La Visita, de Carmen Resino o la belleza de la palabra pausada.

La Visita, de Carmen Resino o la belleza de la palabra pausada.

Pilar Barrera y Luis Perezagua en La visita, de Carmen Resino, dirección de Ramón Ballesteros

Por Luis Muñoz Díez

Carmen Resino, sitúa su obra La Visita en París, durante la ocupación alemana. Un guía de la Ópera se ve obligado a enseñar el mítico Teatro de madrugada, nada menos que a Adolf Hitler. Esta es la oportunidad que busca Resino, para dejarnos oír los sentimientos de una pareja, de la capacidad de aguante a la que se puede llega ante la adversidad, y de lo imprevisto de nuestras reacciones.

De alguna manera el guía recibe a este hacedor del infierno en la tierra, que sin duda fue Hitler, y encuentra a un hombre apasionado por la música, que conoce la Ópera palmo a palmo, y sueña con oír a Wagner en semejante escenario.

La intención del guía es aprovechar la cercanía con el monstruo para matarle, inmolándose como un héroe anónimo para liberar a Europa del horror de la guerra y la muerte, pero no puede hacerlo, sencillamente porque no es un asesino.

El guía desvela la visita a su mujer a toro pasado, con vergüenza y extrañeza ante su propia reacción. Hasta ahí la anécdota, y a partir de ahí se abre el sosegado dialogo de dos personas que han sufrido juntos una sucesión de tragedias que, una a una, serían capaces de amargar toda una existencia, y sumadas parecen anestesiar los sentidos, como un dolor crónico que en ningún momento cesa, pero permite seguir con la vida.

El texto tiene un componente literario, y eso establece cierta distancia dramática, pero emociona en una proporción directa cuando ahonda en el drama íntimo, como es la muerte del niño, o el miedo del hombre que temió que detrás de su hijo, se fuera tambien la mujer que tanto ama. 

Ramón Ballesteros dirige la función con un impecable ritmo lento, como requiere la intimidad del texto escrito por Carmen, cuenta con un decorado de Gabriel Carrascal, que sitúa con acierto la historia en su momento, y la iluminación primorosa de Diego Perezagua

El trabajo de Pilar Barrera y Luis Perezagua es excelente, recrean con energía y profunda desazón, esas complicidades que se establecen en las parejas que resisten juntos durante toda una vida, en que a veces aflora el entusiasmo de los jóvenes enamorados que fueron, o el desencanto que les ha ofrecido la vida. 

 

 

La visita original de Carmen Resino Dirección Ramón Ballesteros Intérpretes Pilar Barrera y Luis Perezagua Dirección de arte Gabriel Carrascal  Regidor José Luis Moreira  Diseño de Iluminación Diego Perezagua  Dirección de sonido Jorge Sánchez Estradé Productor Roberto J. Oltra Una producción de Uhura Audiovisual S.L.

Del 7 al 28 de noviembre de 2017 en el Teatro Infanta Isabel de Madrid, más detalles de fechas y horarios aquí

Autor

Luis Muñoz Díez
Desde que me puse delante de una cámara por primera vez a los dieciséis años, he fechado los años por películas. Simultáneamente, empecé a escribir de Cine en una revista entrañable: Cine asesor. He visto kilómetros de celuloide en casi todos los idiomas y he sido muy afortunado porque he podido tratar, trabajar y entrevistar a muchos de los que me han emocionado antes como espectador. He trabajado de actor, he escrito novelas, guiones, retratado a toda cara interesante que se me ha puesto a tiro… Hay gente que nace sabiendo y yo prefiero morir aprendiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *