“10% De Tristeza” de Camacho y Vila Soriano o El secreto para generar felicidad

“10% De Tristeza” de Camacho y Vila Soriano o El secreto para generar felicidad

Los actores: Julia Monje, Lorena Benito, Antonio Sansano, Teresa Rivera y Carlos Troya en un momento de la representación de  “10% de Tristeza” ideado y creado por Rakel Camacho y Mireia Vila Soriano.

 

Por Luis Muñoz Díez

 

“10% de Tristeza” es un trabajo conjunto de las creadoras Rakel Camacho y Mireia Vila Soriano, con los actores: Julia Monje, Lorena Benito, Antonio Sansano, Teresa Rivera y Carlos Troya. Se nota que el trabajo es conjunto porque el resultado es compacto. Todos los que hacen posible la función son fundamentales para conformar el barroco y colorido mosaico que nos presentan, cualquier falta o sustitución haría que “10% de Tristeza” fuera otra función, ni mejor ni peor, simplemente otra.

El espectáculo es un container de emociones, en busca de la quimera de eso que llamamos felicidad, que a veces intentamos alcanzar por los caminos que nos dicta la razón, cuando es la intuición o la recreación de nuestro propio imaginario es lo que nos proporciona los instantes mas cercanos semejante utopía. Como le ocurre a Antonio Sansano, que respondiendo a la pregunta de Rakel y Mireia creadoras de la performan, de cuál era su recuerdo de máxima felicidad. Les responde, que cuando están a punto de dar la salida a su filá en las fiestas de Moros y cristianos en su ciudad. Allí olvida el teatro, los aplausos, todo. Olvida lo que es y lo que fue, futuro y pasado, recrea ese instante en que todo encaja, y nos indica que se puede ser feliz.

Los actores Antonio Sansano, de drag dragón frente a Carlos Troya, un astronauta imposible en 10% de Tristeza de Rakel Camacho y Mireia Villa Soriano Teresa Rivera y Carlos Troya

Los actores Antonio Sansano, de drag dragón frente a Carlos Troya, un astronauta imposible en 10% de Tristeza de Rakel Camacho y Mireia Vila Soriano Teresa Rivera y Carlos Troya

Ni puedo, porque la función es como un castillo de fuegos artificiales, que va sorprendiendo por momentos con cada nueva tanda de disparos, que nos deja con la boca abierta, sin palabras para contar lo que hemos sentido. Tampoco quiero destripar nada, porque mi intención al escribir sobre 10% de Tristeza , es animarlos a que asistan a una representación, y tengan la oportunidad de experimentar la agradable sensación con la que abandonamos los espectadores el Teatro al final de la representación.

La polifacetica actriz Julia Monje nos demuestra que su flexibilidad puede transformarla en la mujer plastilina en un momento de la representación de 10% de Tristeza de Rakel Camacho y Mireia Villa Soriano

La polifacetica actriz Julia Monje nos demuestra que su flexibilidad puede transformarla en la mujer plastilina en un momento de la representación de 10% de Tristeza de Rakel Camacho y Mireia Vila Soriano

A la función que asistí el elenco estaba formado por Julia Monje, Antonio Sansano, Teresa Rivera, Carlos Troya y la voz de Álvaro Romero, que por sorpresa corta las confidencias de Julia Monje a Carlos Troya. La voz de Álvaro es un lamento dentro de la fiesta, que sobrecoge y emociona.

No sería justo resaltar la interpretación de ningún miembro del elenco sobre otra, porque como decía más arriba el elenco es compacto. Teresa Rivera es la primera sorpresa, una fallera con el pelo rapado, tras ella la pared descarnada de la Cuarta Pared, se enfrenta a un Carlos Troya enfundado en un traje de astronauta imposible, mientras Julia Monje nos demuestra que su flexibilidad puede transformarla en la mujer plastilina, y de pronto irrumpe Antonio Sansano encaramado en unos tacones de vértigo, con ceñido vestido de terciopelo con rajas laterales y cabeza de dragón. La drag qeen dragón, ofrece a los espectadores langostinos en una bandeja, de ahí a su estriptis, ducha de coca cola y su empane de confeti y purpurina, cual croqueta, es un incresenso en tiempo y espacio en que los cuatro actores se entregan sin usura. El público se empapa de su vitalidad hasta el punto de que acaba bailando bajo la lluvia de confeti y purpurina, en ese momento creado para guardar en el álbum de los momentos gozosos.

Teresa Rivera, la fallera rapada de fondo la descarnada pared del La Cuarta parez en un momento de 10% de Tristeza

Teresa Rivera, la fallera rapada de fondo la descarnada pared del La Cuarta parez en un momento de 10% de Tristeza de Rakel Camacho y Mireia Vila Soriano

10% de Tristeza es un espectáculo muy mediterráneo como indica su sobre título Comer, cagar y volver a empezar, muy de tripas. Arraigado a la tierra, que va de cara y no vende humo para hallar la felicidad, pero demuestra que se pueden crear momentos felices, todo es ponerse.

Enhorabuena Julia Monje, Teresa Rivera, Antonio SansanoCarlos Troya, vuestro trabajo en esplendido, y a Rakel y Mireia por haber logrado poner en pie la idea de una forma tan brillante.

 

En cartel en hasta el 21 de septiembre en Sala Teatro Cuarta Pared, más información de fechas y horarios aquí.

Autor

Luis Muñoz Díez
Desde que me puse delante de una cámara por primera vez a los dieciséis años, he fechado los años por películas. Simultáneamente, empecé a escribir de Cine en una revista entrañable: Cine asesor. He visto kilómetros de celuloide en casi todos los idiomas y he sido muy afortunado porque he podido tratar, trabajar y entrevistar a muchos de los que me han emocionado antes como espectador. He trabajado de actor, he escrito novelas, guiones, retratado a toda cara interesante que se me ha puesto a tiro… Hay gente que nace sabiendo y yo prefiero morir aprendiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *