta para la experimentación.

La entrevista en la que habla Aitor Gata de su obra tampoco será convencional, y es el mismo autor el que reflexiona sobre su obra, va contando sus intenciones, experiencia y resultado, con la libertad que fluyen y respetando sus tiempos.

Los actores Asier Iturriaga y Dion Cordoba, son los intérpretes La primera gota, de Aitor Gata.

Los actores Asier Iturriaga y Dion Cordoba, son los intérpretes La primera gota, de Aitor Gata.

Aitor, ¿por qué y cuando escribes La primara gota?

La primera gota fue la segunda obra de larga duración que escribí. Y también es la segunda que se estrena en teatros bajo el sello de la productora “El Palacio de papel”.  La primera fue “Cometiendo Aciertos” y era una obra eminentemente de relaciones de pareja. Al contrario que “La primera gota” que es una obra social. Cierto es que se cuenta algo de las historias de amor de ambos protagonistas pero es más bien un añadido necesario para generar el conflicto y la trama.

El objetivo

El objetivo último a transmitir en esta obra es su mensaje social.  Un mensaje de necesidad de cambio. Un mensaje que ataca muchas de las cosas que damos por establecidas pero que, en mi opinión, no deberían estarlo tanto. La publicidad, el sistema productivo, los valores sociales enfocados al “más tengo, más valgo” y lo que es mucho peor, el fallido sistema educativo en el que se enseña “si más consigues tener más valdrás”. Es más bien una crítica al sistema establecido, más que a un partido político concreto a un medio de comunicación específicos. Ya que, desde mi punto de vista, son los cimientos donde se apoyan todos los que han dejado de ser válidos independiente de su color o inclinación.

Todo este mensaje está horneado sobre la base de un thriller, que cuenta cómo una persona fuera de la sociedad por diferentes razones que se irán desgranando, secuestra a un actor famoso con un objetivo claro de matarle ante las cámaras.

El cómo contarlo todo (el secuestro) nació en una charla con un amigo pero sirvió de excusa para hablar de todo lo que quería contar en ese momento. Por aquel entonces yo estaba leyendo temas relacionados con el existencialismo, sobre todo diferentes textos de Sartre. Y además no hacía demasiados años que había cambiado completamente mi trabajo y quería contar parte de lo vivido. Yo abandoné un cómodo y bien pagado puesto de trabajo para dedicarme totalmente a la interpretación, a la dirección y a la dramaturgia.  En cierta manera quería contar cómo se puede tener una vida mucho más rica e interesante incluso cuando económicamente es mucho menos rentable y menos “segura” pero haciendo lo que realmente te gusta hacer. Como contar mi vida habría sido muy aburrido, decidí incorporar parte de este mensaje en “La primera Gota” ;)

El espacio para representar

El espacio para representar

La obra indaga en la parte oscura que todos tenemos

Respecto a la forma, se podría decir que es una especie de experimento textual en el que no tuve ningún miedo a generar un mensaje críptico y mesiánico. Y un texto un tanto oscuro con referencias más al cine que al teatro. Películas como “Carretera perdida” de David Lynch , o “El club de la lucha” de Fincher  son algunas referencias estéticas y argumentales. Incluidos los momentos de humor que tampoco faltan en dichas películas, sobre todo en El club de la Lucha.

A la hora del estilo de interpretación quizá la mayor de las referencias plasmadas en el guión y en la dirección de actores es el trabajo de Tom Hardy en algunas de sus películas menos conocidas.

Es una  obra que nos está dando muchas alegrías tanto de crítica como de asistencia de público y en la que además el proceso de montaje ha sido precioso en muchos sentidos.

Tengo entendido que la creación de personajes, fue un trabajo experimental.

Por una parte debido al método inicial de creación de personaje; Se realizó una inmersión durante varios días de trabajo cuando uno de los actores sólo había leído una vez el texto y el otro ninguna (esto estaba buscado, no fue por falta de tiempo). Y es una manera perfecta de generar personaje sin que exista un texto dramático en la cabeza del actor o actriz (en este caso dos actores) que les contamine. Ya que, una vez leído el texto, es inevitable hacer un juicio y de alguna manera se modifican los significados en la cabeza del actor. La creación previa de la “forma” permitió no judgar a los personajes y además meter en cada uno de los actores un imaginario completo previo al comienzo de los ensayos. Después no se necesitó más que memorizar el papel y ensayar la parte en la que interviene la tecnología,  pero la “esencia” de los personajes estaba desde el minuto uno a diferencia de otros proyectos en los que se pueden tardar semanas en llegar a este punto.

Y la puesta en escena

Otra de las cosas diferentes de este proyecto es su puesta en escena. Es una obra naturalista y esto lo quise llevar hasta sus últimas consecuencias. El atrezzo, la música y la iluminación son totalmente reales, es decir. La luces no son las del teatro, son las lámparas de obra que están en el lugar donde se desarrolla la obra y están realmente en el escenario, la única música es de un gramófono que activa uno de los actores porque lo necesita escuchar, y hemos diseñado e instalado un circuito cerrado con  cuatro cámaras de seguridad totalmente reales que se ven en un proyector y que maneja el secuestrador y que están integradas totalmente dentro de la trama.

Estás satisfecho con el resultado

Fue todo un reto conseguirlo pero creemos que el resultado final lo agradece mucho el público ya que le ayuda a conseguir la inmersión total buscada.

Estaremos los sábados 6, 13 y 20 de mayo a las 20h en “El umbral de primavera”. Una céntrica sala madrileña que se ajusta a la perfección a las necesidades de la obra y en la que vamos a hacer una utilización del espacio muy especial en la que el espectador va a tener una sensación de cercanía similar a la de estar viendo un micro teatro. Un ingrediente más para conseguir un realismo total.

Esperamos hacer sentir al público algo de miedo, provocarle alguna carcajada y sobre todo  emocionarle como sólo la cercanía del teatro puede emocionar.

Y con ello propagar La primera gota… para el cambio

Gracias, Aitor

Autor

Luis Muñoz Díez
Desde que me puse delante de una cámara por primera vez a los dieciséis años, he fechado los años por películas. Simultáneamente, empecé a escribir de Cine en una revista entrañable: Cine asesor. He visto kilómetros de celuloide en casi todos los idiomas y he sido muy afortunado porque he podido tratar, trabajar y entrevistar a muchos de los que me han emocionado antes como espectador. He trabajado de actor, he escrito novelas, guiones, retratado a toda cara interesante que se me ha puesto a tiro… Hay gente que nace sabiendo y yo prefiero morir aprendiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *