37 FESTIVAL DE CINEMA DE MUNTANYA DE TORELLO. CRONICA 1

37 FESTIVAL DE CINEMA DE MUNTANYA DE TORELLO. CRONICA 1

Por Alberto P Cabana y Ester Dorca

La Plaça Nova de Torello vuelve a transformarse, como en los últimos 37 años, en el campo base de un colectivo tan diverso como interesante: escaladores extremos, kayakistas, parapentistas, alpinistas, pero también pastores de renos, monjes budistas o fotógrafos outdoor. Todos ellos se dan cita – virtualmente – en un festival de cine que, como en cada edición, nos hará sentir la intensidad de la aventura y la belleza de la montaña.
Durante los próximos 7 días, se proyectarán, en los dos escenarios habituales (Teatre Cirviànum y El Casal), 49 películas de las 179 presentadas, además de tener lugar otras actividades como charlas y exposiciones.

Sábado 16

Nada mejor para espabilarse de la migdiada que zambullirse junto con  un equipo de Kayakistas profesionales en el mismísimo Cañón del Colorado. Sin embargo, esta historia comienza muy lejos de allí, en un lugar tan diferente como el Monte Everest. Fue en ese ochomil donde Erik Weihenmayer, después de culminar el ascenso, escucho de un compañero la frase que, a la postre, le llevó al Colorado: «No dejes que ésta sea tu mayor hazaña». Y no era poca cosa lo que acababa de hacer, ya que ascendió a la montaña más alta del mundo siendo totalmente ciego. The weight of water, (Michael Brown. EUA. 2018) cuenta la historia de un épico descenso en kayak por el Cañón del Colorado, donde se encuentran algunos rápidos de dificultad 10/10, sólo aptos para los mejores palistas.

Cambiamos el agua por la roca, en este caso, por el granito de La Pedriza. En esta sierra cercana a Madrid, se han forjado varias generaciones de escaladores desde los años 20 del pasado siglo. Ignacio Mulero da una vuelta de tuerca a algunas de las escaladas clásicas abiertas con técnicas artificiales – utilizando anclajes para progresar y no sólo para asegurarse -, consiguiendo la “liberación” de algunas de ellas. Una actividad De locos, como reza su título. David López. España. 2018. Sin pretensiones de narrar actividades extremas, Guillermo Viñuales presenta en Bienvenidos a los Pirineos (España. 2019) algunas rutas de esquí de montaña en dicha cordillera. Un accidente en Peña Telera (sin consecuencias) hizo al público recordad que, no por ser bajas, las montañas son inofensivas.

Naturaleza y etnografía.

Mientras todo esto ocurría en el Teatre Cirviànum, y con un registro muy diferente, se proyectaron el El Casal 4 documentales en los que la naturaleza y el hombre acapararan todo el protagonismo.
Wild Austria (Rita y Michael Schlamberger. Austria. 2018) cuenta una historia basada en el agua, que ha esculpido paisajes y biosferas únicas y sorprendentes. Fluyendo líquida o sólida, el agua tiene un poder asombroso. Los glaciares surcan y desgastan montañas en formas extrañas durante millones, a veces sólo miles de años. Retrocediendo, desaparecen y llenan los lagos, pero incluso éstos, finalmente, acaban secándose y el bosque entonces se hace cargo del espacio vacío. Los ríos y las cascadas atraviesan las montañas, arrastrando millones de toneladas de grava a las tierras bajas, extendiendo nuevos hábitats.
Dos filmes nos aproximan a Mongolia, teniendo en común, además el marco geográfico, un crucial problema. La contaminación. El clima radicalmente continental, y el uso del carbón como fuente de calor, hacen de Ulán Bator una de las ciudades más contaminadas del planeta. En Sleepless / Repeat until death (Jorik Dozy y Silvan der Woerd. Holanda. 2019), un minero mongol lleva a su hija enferma lejos de la ciudad contaminada, para visitar al chamán. En la taiga, encontrará un hogar junto con los pastores de renos, y toma conciencia de que ese mundo también está cambiando. La globalización y la pérdida de los hábitats enmarca Bayandalai – Lord of the taiga (Aner Etxebarria y Pablo Vidal. Espanya. 2018). Bayandalai, anciano duhka y último gran pastor de renos de la taiga, reflexiona sobre el significado de la vida y la muerte en el bosque más grande del planeta.
Si bien la contaminación y la pérdida de los ecosistemas es un problema actual, las fake news son algo que no pertenece en exclusiva a nuestros tiempos. A finales del siglo XIX, se extendió la creencia de que el inofensivo quebrantahuesos era en realidad un asesino que no dudaba en robar niños de los pueblos de montaña para arrojarlos después desde las alturas. Esta creencia llevó a su desaparición en Los Alpes. La fabuleuse histoire du gypaète (Anne y Erik Lapied. Francia. 2019) explica cómo, muchos años después, esta especie de buitre ha sido re-introducido en Alpes. Una fotografía espectacular acompañada con ópera, hacen de esta producción una delicia para los sentidos.

La programación en el Casal continua con The spirit of Jaguar (Pavol Barabas. Eslovàquia. 2018). Cuatro amigos viajan con canoas a través de la jungla amazónica para alcanzar la Sierra Maigualida, una zona nunca antes visitada por europeos. Allí encontrarán la tribu de los Hodi. Durante muchos días convivirán con ellos en su poblado, y comprobarán su respeto por la naturaleza y la búsqueda del equilibrio, en contraposición a las urgencias infinitas de nuestro modo de vida occidental.

Algo más cerca de casa, finaliza la jornada en lo que a naturaleza y etnología se refiere con Le ciel, la terre et l’homme (Caroline Reucker. Alemanya. 2018). A través de las historias de cuatro personajes, el espectador se sumerge en su vida cotidiana, descubriendo sus deseos y el sentido de pertenencia. El paisaje del desierto montañoso de Marruecos, azotado por un viento constante, contribuye a acentuar la dureza de la vida de un lugar tan inhóspito.

Sessió Neu Extrem, para los fanáticos del esquí.

Como cada año, la sesión de nieve extrema recopila los descensos más salvajes de esta disciplina. Dos de los filmes presentados, son actualizaciones de otros anteriores, como es el caso de Snowmads – Sense of home (Austria, 2019). Marco Freudenreich y su equipo de esquiadores nómadas nos invita a seguirles por las montañas de casa, los Alpes Austriacos. En la edición del año pasado, fueron de la mano cordilleras de lugares exóticos, como Turquía o Irán, con el esquí extremo. En 2019, se pierde la primera parte de la ecuación, dejando reducido el trabajo de Freudenreich a una sucesión de descensos vertiginosos, y algunas pinceladas de la forma de vida de los protagonistas. El otro upgrade corre por parte de

South lines (A.Navarro, A. Millan y T. Trull. España. 2018). El equipo de esquiadores, regresa a Patagonia buscando las líneas más agresivas y las canaletas más difíciles en un entorno salvaje y de una gran belleza. Algunas imágenes ya se vieron en la edición de 2018, lo que resta algo de interés para aquellos que ya la vimos el año anterior. Volvemos a Austria acompañados de Valentin Werner-Tutschku con Calm after the storm (Austria, 2019). Según nos pudo contar Werner antes de la proyección, la tormenta a la que se refiere el título no es un evento climatológico. Hacía alusión a la tempestad consumista que se produce cada Navidad, y que tras la cual, encontraron la paz descendiendo montañas. Bastante más lejos, a menos de 800 km del Polo Norte está la Cordillera Ártica, la cordillera más al norte del planeta. Es una de las zonas más frías de la tierra, habitada por osos polares y lobos árticos. Matthias Haunholder y Matthias Mayr se proponen esquiar en las pendientes de la cordillera. Una aventura que necesitará el apoyo de los inuit, y de un perro de trineo. 83º Ski the noth (Matthias Mayr. Austria. 2019) resulta interesante tanto por los lugares que nos muestran – la isla Ellesmere o la Cordillera Ártica- , como por hacernos testigos del enorme trabajo logístico que representa una actividad como ésta. Finaliza la jornada de Neu Extrem con Hors piste (L. Brunel, L. Cavalier, C. Jalabert, O. Malet. Francia. 2018), un corto de animación. En él, contemplamos – horrorizados – el chapucero rescate de un esquiador por dos borrachines y despiadados personajes. Fueron 6 minutos de risas, y algo de pena al ver cómo trataban al pobre esquiador herido. Muy simpática.

Fin de jornada

La última sesión del día nos traslada al Himalaya indio, concretamente a una montaña de altitud modesta si la comparamos con sus vecinas. Changabang and the mirrors of a repetition (Jean-Pierre Tauvron, Francia 2019), narra la ascensión de los más de mil metros de escalada mixta (sobre roca, nieve y hielo) realizada por el Groupe Militaire de Haute Montagne francés. Tanto la actividad realizada, como las imágenes son impresionantes, no así el ritmo o el acercamiento a los protagonistas de la gesta. En cualquier caso, la envergadura de la ascensión y la belleza del entorno, justifican visualizar con atención los 52 minutos de este cortometraje.
Espiritualidad y escalada en roca se mezclan en Fissure (Christophe Margot. Suiza. 2018). Se trata de historia del suizo Didier Berthod, uno de los mejores escaladores mundiales de fisuras. En el año 2000 decidió hacerse cura, dejando la escalada para el resto de los mortales.
La última proyección del día, con el Teatre hasta la bandera, fue Pyrénéisme d’hier et d’aujourd’hui (Francia, 2019). La periodista francesa Laurence Fleury presentó su producción en primicia, y explicó que, de lo que se trataba, era de explicar el significado de “Pyrénéisme” (pirineismo), en contraposición con otros términos como alpinismo, andinismo o himalayismo. Para ello, da la palabra a algunos de los pirineistas más prestigiosos, como los hermanos Ravier o Patrice de Bellefon. Sin entrar a juzgar la calidad de su corto, parece poco acertada la hora y día de programación de éste, así como del anterior. Probablemente, las expectativas del público en la sesión más concurrida de todo el festival, iban más en la línea de filmes como Manaslu (proyectado el martes), en los que las gestas y los paisajes espectaculares acaparan todo el protagonismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *